Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En duda la propiedad del Monet recuperado en Zúrich

Juan Carlos Emden, nieto del expropietario del cuadro, Max Emden.

El lienzo 'Campo de amapolas cerca de Vétheuil', hurtado el mes pasado de la colección Bührle de Zúrich y recuperado unos días después, podría ser centro de disputa.

El cuadro perteneció al comerciante judío Max Emden cuando vivía en su residencia de la isla de Brissago, en el Tesino. Emil Bührle lo compró en 1941, pero los herederos de Emden quieren esclarecer si la guerra contribuyó a que cambiase de dueño.

La policía de la ciudad de Zúrich presentó el 19 de febrero pasado dos de los cuadros recuperados tras su hurto nueve días antes de la villa que resguarda la colección de obras de la Fundación Bührle.

Junto a 'Ramas de castaño en flor' de Van Gogh, la policía encontró el 'Campo de amapolas cerca de Vétheuil' de Monet en un auto localizado en un aparcamiento de Zúrich.

Casi nadie sabría que ese cuadro de Monet primero pendió de las paredes de la ostentosa residencia de la isla de Brissago, en aguas del lago Maggiore, en el Tesino.

Perteneció al negociante judío Max Emden de Hamburgo, quien por 350.000 francos compró la isla en 1927 a la legendaria baronesa Antoinette de St. Léger.

En ese sitio, Emden vivió una lujosa vida gracias a la fortuna que reunió como dueño de un comercio en la anseática ciudad de Hamburgo. En el Tesino se hizo de una vasta colección de obras de arte.

Venta de obras para poder vivir

Pero luego de que el nacionalsocialismo se hiciera del poder en su país, Emden se dirigió a Suiza, donde vivió casi exclusivamente en el Tesino. Obtuvo la ciudadanía helvética en 1934, mientras que en su país de origen su patrimonio iba siendo expropiado por la política aria.

Emder se vio obligado a vender algunas de las obras de su colección a partir del año 1938 para sobrevivir; entre ellas, el 'Campo de amapolas cerca de Vétheuil' de Monet.

No obstante, en junio de 1940, cuando el coleccionista murió a la edad de 66 años, la pintura en cuestión aún pendería de alguna de las paredes de su mansión.

¿Cómo llegó entonces el cuadro a manos de los Bührle? El abogado Markus Stötzel de Marburg, Alemania, afirma que su transferencia "se realizó de manera dudosa y que nunca se esclareció la forma en que se llevó a cabo".

No hay factura

El jurista representa los intereses de Juan Carlos Emden, nieto de Max Emden. El padre de éste, Hans Erich Emden, huyó de la Alemania Nazi hacia Chile.

Y ahora el heredero de la familia Emden advierte que hasta hoy no ha aparecido factura alguna de la venta del cuadro.

El abogado supone que el traspaso podría calificarse como una "pérdida patrimonial a causa de condiciones de persecución". De ser el caso, se aplicaría el acuerdo de Washington de 1998 para restituir el lienzo a los herederos de Max Emden.

Pero antes de poder llegar a este punto sería necesario realizar otras investigaciones. "No hemos aún formulado una solicitud oficial de restitución", precisa Markus Stötzel.

Venta legal

Por su parte, el responsable de la Fundación Bührle sostiene tener las pruebas de la adquisición legal del cuadro. Su director Lukas Gloor confirma a swissinfo que "la venta del lienzo de la colección de Max Emden en Suiza fue efectuada a favor de su hijo Hans Erich Emden de forma correcta bajo todos los puntos de vista".

Con la intención de venderlos, Hans Erich Emden habría confiado los cuadros de la colección heredada por su padre al comerciante de arte Walter Feilchenfeldt en octubre de 1940.

También alemán, Feilchenfeldt residía en San Gall, gracias a uno de los llamados "permisos de estadía por tolerancia" que prohibían toda actividad laboral. Por esta razón no habría podido registrar de manera oficial la transacción, limitándose a anotar la venta en su agenda el 2 de mayo de 1941.

Intermediario

La transferencia a manos de Emil Bührle habría sido efectiva a través del intermediario Fritz Nathan de San Gall. Nathan es mencionado en varias ocasiones por Feilchenfeldt.

De acuerdo al director de la colección Bührle, Walter Feilchenfeldt y Hans Erich Emden se habrían reunido el 5 de octubre de 1940 en el hotel Baur, a orillas del lago de Zúrich. Una semana después, el comerciante se habría dirigido a la isla de Brissago para vender personalmente las pinturas.

swissinfo, Gerhard Lob, Locarno
(Traducción del alemán: Patricia Islas Züttel)

Historia de familia

Max Emden (1873-1940) de Hamburgo vivió a partir de 1930 en la isla de Brissago, en el cantón suizo del Tesino. Tras su muerte fue enterrado en el cementero de Ronco, al pie de Ascona.

Su hijo, Hans Erich Emden fue perseguido en Alemania por ser judío por lo que abandonó el país para refugiarse en Chile. Las autoridades suizas le habrían refutado su solicitud para obtener un permiso de estancia.

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial regresó Hans Erich Emden a la isla de Brissago para encontrarse con la mansión casi vacía y según sostiene la familia, las obras de arte habrían desaparecido misteriosamente.

Hans Erich quiso dar la espalda a esa etapa dolorosa de su familia alejándose de la isla, que vendió a las autoridades del Tesino.

Su hijo, Juan Carlos calló por décadas la historia familiar y apenas tras la caída del muro de Berlín, en 1989, la hizo pública al participar en el marco de una indemnización por causa de la expropiación violenta de inmuebles en Postdam, cercana a Berlín.

Fin del recuadro

'Campo de amapolas cerca de Vétheuil'

Claude Monet (1840-1926) pintó este lienzo en 1880 en Véntheuil, una localidad a orillas del Sena, donde el artista vivió entre los años 1878 y 1881.

Para este cuadro, Monet colocó su caballete en medio del prado florido donde unos niños cortaban amapolas. Al fondo se observa la iglesia entre dos colinas.

Se calcula que el valor actual del cuadro de Monet es de unos 50 millones de francos suizos. El lienzo, de 73 centímetros de ancho por 93 de largo, fue una de las cuatro obras robadas el 10 de febrero de 2008 en Zúrich. Fue recuperado el 19 de febrero, junto con 'Ramas de castaño en flor' de Van Gogh.

Fin del recuadro

'El misterio de la isla'

Es el nombre de un filme documental realizado por la Televisión Suiza en Italiano (TSI) en 2007, centrado en la historia de Max Emden y el paradero de su colección de obras. El documental fue transmitido en enero pasado en las Jornadas de Cine de Solothurn.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×