Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ingreso básico sin condiciones Perdedores felices de la democracia directa

Por
Baden in einem Meer von acht Millionen Fünfrappen-Münzen vor dem Bundeshaus in Bern.

Baño de monedas: una campaña de los autores de la Iniciativa por un ingreso básico incondicional, frente al Palacio Federal, en Berna.

(Stefan Bohrer / Flickr)

El ingreso básico incondicional da sus primeros pasos en Finlandia y Alemania, mientras que en EEUU se refuerza la idea. La iniciativa en Suiza, rechazada en las urnas el año pasado, fue un impulso importante para estos logros, afirman sus precursores.

El proyecto Nr. 601Enlace externo fue una clara derrota en los anales de las votaciones populares en Suiza: Los electores rechazaron por 77% de los votos la iniciativa popular ‘Por un ingreso básico incondicional’ el 5 de junio de 2016.

Este artículo forma parte de #DearDemocracyEnlace externo, plataforma de la Democracia Directa de swissinfo.ch.

Fin del recuadro

En ninguno de los 26 cantones suizos se aprobó esta iniciativa que buscaba, entre otros, sustituir los actuales respaldos financieros sociales, otorgados de acuerdo a las necesidades individuales de cada caso, por un dinero ciudadano incondicional.  Dicho en otras palabras: Si la iniciativa hubiera sido aceptada, toda la gente en Suiza habría recibido 2 500 francos al mes. Tan simple como eso.

Sus promotoresEnlace externo no asumieron el rechazo ciudadano como una consolidada derrota: “La democracia no es un juego en el que solo se gane“, indicó entonces Daniel Häni, a la cabeza de la iniciativa, y agregó: “El debate sigue, también a escala internacional”.

A un año de esa «exitosa derrota», su apreciación no ha cambiado. En opinión del empresario de 51 años, el asunto tomó mayor importancia y respeto: “El ingreso básico une el corazón social con la comprensión liberal”.

Daniel Häni, promotor del ingreso básico incondicional en Suiza y orador sobre el tema en Europa.

(Keystone)

Häni advierte que en otros sitios fuera de Suiza el tema avanza. "Nuestra iniciativa ha sido un impulso importante para el debate mundial”.

Häni recibe frecuentes invitaciones, sobre todo en la zona germanófona de Europa, como orador sobre el tema, mientras que otros precursores, como el artista y realizador Enno Schmidt, viajan por el mundo para fortalecer la red para el ingreso básico incondicionalEnlace externo

Democracia como espejo social

Häni explica el éxito relativo de su iniciativa con la estrecha afinidad entre el ingreso básico incondicional y la democracia directa moderna: “En ambos casos se trata de la autodeterminación, más allá de ideologías de derecha o de izquierda”.

Para Häni, "la democracia es el espejo de la sociedad. Muestra lo que la gente quiere”. Afirma que gracias a los amplios derechos ciudadanos de la democracia directa en Suiza ha sido posible incluir en la agenda actual las discrepancias entre el trabajo remunerado y la libertar individual.

Y los promotores del ingreso incondicional han llamado la atención con campañas atractivas, como la del 4 de octubre de 2013 en Berna, cuando un camión depositó frente a la sede parlamentaria suiza ocho millones de monedas de 5 centavos, con el mensaje simbólico: para cada ciudadano, una renta básica.

En la capital alemana, Berlín, frente a la Puerta de Brandenburgo, los activistas mostraron una pancarta de 450 metros con la pregunta: ¿Qué haría si ingreso estuviera garantizado? Interrogante dirigida a todo el mundo.

Acciones como esta, para invitar al debate público sobre el tema, realmente tocaron un nervio sensible a escala internacional: En EEUU dos grandes cabezas del mundo tecnológico digital se reforzaron con el tema: Mark ZuckerbergEnlace externo y Elon MuskEnlace externo, fundadores de Facebook y Tesla.

En Finlandia se realiza desde inicios de esta año y a petición del Gobierno un pragmático

Proyecto piloto de dos añosEnlace externo: 2 000 personas, elegidas al azar, reciben durante esos 24 meses 600 francos al mes. La única condición ha sido estar en el paro por mucho tiempo.

En el norteño estado federado alemán de Schleswig-Holstein, el nuevo Gobierno, conformado por la denominada ‚Coalición Jamaica‘ también incluyó en su programa el Proyecto piloto ‘Dinero ciudadano’Enlace externo. El Gobierno estatal se compone de una coalición de demócrata-cristianos, demócrata-liberales y ecologistas.

También en Alemania se estableció otro proyecto parecido: cada mes se sortea entre todos los ciudadanos un ingreso incondicional básico de 1000 EurosEnlace externo, financiado vía micromecenazgo. Una clara prueba de la relevancia internacional sobre el tema fue el número de lectores que se interesaron en los artículos de swissinfo.ch al respecto, especialmente en italiano, japonés y ruso.

Coaliciones diversas, a favor y en contra

Antes y después de la votación en Suiza surgieron coaliciones nuevas y diversas a favor y en contra del ingreso básico incondicional. Los partidarios han sido empresarios liberales, activistas democráticos y artistas. Los opositores, en cambio, han surgido entre los círculos conservadores de políticos financieros y sindicatos.

Debido a que el tema provoca dudas e inseguridad a mucha gente, lo que pudo constatarse claramente en Suiza, no será fácil que sean apoyadas propuestas nacionales para establecer un ingreso básico en un futuro próximo.

Pero el tema seguirá latente fuera y dentro de las fronteras suizas, no solo por la existencia de diversos proyectos piloto, que cada vez se amplían y multiplican. En una encuesta representativaEnlace externo, de 2016 del Instituto de Investigación gfs.bern, realizada tras el rechazo de la iniciativa, el 62% de los entrevistados se dijo convencido de que el ingreso básico incondicional seguirá siendo un tema de debate. Por eso no solo los ganadores de esa cita en las urnas pueden mostrar su alegría, sino también los perdedores, es decir el 23,1% que dijo ‘sí’ al concepto.

Daniel Häni

La creciente robotización en el sector laboral es uno de los factores que dará peso al debate sobre un ingreso básico incondicional.

Daniel Häni, impulsor de la iniciativa en Suiza, ha publicado junto con el autor alemán Philip Kovce dos libros al respecto:

‘¿En qué se ocuparía si recibiera una renta incondicional? Manifiesto por un ingreso básico’,Enlace externo
ecowin, 2017, en alemán.

‘¿Qué falta si todo está disponible? Por qué el ingreso básico plantea la pregunta correcta’ Enlace externo Orell Füssli, 2015, en alemán.

Fin del recuadro




(Adaptación: Patricia Islas)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×