Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cae una nueva tormenta sobre el UBS



El UBS denunció la víspera un fraude por 2.000 millones de dólares.

El UBS denunció la víspera un fraude por 2.000 millones de dólares.

(Keystone)

La prensa suiza acribilla al banco por el “caso Adoboli”. La Liberté le reprocha su ligereza al dar el anuncio y Le Temps, la pérdida de una confianza apenas recuperada. Mientras tanto, la Tribune de Genève y el Blick sugieren que Grübel debe partir.

La bolsa castigó duramente la acción el UBS el jueves (-10,8%), pero hoy se recupera. Las tres calificadoras internacionales ponen al grupo bajo vigilancia.

La prensa suiza no hizo concesiones al UBS esta mañana. El escueto anuncio del banco –cuatro líneas- en el que notificó que enfrentará pérdidas del orden de los 2.000 millones de dólares por transacciones ilícitas realizadas por uno de sus corredores, fracturó la confianza que el grupo ganaba paso a paso y despertó toda clase de dudas sobre su sistema de control de riesgos.

La Liberté (Friburgo) calificó de peculiar la estrategia de comunicación del UBS, que en cuatro párrafos intentó zanjar uno de los escándalos más candentes de su historia. “La investigación en curso”, afirmó la publicación, “le traerá muchas sorpresas más”. Pero la posibilidad de regresar a los números rojos durante el tercer trimestre es una mala nueva para los empleados que viven ya el proceso de reestructuración del banco, cita.

El diario Le Temps (Ginebra) estimó que este fraude es la gota que derrama el vaso, una humillación y un deshonor total “para un establecimiento que pensábamos que había dejado ya los negocios oscuros y que recuperaba la confianza en su entorno”.

La Tribune de Genève (Ginebra), por su parte, sugirió que UBS tendría que analizar límites para su actividad en la banca de inversión (la que más ganancias, pero también más dolores de cabeza le ha provocado), y fue más lejos al afirmar que Oswald Grübel, consejero delegado del grupo, se arriesga a no timonear al grupo para decidirlo.

Una visión a la que se sumó el Blick, que aseguró categórico que éste es “El fin de Grübel”, que pese a su “arrogancia tenía la reputación de ser un buen banquero… hasta ayer. Ahora debe asumir la responsabilidad del fracaso de su control de riesgos”.

Queridos colegas

Los empleados de UBS conocieron la noticia a través del propio Oswald Grübel. El Consejero Delegado del grupo envió un correo electrónico (15.09) a sus empleados que cita a la letra:

“Queridos y queridas colegas: Tengo la pena de informarles que ayer descubrimos transacciones no autorizadas realizadas por un corredor de la banca de negocios. En apego a las obligaciones de divulgación que tenemos, lo hemos notificado inmediatamente a los mercados. Una investigación está en curso, pero estimamos de antemano que las pérdidas podrían ascender a 2.000 millones de dólares.

"Esto podría llevar a UBS a anunciar pérdidas durante el tercer trimestre del 2011. Las posiciones de los clientes no han sido afectadas. Sabemos que ustedes se encuentran confrontados ya al problema de operar en mercados poco favorables y hostiles. Aunque esta noticia es perturbadora, no modifica los fundamentos de nuestra empresa. Les pedimos seguir concentrados en los clientes, que cuentan con su respaldo para guiarlos en tiempos de incertidumbre.

"Puedo asegurarles que nosotros, como dirección, trabajamos en estrecha comunicación con la banca de inversión para poner punto final a la brevedad a este problema. Nos esforzaremos por esclarecer exactamente lo que pasó. Y los tendremos al tanto de los progresos en la investigación”.

“Bajo la lupa”

Primero Moody’s y después Standard & Poor’s y Fitch, los tres titanes internacionales de la calificación de riesgos de empresas y deudas soberanas, anunciaron que colocan las notas de UBS “bajo supervisión”.

En el caso de Moody’s, puso el papel de largo plazo en “AA3”, lo que implica un riesgo de degradación producto de la evidencia de una mala o insuficiente gestión de riesgos.

