Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía y los servicios de emergencia se despliegan en la calle Bourke de Melbourne el 20 de enerod e 2017, tras el atropello mortal de varios transeúntes

(afp_tickers)

Un hombre con antecedentes psiquiátricos y al volante de un coche mató este viernes a tres personas e hirió a otras 15 al embestir a unos peatones en Melbourne, anunció la policía, que descarta la pista terrorista.

Según unos testigos, "varios cuerpos volaron por los aires" mientras los transeúntes corrían para escapar del coche, que se abalanzó a gran velocidad contra ellos, en el centro de la ciudad más grande del país.

Australia teme ataques del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en su territorio. Las autoridades afirman haber frustrado en Melbourne varios atentados planeados para el día de Navidad.

Pero la policía del estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, descarta un móvil terrorista.

"Este individuo no tiene ninguna actividad terrorista", declaró el jefe de la policía del estado, Graham Ashton. "No consideramos terrorista este caso", reiteró.

"Sabemos que el individuo carga con un pasado de violencia familiar", dijo.

El conductor, de 26 años, resultó herido en el brazo por disparos de la policía, que asegura que tiene antecedentes psiquiátricos y vínculos con casos de droga.

"A estas alturas no hay ninguna amenaza adicional para la población", afirmó por su parte Stuart Bateson, otro responsable de la policía local.

- 'Carnicería' -

Antes de abalanzar su vehículo contra la multitud en torno a las 14H00 locales (03H00 GMT), el conductor bloqueó el tráfico en un cruce del centro de la ciudad, frente a la estación de Flinders Street.

"El hombre hizo trompos con el coche en el cruce de Flinders Street y Swanston Street, giró a la izquierda en Bourke Street y embistió a la muchedumbre, continuando la carrera en la acera", describió el policía.

En un vídeo aficionado colgado en YouTube, se ve el coche girando sobre sí mismo mientras el conductor arengaba a los transeúntes desde la ventanilla.

Un hombre, una mujer y un niño murieron arrollados en Bourke Street, según Ashton.

Otras 15 personas resultaron heridas, cinco de ellas de gravedad. El hospital real infantil afirma haber atendido a cuatro niños de entre tres meses y 12 años.

Según Ashton, se sospecha que el conductor apuñaló a su hermano en Windsor, a las afueras de Melbourne, a primeras horas del día.

Varias cadenas de televisión difundieron imágenes en las que se veía el coche rojo, con la carrocería abollada, las puertas abiertas y el parabrisas hecho añicos.

En un vídeo aficionado se ve la detención del conductor. La policía lo aleja del coche arrastrándolo por las piernas. Está tumbado en el suelo boca abajo y con las manos atadas a la espalda.

"No se detenía. Los peatones intentaban huir, pero él seguía avanzando, arrollando a la gente a su paso", declaró un testigo no identificado que cita el Herald Sun de Melbourne.

Kylie Clark, otro testigo, afirma haber visto "cuerpos volar por los aires".

Policías armados están desplegados en el centro de la ciudad, donde se disputa el Abierto de Australia de tenis, a un kilómetro de Bourke Street.

"En la acera, había una carnicería", declaró a la AFP una mujer que quiere mantener el anonimato.

En una fotografía difundida en las redes sociales, se ve un cochecito de bebé por el suelo.

Australia subió el nivel de alerta después del atentado cometido en diciembre en Berlín, donde 12 personas murieron arrolladas por un camión que embistió a la muchedumbre en un mercadillo navideño. El ataque fue reivindicado por el EI.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP