Perspectivas suizas en 10 idiomas

Suiza elige un rumbo propio para navegar el laberinto de la inflación

Laberinto
Los diferentes bancos centrales deberán elegir su camino para atravesar el laberinto de la inflación. KEYSTONE

Los bancos centrales del mundo mantienen en vilo a ahorradores y propietarios de bienes inmuebles sobre los tipos de interés. Suiza se ha desmarcado al anunciar una reducción de 1,75% a 1,50% en la tasa de interés de referencia en marzo. Pero predecir la dirección futura de las tasas es cada vez más difícil para los países porque enfrentan presiones inflacionarias diferenciadas.  

En 2022 y 2023, la inflación estuvo influida por factores que se repetían uniformemente en muchas partes del mundo. El más significativo fue el repunte en los precios de los energéticos tras la invasión rusa en Ucrania. Aumento que se vio acompañado por una oleada de gasto al consumo que había sido frustrada por la pandemia de COVID-19 y atascos logísticos a nivel global. Fue una coyuntura en donde el gasto de los consumidores fue catapultado además en el mundo por tasas de interés históricamente bajas, que en algunos países eran de cero o incluso, negativas.

Un panorama que obligó a los bancos centrales a incrementar los tipos de interés para combatir la escalada de precios. El 2024 inició con la expectativa de “enfriar” la inflación, para llevarla debajo del 2%, ya que esto reduciría también las tasas de interés globales. Pero la realidad actual es que las situaciones y necesidades son dispares en las diferentes partes del mundo.

+ La inflación en Suiza alcanza su máximo en 30 años

Este año, Suiza, Suecia, la República Checa y Hungría han recortado sus tipos de interés, al igual que China, país que anunció en febrero una reducción superior a la esperada para aliviar la carga que lleva a cuestas su alicaído sector inmobiliario. 

Contenido externo

Japón, en contrapartida, aumentó sus tipos de interés en marzo para llevarlos al terreno positivo por primera vez en 17 años, en respuesta a los incrementos salariales anunciados en su territorio. La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha mantenido sus tasas de interés sin cambios, pero el 2 de mayo se mostraba menos entusiasta ante la posibilidad de realizar futuros recortes de lo que parecía a principios del 2024. En su turno, el Banco Central Europeo (BCE) también está a la espera, sin realizar cambios, pero enviando señales más positivas que Estados Unidos sobre un eventual recorte en los tipos de interés durante el verano.

Al liderar la principal economía y el sistema financiero más poderoso del mundo, Estados Unidos suele llevar el timón a la hora de fijar los tipos de interés a nivel mundial. Pero esta vez hay menos incentivos para que otros países solo se limiten a seguir el ejemplo de la Fed, según Stefan Gerlach, economista en Jefe del EFG Bank.

“Todo dependerá de si la inflación estadounidense persistentemente alta es impulsada por condiciones globales o locales”, explicó Gerlach a SWI swissinfo.ch. Si se debe a factores globales, como la inestabilidad geopolítica o el repunte de los precios de los combustibles fósiles, esto impactaría a otros países. En este caso, otros bancos centrales probablemente seguirían el camino de la Fed.

Pero para Gerlach es evidente que serán aspectos puramente domésticos los detonadores de la inflación en Estados Unidos. Por ejemplo, un desenfrenado gasto público estadounidense que ascendió a 6,13 billones de dólares (5,56 billones de francos suizos) en 2023, que lo convirtió en uno de los responsables de estimular la demanda de los consumidores y la inflación. A esto se sumó una escalada bursátil a finales del 2023 que impulsó los portafolios accionarios privados y los fondos de pensiones de los consumidores.

El rumbo suizo 

Si la Reserva Federal está obligada a mantener tipos de interés altos en Estados Unidos esencialmente por condiciones internas aisladas, esto podría provocar que otros países adopten políticas monetarias distintas, opinó Gerlach.

Frenar el crecimiento de Estados Unidos vía tipos de interés altos podría limitar también la perspectiva de crecimiento de otros países inextricablemente vinculados a la economía más poderosa del mundo. Así que esto animaría a otros bancos centrales a bajar sus tipos de interés para estimular sus economías, estimó Gerlach. “La Fed podría desencadenar pues una doble dinámica de políticas monetarias que avanzaría en direcciones opuestas en el mundo”, afirmó.

El Banco Nacional de Suiza (BNS) ha decidido trazar su propia ruta convirtiéndose en uno de los pocos bancos centrales que apuesta por reducir los tipos de interés. La inflación suiza se ha mantenido por debajo del 2% desde junio de 2023, en marzo de este año cayó incluso al 1% anualizado (ver gráfico). Sin embargo, tan pronto el BNS bajó sus tasas de interés, la inflación comenzó a aumentar, llevando el índice de precios al consumidor al 1,4% anualizado en abril. “En el entorno actual, la incertidumbre sigue siendo elevada y nuevas perturbaciones pueden registrarse en cualquier momento”, declaró al respecto el presidente del BNS, Thomas Jordan, el 26 de abril.

+ El tipo de referencia suizo del alquiler alcanza el 1,75%, anticipando la subida de primavera

El banco Raiffeisen Suiza advirtió, por su parte, que el impacto del incremento observado en diciembre por la tasa de interés de referencia para los alquileres residenciales se dejará sentir hasta mediados del 2024, no antes, influyendo también el índice nacional de precios.  

Lo peor ya quedó atrás 

Algunos economistas siguen esperando que se anuncie una nueva reducción en los tipos de interés en Suiza a finales de este año. Consideran que el país ya dejó atrás los peores estragos inflacionarios gracias al elevado volumen de energía que producen las centrales hidroeléctricas y nucleares helvéticas y debido a la fortaleza del franco, que mantiene bajos los costes de las importaciones.

 ”Con la relajación de los precios de la energía y la normalización que se espera en los precios de los servicios por la débil demanda interna, siguen reuniéndose las condiciones para que el BNS recorte su tipo de interés de referencia en 2024, quizás incluso en su próxima reunión de junio”, expresó GianLuigi Mandruzzato, economista del EFG Bank.

Parte del incremento en la inflación de abril también sería atribuible a que la gente realizó sus reservaciones de hoteles y vuelos para las vacaciones de verano, según la Oficina Federal de Estadística (OFS).

El banco privado suizo LGT también es optimista con respecto a una potencial reducción de los tipos de interés suizos relativamente pronto. “Los riesgos inflacionarios no se han superado por completo aún, pero se esperaría que el Banco Nacional Suizo recorte los tipos de interés en el transcurso del año”, expresó el banco en una nota de análisis para sus inversores publicada el 2 de mayo.

Texto adaptado del inglés por Andrea Ornelas / Carla Wolff

Los preferidos del público

Los más discutidos

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Puede encontrar todos nuestros debates aquí y participar en las discusiones.

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

SWI swissinfo.ch - unidad empresarial de la sociedad suiza de radio y televisión SRG SSR

SWI swissinfo.ch - unidad empresarial de la sociedad suiza de radio y televisión SRG SSR