La calificadora explicó: “Tenemos temores con respecto a la capacidad de la gestión para materializar una cultura de riesgo sana y sólida mientras se consigue al mismo tiempo fortalecer posiciones en algunos segmentos de mercado”.

S&P notificó este viernes (16.09) que coloca la nota de crédito de largo plazo de UBS en evaluación “A+”, bajo supervisión con implicaciones negativas.

S&P argumentó que “las pérdidas son manejables desde el punto de vista financiero, pero son un revés al esfuerzo de la banca de restablecer su reputación y mejorar su gestión de riesgos tras el desempeño que tuvo entre 2007 y 2009”.

Y Fitch hizo lo mismo, al colocar la llamada “nota de solidez” del grupo bajo vigilancia, también en este caso con implicaciones negativas.

Ambiente especulativo

En 2007 -antes de los subprime, la recesión mundial y los conflictos entre UBS y el fisco estadounidense-, la acción del UBS cotizaba alrededor de 70 francos suizos. Hoy, los títulos del banco se intercambian en 10 francos. Por cierto, la mitad de lo que valían hace solo un año.

El anuncio de la víspera derribó la acción de UBS, que en una sola jornada perdió 10,8%.

Este viernes la bolsa despertó indiferente frente a los problemas del banco. El título ganó entre 0,20 y 0,30% durante las primeras tres horas de cotización.

Paradójicamente, al mediodía, tras la confirmación de S&P y Fitch de que colocaban bajo supervisión las notas del banco, el título avanzó en lugar de retroceder. Para las 14h00 había ganado ya 3,5%, y a las 15h30, el curso se ubicaba en 10,22 francos, con una ganancia acumulada de 5%.

Un repunte que según analistas el Banco Cantonal de Zúrich tendría dos explicaciones: la Bolsa de Valores Suiza (SIX) sobrerreaccionó el jueves y hoy regresa a un punto más equilibrado, y número importante de especuladores que compró barato ayer quieren tomar ganancias inmediatas hoy.

El BCZ puntualiza que el nuevo escándalo del UBS llega en un momento delicado, justo cuando la institución comenzaba a recuperar cierta credibilidad y confianza.

Escándalos del UBS...

UBS ha sufrido todo tipo de embates durante los últimos años, todos ellos derivados de sus propias acciones.

Subprimes (2008-2009). UBS fue el banco europeo más afectado por esta crisis, enfrentó pérdidas por 40.000 millones de dólares por tomar riesgos excesivos.

EEUU. (2008-2010). Washington descubrió una conspiración contra el fisco cobijada por el UBS. El desenlace: una persecución que derivó en la violación del secreto bancario suizo; la entrega de datos confidenciales de 4.450 cuentas del banco en EEUU; y una tortuosa negociación entre Washington y Berna para l puso punto final al asunto.

MADOFF (2011). El fideicomiso encargado de liquidar los activos de B. Madoff demandó a UBS por 2.000 millones de dólares por engañar a sus clientes y a los reguladores de EEUU y Luxemburgo.

CASO ADOBOLI (2011). UBS descubre que uno de sus corredores londinenses ha realizado operaciones ilícitas que le costarán al banco pérdidas del orden de los 2.000 millones de dólares.

Fin del recuadro

¿Quién es Adoboli?

Sobre el responsable del las gestiones fraudulentas que vuelven a colocar a UBS contra la pared se sabe poco aún.

De acuerdo con la prensa británica, la Policía de la City (centro financiero de Londres) detuvo a Kwedu Adoboli, 31 años, como presunto responsable.

Originario de Ghana, pero formado en colegios ingleses, era empleado del UBS desde hace más de cinco años.

Antes de estallar el escándalo formaba parte de la londinense División Europea de Gestión de Capitales, en un selecto servicio conocido como Delta One, especializado en productos derivados.

Fin del recuadro

Contexto

UBS es producto de la fusión, en 1998, entre la Sociedad de Bancos Suizos y la Unión de Bancos Suizos. De ella nació el banco más importante de Suiza, especializado en la gestión de fortunas.

Concentra alrededor de 30% de la actividad financiera nacional y tiene sedes en Basilea y Zúrich.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×