Navigation

De Murten para Puno, en el altiplano peruano

El equipo de Radio Pachamama. Radio Pachamama

Radio Pachamama, en Puno, Perú, es uno entre 400 proyectos apoyados por Acción Cuaresma desde Suiza.

Este contenido fue publicado el 09 abril 2004 - 15:54

Y es uno de los proyectos elegidos por la Parroquia católica de Murten, en el cantón de Friburgo que además respalda al barrio de Huayna Pukara.

En la ciudad de Murten los fieles, tanto protestantes como católicos, conocen Radio Pachamama, aunque se encuentren físicamente muy lejos de su torre de emisión, allá en el altiplano peruano.

En los encuentros tradicionales para comer unidos la ‘Sopa de Cuaresma’, otra de las actividades ya tradicionales de la acción ecuménica anual, los invitados a la mesa en ese poblado del cantón Friburgo también son invitados a apoyar el proyecto de la radio local de Puno, Perú, a orillas del lago Titicaca.

Susanne Baumer y Madeleine Zurcher son algunas de esas mujeres, de la comunidad local, que se encargan de transmitir la necesidad de solidarizarse con esa emisora fundada el 24 de agosto de 2003.

Sus emisiones, que llegan a 700.000 indígenas en un territorio de 300 km², son escuchadas en quechua, aymara y español.

Música, educación, formación, cursos de cuidado de los animales, consejos jurídicos y la participación directa de los indígenas para expresar sus demandas conforman las transmisiones.

Ejemplo de sensibilización

El matrimonio Marthaler ofrece la sopa vegetariana los primeros tres viernes de Cuaresma en Morat (nombre en francés de Murten), el último viernes se sustituye la sopa por un arroz (del comercio equilibrado que apoya la acción de Pan para Todos y Acción Cuaresma, entre otros).

La invitación a asistir a esta acción y las explicaciones sobre la campaña 2004: ‘Acceso para todos a los recursos básicos’, llega a los hogares de los fieles de la región a través del folleto mensual difundido por la Parroquia de Murten.

Y dentro de los muros de la Iglesia de San Mauricio, durante seis semanas y hasta este sábado, pende frente al altar el paño de Cuaresma pintado por las “mulitas” latinoamericanas.

“Lo ponemos en el centro de la iglesia para que se vea muy bien. Y eso me parece importante para decirles a todos los que vienen durante estas semanas que es un tiempo particular, es el tiempo que nos ayuda a practicar la caridad”, explica el padre católico Thomas Perler a swissinfo.

120 familias en Huayna Pukara

El primer domingo de Cuaresma, el sacerdote habló de esta pintura en su sermón para dar contexto a la situación de profunda desigualdad en Latinoamérica y estimular el apoyo a los proyectos emprendidos para los más necesitados allá.

“Nos gusta ayudar en lo que podamos, no será mucho para todos, pero, por lo menos para ayudar a unos pocos”, dice entusiasmado.

El prelado ha visitado el proyecto de la radio de Puno. “Hemos dicho, vamos a continuar el apoyo porque es un buen trabajo para los pobres que no saben leer, pero pueden escuchar esta radio cuyos responsables quieren educar a la gente, informarles y darles la posibilidad de explicar sus problemas”.

Pero el apoyo no queda allí. Otro proyecto en Puno es respaldado desde hace nueve años para mejorar las condiciones del barrio de Huayna Pukara.

La iglesia protestante de Murten también apoya, junto con otros grupos de Alemania, Francia y Austria.

Allá, a 3.800 m. sobre el nivel del mar, viven 120 familias en la pobreza. Gran parte de ellas se refugiaron en una zona desprovista de lo elemental, tras huir de la catástrofe que causó el fenómeno ‘El Niño’ en 1983.

Compromiso solidario



“Hemos empezado a construir el desagüe para que los niños no tomen esa agua. También hemos hecho un jardín de niños, un centro de primeros auxilios y unas duchas”, explica el padre católico que ya ha oficiado misa en Huayna Pukara.

El barrio no tiene asegurado un respaldo a largo plazo, pero el sacerdote se muestra optimista:

“Siempre hay gente que ayuda. Tuvimos la suerte de hacer una colecta por un entierro que dio mucho dinero. Tenían una fundación y su responsable nos entregó 5.000 francos este año para el proyecto de Huayna Pukara”.

Ese es apenas un ejemplo de cómo, desde la base en los poblados helvéticos, la comunidad de fieles y sus responsables dan vida a la campaña de Cuaresma, tal como lo hace el párroco Thomas Perler:

“Es nuestro compromiso cristiano ayudar a los demás. Esa es la ley fundamental, el mandamiento de Dios. A mí me gustaría decirles a todos: miren como viven y piensen en los que no tienen lo necesario. ¡Quizás pueden compartir algo! Sabemos que el Señor nos ayuda y que va a continuar dándonos su gracia si podemos ayudar a los demás.”

Continúa en MÁS SOBRE EL TEMA

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo