Navigation

Identificada en Ginebra una de las causas de cáncer

Cáncer cervical bajo la lente de un microscopio electrónico. Keystone

Investigadores de la Universidad de Ginebra creen haber identificado un elemento en las células cancerosas. Este hallazgo permitiría desarrollar un medicamento "inhibidor" que evite la progresión de los tumores.

Este contenido fue publicado el 07 diciembre 2006 - 08:01

No obstante, los expertos advierten que podrían pasar entre 15 y 30 años hasta conseguirlo.

Publicada en la última edición de la revista 'Nature', la investigación fue dirigida por Thanos Halazonetis, profesor de biología molecular de la Universidad de Ginebra, y su equipo.

Los investigadores estudiaron la reproducción del ADN en células precancerosas y cancerosas; descubrieron un fenómeno que interrumpe y reinicia este proceso, mientras que en las células sanas el ADN la replicación es ininterrumpida.

El ADN, o ácido desoxirribonucleico, trasporta la información genética y es capaz de reproducirse por sí mismo. De acuerdo a Thanos Halazonetis, durante una replicación anormal de ADN, la proteína –P53, conocida como "supresor de tumores", se activa. Esto evita que la célula se divida.

Por ejemplo, la mayor parte de los lunares en nuestra piel son lesiones precancerosas, pero el P53 impide que el proceso degenerativo los convierta en melanomas.

El problema es que, a veces, la proteina P53 no realiza su tarea. En este caso, las células precancerosas tienen ese crecimiento maligno. El profesor Halazonetis y su equipo consideran que la clave es impedir que esas células reproduzcan el ADN y se expandan luego de que el proceso del P53 haya sido interrumpido. "Si podemos evitar este reinicio de la replicación, las células cancerosas morirán", declara el profesor a swissinfo.

"Descubrimiento significativo"

El profesor, quien llegó a Ginebra del Wistar Institute de Philadelphia (EE.UU.) a principios de año, considera el descubrimiento como "significativo".

A su juicio, el haber descubierto lo que parece un nexo débil en la progresión de los tumores, podría permitir a los científicos emprender la búsqueda y el desarrollo de un medicamento.

Halazonetis considera que el tratamiento podría limitarse a las células precancerosas o a las réplicas de células cancerosas, pero no a las sanas que se reproducen normalmente, como las de la médula espinal que produce células sanguíneas.

Actualmente, muchas de las terapias contra el cáncer matan indistintamente todas la células. Esa es la razón por la que los pacientes pierden el cabello o tienen anemia.

"Con tiempo y los medios financieros apropiados encontraremos un camino para detener específicamente la replicación de células cancerigenas y esto podría funcionar para la mayoría de los tumores", indica Halazonetis.

"El problema es que para el desarrollo de la droga se requiere de la ciencia fundamental... y esto tomará entre cinco a diez años. Es decir, estamos hablando de entre 15 a 30 años para ver la luz al final del túnel."

swissinfo, Adam Beaumont en Ginebra
(Traducido por P. Islas)

Contexto

El equipo de la Universidad de Ginebra trabaja estrechamente con sus contrapartes de la Universidad de Atenas, de la Sociedad Danesa contra el Cáncer, con sede en Copenhague, y con la Universidad de Estocolmo.

End of insertion

Datos clave

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el cáncer ocupa los primeros lugares en las causas de muerte a nivel mundial. El año pasado, esta enfermedad causo 7,6 millones de decesos, es decir el 13% del total de muertes.

Los principales tumores fatales se localizan en los pulmones (1,3 millones de afectados), el estómago (1 millón), el hígado (662.000), el colón (655.000) y los senos (502.000).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.