Navigation

Una Asamblea francesa teñida de azul Macron

El presidente francés Emmanuel Macron en París, el 16 de junio de 2017 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 19 junio 2017 - 01:07
(AFP)

Como era previsible, el partido centrista del presidente francés, Emmanuel Macron, obtuvo domingo 341 de los 577 escaños de la Asamblea Nacional, muy por encima de la mayoría absoluta, dejándole una parte mínima del hemiciclo a las otras formaciones.

Según cifras del ministerio del Interior a las 23H00 GMT (excepto las 11 circunscripciones de franceses en el extranjero), el movimiento La República en Marcha, creado hace apenas un año, ganó holgadamente por delante de la derecha, que consiguió 135 diputados, la extrema derecha (8 diputados), la izquierda radical de Jean-Luc Mélenchon y sus aliados (27) y el Partido Socialista (43).

Esta amplia victoria permitirá al recientemente elegido presidente llevar a cabo sus reformas socio-liberales.

- Una derecha dividida -

La derecha, que esperaba en un principio poder evitar que el nueve jefe de Estado obtuviera la mayoría, termina con 135 diputados, de los cuales una parte está dispuesta a apoyar al partido de Macron.

Su líder, François Baroin, tendrá que vérselas para intentar poner orden en su partido, dividido entre los partidarios de la apertura y los conservadores que quieren poner trabas a los centristas de La República en Marcha.

- La extrema derecha destrozada, Le Pen sobrevive -

Tras haber conseguido llegar a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el ultraderechista Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen ha sufrido un duro revés con solo ocho diputados en la Asamblea, frente a los dos que tenía en la anterior legislatura.

Superviviente de la debacle, la líder de la formación antiinmigración y antieuro accede por primera vez a un escaño parlamentario. Pero pierde, por mucho, su objetivo de convertir al FN en el "primer partido de la oposición de Francia", ya que ni siquiera consiguió suficientes diputados para formar un grupo parlamentario propio.

- Mélenchon encabeza un grupo de izquierda radical -

El partido Francia Insumisa del tribuno Jean-Luc Mélenchon obtiene 27 escaños, incluyendo el Partido Comunista, un número que le permite crear un grupo parlamentario.

El jefe del movimiento, que ha conseguido ganar en Marsella (sur), promete armarla desde la bancada del parlamento, sobre todo oponiéndose ferozmente a la reforma del código del trabajo prometida por Macron.

- Los socialistas, hundidos -

El Partido Socialista, que controlaba la mitad de la Asamblea saliente durante el mandato de François Hollande, se hundía con sus aliados con 43 escaños, un fracaso histórico en el que numerosos pesos pesados de la izquierda han perdido su banca en el parlamento, como su primer secretario, Jean-Christophe Cambadélis, eliminado en la primera vuelta.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.