Navigation

Skiplink navigation

La privatización de Swisscom se decidirá en las urnas

La venta de las acciones que posee el Estado en Swisscom y la creación de un banco postal van a ser objeto de una votación. El Gobierno quiere poner fin a la polémica que suscitan las operaciones y evitar interminables discusiones jurídicas y políticas.

Este contenido fue publicado el 06 septiembre 2000 - 17:22

El Gobierno suizo quiere vender su parte mayoritaria en el capital de Swisscom para incrementar la competitividad de la compañía de telecomunicaciones, parcialmente privatizada en 1998, y generar con esa transacción recursos para la financiación del futuro banco postal.

La venta de las acciones en Swisscom requiere una enmienda constitucional, al igual que las transformaciones previstas en el seno de la Posta, la empresa estatal de Correos.

Al reconocer que la privatización total de Swisscom, así como la fundación de un banco postal requieren una revisión de la Carta Magna, el Consejo Federal se adelanta a las amenazas del Partido Socialista Suizo (PSS).

El congreso del PSS, previsto para el 14 y 15 de octubre, se pronunciará sobre un manifiesto en favor del servicio público que pide recurrir al referéndum, si el Parlamento diera su visto bueno a la venta de las acciones de Swisscom.

El Consejo Federal propuso este miércoles someter el asunto a los electores, aunque todavía no ha fijado una fecha para la votación. Con ese fin el Ejecutivo ha encargado la elaboración de un proyecto de ley.

El anuncio de convocar una votación ha tenido una reacción positiva por parte de las empresas concernidas y los sindicatos, aunque éstos siguen oponiéndose a la venta de acciones de Swisscom.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo