Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En Davos, cada uno elige su camino

La alternativa tambien existe dentro del mismo Foro de Davos.

(Keystone)

Julián Reinhard se autodefine como “un activista profesional“. Miembro de la ‘Declaración de Berna’, este ginebrino se encuentra en Davos para descifrar el lenguaje economicista del WEF.

Pero en su opinión, los altermundialistas ya no tienen más necesidad de ese pretexto.

Julián Reinhard se autodefine como “un activista profesional“. Miembro de la ‘Declaración de Berna’, este ginebrino se encuentra en Davos para descifrar el lenguaje economicista del WEF.

Pero en su opinión, los altermundialistas ya no tienen necesidad de ese pretexto.

"En el seno de la ONG 'Mirada Pública sobre Davos', nuestro papel consiste en aportar otro punto de vista, concediendo la palabra a las víctimas políticas liberales y de los mercaderes que preconizan en el Foro Económico Mundial (WEF)".

Para Julián Reinhard, el WEF no es más que una ocasión para ratificar las temáticas de los altermundialistas. Nada más que eso.

Este año, 'Mirada Pública sobre Davos' se ocupa especialmente de la responsabilidad social y del medio ambiente de las empresas.

Pero la reflexión de fondo y las acciones destinadas a poner a los dirigentes políticos delante de sus responsabilidades se realizan durante todo el año.

Julián Reinhard ve un ejemplo de esta forma de “autonomía positiva” del movimiento altermundialista, en la realización del Foro Social suizo a mediados del año pasado, independiente de toda agenda.

Un proceso de maduración

Sin embargo, la tendencia altermundialista -y anti WEF- no está ni más ni menos divida que en sus comienzos. Simplemente, en comparación con la Declaración de Berna, ciertas ONG han madurado.

Más claramente, Julián Reinhard estima ilusorio cualquier diálogo constructivo con el Foro Económico Mundial. Y considera de “ingenuas” a las ONG que participan en el ‘Open Forum’ proclamando ese tipo de diálogo.

“El Foro Económico Mundial es un club de grandes empresas, donde los que deciden hacen negocios y arreglan sus problemas individuales. Lo demás no es más que palabras.

“Ciertamente, el WEF aprende a comunicar retomando temas positivos. Pero la diferencia es enorme entre los discursos y los actos”, agrega Reinhard.

¿Es un peligroso anarquista Julián Reinhard? Más que nada, un apasionado. Intelectual apegado a los pequeños pasos concretos, oculta detrás de sus ojos azules evanescentes un espíritu agudo, unido a un sentido de los matices.

Resultados concretos

A los 32 años, este diplomado en politología sigue para la Declaración de Berna los temas de salud, alimentación y cultura.

En esos campos, los progresos son a veces palpables. Por ejemplo, en el plano del acceso a los tratamientos contra el SIDA en los países pobres.

“La gente en general tiene un enorme sentimiento de impotencia. Piensa que nuestro compromiso es en vano, estima Reinhard.

“Sin embargo, cuando estamos en este tipo de acción, se ve bien que nuestros objetivos son complejos y nuestros combates sin fin. Pero vale la pena asumirlos y conseguir resultados”, subraya.

El ginebrino admite una parte de idealismo, “necesario”, a su juicio, pero rechaza la etiqueta de “dulce soñador” y el recurso a la violencia para hacerse entender.

Marcados por 1989

“La violencia es signo de desesperación, que deslegitima al que recurre a ella. Pensar que las cosas cambian por la violencia es una ilusión.

“Lo que me da miedo, subraya, es que la violencia engendra miedo. Miedo que algunos capitalizan para ocultar los debates lanzados por nuestras organizaciones”.

Julián Reinhard se muestra también tranquilo cuando describe su trayectoria como militante.

Del sentimiento difuso de injusticia, al comienzo de su compromiso profesional, pasa a la coherencia insinuando con ello la certeza de que un mundo que respete los derechos humanos y el medio ambiente es posible.

“La gente de mi generación fue marcada por el ‘89. Una enorme esperanza nacía entonces, materializado por la caída del Muro de Berlín. La rivalidad Este-Oeste desaparecía”.

"Pero nos encontramos rápidamente con el nuevo orden mundial. Con un ideal que se reduce siempre a más mercado. De ahí esta idea que hay rectificar esta línea”, agrega Reinhard.

Como otros, Julian Reinhard se compromete en esta vía. También afirma que en este mundo, trabajar de acuerdo con sus convicciones constituye un privilegio.

swissinfo, Pierre François Besson, Davos
(Traduicción : Alberto Dufey)

Datos clave

Julien Reinhard se define como 'activista profesional' y a su juicio el movimiento altermundialista no está más ni menos dividido que cuando comenzó.

Solamente las ONG han madurado y cada una escoge su propio camino.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes