Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Policías y soldados luchan contra el grupo Abu Sayyaf en la localidad filipina de Napo, en abril de 2017. Estos rebeldes islamistas decapitaron a dos marinos vietnamitas a los que mantenían secuestrados, informaron las autoridades este miércoles

(afp_tickers)

Rebeldes islamistas decapitaron a dos marinos vietnamitas que estaban secuestrados desde hace ocho meses en el sur de Filipinas, informaron este miércoles las Fuerzas Armadas del archipiélago.

Las tropas filipinas hallaron los restos de dos rehenes la mañana de este miércoles en la isla de Basilán, bastión del grupo Abu Sayyaf, indicó la portavoz militar Jo-Ann Petinglay.

"Fue una medida desesperada por parte del grupo Abu Sayyaf, al ver que no lograban ganancias con sus actividades de secuestro", dijo Petinglay a la AFP.

Inicialmente, Abu Sayyaf era una difusa agrupación creada en los años 90 con medios suministrados por la red islamista Al Qaida de Osama Bin Laden. Luego se dividió en distintas facciones, dedicándose algunas de ellas a la violencia y los secuestros.

Una facción rindió pleitesía al grupo yihadista Estado Islámico y algunos de sus miembros mantienen el control de varios sectores de Marawi, la ciudad musulmana más importante de este país mayoritariamente católico.

Algunos rebeldes siguen ocupando partes de la ciudad, a pesar de la ofensiva respaldada por Estados Unidos que ha dejado 460 muertos y que ha provocado que 400.000 personas fueran desplazadas desde su inicio en mayo.

Los dos vietnamitas habían sido secuestrados en noviembre junto a otros cuatro de la misma nacionalidad. Eran miembros de la tripulación de un barco que fue abordado por rebeldes frente a la costa de Mindanao, indicó la fuente militar.

Uno de los seis tripulantes fue rescatado el mes pasado y tres siguen en cautiverio, precisó Petinglay.

Los miembros del grupo Abu Sayyaf retienen en total a 22 rehenes, entre ellos 16 extranjeros, según la portavoz.

Abu Sayyaf acostumbra a decapitar a sus rehenes si no les pagan el rescate exigido. El alemán Juergen Kantner, de 70 años, fue decapitado en febrero tras rechazarse la exigencia de un rescate de 600.000 dólares demandados por sus captores. El año pasado, los islamistas filipinos decapitaron a dos canadienses.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP