Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Credit Suisse suprimirá 5.300 empleos

El segundo banco suizo sufre los efectos de la crisis financiera.

(Keystone)

El segundo banco helvético anuncia un nuevo Plan Estratégico y detalla que en Suiza serán eliminados 650 efectivos. Otras dos plazas sensiblemente afectadas serían Nueva York y Londres.

Pérdidas por 3.000 millones de francos suizos entre octubre y noviembre explican un listado de decisiones que también tocarán el bolsillo de sus directivos.

Credit Suisse decidió cerrar el año con un anuncio radical: un nuevo Plan Estratégico que supone una reducción sustancial de riesgos, gastos y personal.

La situación no exige menos, afirma, ya que las pérdidas netas continúan en el seno del banco número dos de Suiza. Resultado: 5.300 efectivos serán despedidos en los próximos meses, de los cuales 650 en Suiza. Se trata del 11% de su plantilla laboral.

A través de un comunicado, y más tarde vía una larga conferencia con accionistas y analistas, Brady Dougan, director general de Credit Suisse, dibujó el futuro del grupo financiero que encabeza.

Plan Estratégico

Credit Suisse anunció este jueves (04.12) que se mantiene firme en su modelo de banca comercial integrada, pero que se ve obligado a reducir tanto sus niveles de riesgo, como sus costos fijos, para seguir siendo competitivo en el mercado internacional.

"La banca de inversión seguirá funcionando, porque es parte de la exigencia de la clientela. Pero disminuirá de forma significativa la envergadura de sus actividades y la tenencia de productos complejos", afirmó Brady Dougan al presentar el Plan Estratégico del grupo.
Según sus cifras, Credit Suisse ha conseguido reducir un 60% su exposición al riesgo en lo que va del año.

Actualmente, sus activos 'peligrosos' suman 193.000 millones de dólares (unos 230.000 millones de francos suizos), muy por debajo de los 336.000 millones de dólares (400.000 millones de francos suizos) registrados en diciembre de 2007.

La meta es que cierren el 2008 en 170.000 millones de francos (204.000 millones de francos suizos) y que se reduzcan a sólo 135.000 millones de dólares (161.000 millones de francos) para el 31 de diciembre de 2009.

El precio a pagar

Para garantizar su rentabilidad futura, Credit Suisse decidió tomar medidas contundentes.

"Se recortarán 5.300 empleos, esencialmente en el área de Banca de Inversión. Con ello, se conseguirán ahorros fijos de 2.000 millones de francos suizos anuales", anunció el grupo a través de un comunicado de prensa.

El banco helvético justifica la decisión que tomó en los resultados preliminares del grupo que apuntan pérdidas de 3.000 millones de francos suizos durante el periodo octubre-noviembre.

"Las condiciones del mercado siguen siendo adversas y hay que actuar en consecuencia", afirmó Dougan.

El timón del Credit Suisse confirmó que los altos ejecutivos de la institución también pagarán el precio de la crisis.

"En vista del desempeño del banco en 2008, ni el presidente del consejo, ni el director general, ni el director de Banca de Inversión, recibirán bonos o compensación alguna –adicional a su salario- este año".

No mencionó nombres, pero la decisión involucra a Walter B. Kielholz, al propio Brady Dougan y a Paul Calello, respectivamente.

Impacto en Suiza y España

La Asociación Suiza de Empleados Bancarios (ASEB) recibió sin sorpresa la noticia del recorte de efectivos del Credit Suisse en territorio helvético.
Sin embargo, apeló a que el banco revise prioridades y se decante por la reasignación de personal de Banca de Inversión en otras áreas del grupo en lugar de acudir al despido y la liquidación.

Pero, independientemente de la decisión que tome Credit Suisse, la Asociación confirmó que ha firmado un plan social con el banco que garantiza que todo despido se apegue a la ley y cubra financieramente a los afectados por la reestructuración.

swissinfo consultó, por otra parte, el impacto que los recortes tendrán en España y en América Latina.

Fuentes de Credit Suisse España confirmaron que los datos son aún inciertos. Han recibido el Plan Estratégico, pero la dirección general aún no ha ofrecido detalles sobre los despidos previstos en España y Latinoamérica.

"Dada la estructura que tiene la Banca de Inversión del grupo es previsible, no obstante, que los recortes afecten sobre todo al personal que Credit Suisse tiene en Nueva York (EEUU) y en Londres (Gran Bretaña)".

De cara al futuro

Las fuentes de Credit Suisse España destacan, por otra parte, que es positivo que el banco reaccione de forma preventiva.

"Fue una de las primeras instituciones internacionales afectadas por los 'subprime' que anunciaron una ampliación de capital con fondos propios, y más tarde, con capital de un fondo de Qatar. Credit Suisse no necesitó el apoyo de la Confederación Helvética. Y ahora, está informando de forma transparente a los mercados que registró pérdidas en octubre y noviembre, un dato que estaba obligado a dar hasta febrero próximo".

Los mercados premiaron el Plan Estratégico del Credit Suisse con un repunte de la acción de alrededor del 8% a las 12h30, que reculó ligeramente hasta el 5,3% sobre las 14h00, hora suiza.

En una larga conferencia sostenida con analistas, Brady Dougan sintetizó que la crisis es compleja y ha obligado a tomar decisiones que no hubieran querido tomarse. "Pero hay congruencia, y los problemas se están atendiendo, y eso, creo yo" –concluyó- "es lo más relevante".

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

Sólo Brady Dougan, director general de Credit Suisse, percibió bonos por 22,3 millones de francos suizos en 2007.

La plantilla actual del UBS suma 50.000 personas y pasará a 44.500 trabajadores en 2009.

Fin del recuadro

Contexto

A pesar de que en Suiza operan alrededor de 400 bancos, entre Credit Suisse y UBS concentran 51% del mercado financiero. De ahí la importancia de que ambas instituciones preserven finanzas sólidas.

El 2008 ha sido un mal año para Credit Suisse.

Actualmente es investigado por la fiscalía de Nueva York –junto con UBS y el británico HSBC- por promover la evasión de impuestos entre su clientela (2000-2007), al aconsejarles invertir en 'off-shores' que encubrían su cumplimiento con el fisco estadounidense.

Fin del recuadro

FORTALECER FONDOS PROPIOS

De cara a la crisis financiera internacional que se vive, tanto el UBS como el Credit Suisse, los dos gigantes del sistema bancario suizo, deberán fortalecer sus fondos propios, anunció este jueves la Comisión Federal de Bancos (CFB).

La autoridad supervisora del sistema financiero helvético detalló que las dos instituciones tendrán hasta el 2013 para adaptarse gradualmente a una serie de criterios fijados por la CFB.

Esencialmente se trata de incrementar el volumen de recursos que los bancos mantienen 'intocables' en sus arcas para estar siempre listos para responder a los retiros de sus clientes.

Dichos fondos propios deben ser equivalentes a al menos 8% de los activos de riesgo que posee el banco.

Y el CFB pedirá a las dos instituciones que sus previsiones dupliquen el requerimiento oficial internacional (Acuerdos de Basilea II).

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×