Navigation

¿Reprogramar recuerdos traumáticos?

​​​​​​​

Este contenido fue publicado el 15 junio 2018 - 13:49
Corte del giro dentado de un ratón con una neurona verde activada en el momento en que el animal recuerda una experiencia traumática. ATS

Neurocientíficos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) localizaron las células que permiten reprogramar recuerdos duraderos de experiencias traumáticas para transformarlos en recuerdos de seguridad. El estudio fue publicado por la revista Science.

Los recuerdos de experiencias traumáticas pueden causar problemas mentales como el trastorno de estrés postraumático, indicó el jueves la EPFL en un comunicadoEnlace externo. Casi un tercio de la población presenta problemas ligados al miedo o al estrés en algún momento de su vida.

“Nuestros hallazgos permitieron sacar a la luz, por primera vez, los procesos que están en la base del éxito del tratamiento de los recuerdos traumáticos”, explicó Johannes Graff, profesor de la Facultad de Ciencias de la Vida, citado en el comunicado.

En este campo, una pregunta ha generado debate durante mucho: la de saber si la reducción del miedo pasa por la eliminación del registro de origen en la memoria y su reemplazo por un nuevo registro de seguridad, o por una reescritura en el registro original. Aunque no excluyen la eliminación, los resultados de este estudio tienden a la segunda hipótesis.

La investigación se centra en la comprensión de la capacidad del cerebro para reducir los recuerdos traumáticos. Pero, sorprendentemente, pocos estudios han investigado las opciones de tratamiento para mitigar el trauma duradero (o “miedo distante”) en modelos animales.

Los científicos de la EPFL encontraron que la atenuación del miedo distante en el cerebro está relacionada con la actividad del mismo grupo de neuronas que aquel que participa en el almacenamiento de esos recuerdos. Trabajando con ratones, encontraron esas neuronas en el ‘giro dentado’, una zona del hipocampo que participan en la codificación de la memoria y la reducción del miedo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.