Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de un puesto de la frontera de Catar con Arabia Saudi, el 23 d junio de 2017

(afp_tickers)

Emiratos Árabes Unidos pidió este viernes a Catar que se tome "en serio" las peticiones de sus vecinos, entre ellas una reducción de sus relaciones con Irán y el cierre de la cadena Al Jazeera, para acabar con la crisis del Golfo.

El ministro emiratí de Relaciones Exteriores, Anwar Gargash, lanzó esa advertencia después de que varios medios de comunicación anunciaran que Kuwait, mediador entre Catar y sus adversarios, entregó a Doha una lista de 13 peticiones formuladas por éstos últimos para poner fin a la crisis diplomática iniciada el 5 de junio.

Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto exigen, entre otras cosas, que Catar reduzca sus relaciones con Irán -gran rival regional de Riad- y cierre el canal de televisión Al Jazeera y una base militar turca en su territorio. Doha tiene un plazo de 10 días para cumplir esas peticiones, añadieron.

Los cuatro rivales de Catar también reclaman que Doha rompa sus vínculos con movimientos extremistas, entre ellos la cofradía de los Hermanos Musulmanes, el grupo Estado Islámico (EI), Al Qaida y el Hezbolá chiita libanés, según una versión del documento que circula en redes sociales.

Los países que rompieron sus relaciones diplomáticas con Catar piden asimismo que extradite a los opositores de los cuatro países en su poder y que cierre, además de Al Jazeera cuya línea editorial consideran demasiado cercana a los islamistas, las páginas de noticias Arabi21, Rassd, Al Arabi al Jadid y Middle East Eye.

El ministro emiratí acusó a Catar de haber "filtrado" el documento, añadiendo que Doha "intenta hacer fracasar la mediación" llevada a cabo por Kuwait.

"Sería sensato que [Catar] se tome en serio las peticiones y las preocupaciones de sus vecinos. De lo contrario, el divorcio será efectivo", amenazó Gargash.

- Una pelea familiar, según EEUU -

Catar confirmó que había recibido la lista de peticiones, contenidas en un documento.

"El Estado de Catar está actualmente estudiando ese documento, las solicitudes que contiene y los argumentos en los que se basa, antes de dar una respuesta apropiada", indicó en un comunicado la cancillería catarí.

La cadena Al-Jazeera afirmó por su parte que los llamamientos para que deje de emitir son un "intento de silenciar la libertad de expresión".

"Creemos que los llamamientos para que se cierre Al-Jazeera son un intento de silenciar la libertad de expresión en la región y de suprimir el derecho a la información" dijo la cadena en un comunicado.

El 5 de junio, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos encabezaron la ruptura de todos sus vínculos con Catar argumentando que apoya al grupo Estado Islámicos y su cercanía con Irán.

Otros aliados, como Baréin y Egipto, los siguieron.

Arabia Saudita ha acusado a Irán, su rival regional, de interferencia en el Medio Oriente.

La ONU ofreció el viernes ayudar a resolver la crisis. El secretario general de la organización mundial, Antonio Guterres, había dicho a principios de esta semana que Kuwait era el más adecuado para conducir los esfuerzos para distender la crisis.

La Casa Blanca estimó por su parte el viernes que la crisis del Golfo es ante todo un "asunto familiar" y manifestó su disposición a facilitar las conversaciones, pero llamó a los países involucrados a hallar solos, entre ellos, una salida negociada.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP