Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Patrimonio audiovisual: conservarlo no es sencillo

"La barca está llena", un film suizo nominado para los Oscar, que no ha desaparecido.

(markus-imhoof.ch)

Desde hace exactamente diez años, Memoriav se emplea a fondo en la salvaguarda de la memoria audiovisual suiza. Los progresos son lentos.

Fundada el 1 de diciembre de 1995, la asociación agrupa hoy a 162 miembros, entre los cuales figuran SRG SSR idée suisse, la Cinemateca, la Fonoteca y los Archivos nacionales.

"Nuestras instituciones miembros se han convertido en asociadas y han comenzado a hablarse", explica a swissinfo el director de Memoriav. Kurt Deggeller remarca así el resultado principal que su asociación ha logrado en diez años.

La cooperación en el seno de Memoriav ha hecho que se tome consciencia de la necesidad de cuidar el patrimonio audiovisual de Suiza. Hoy en día, la radio y la televisión son las principales fuentes de información.

Lagunas enormes

No obstante, Kurt Deggeller admite que Suiza tiene todavía retraso en la salvaguardia de archivos.

Francia, por ejemplo, cuenta desde los años 30 con leyes para el archivo de documentos audiovisuales, mientras que Suiza inauguró su Cinemateca (Lausana) recién en 1943 y su Fonoteca (Lugano) apenas en...1986.

"Tenemos lagunas enormes en nuestros archivos previos a 1985", explica a swissinfo Pio Pellizari, director de la Fonoteca. Y es imposible decir qué se ha perdido, porque no sabemos lo que se produjo".

La institución luganesa dispone de 230.000 registros, 130.000 de los cuales pudieron ser catalogados hasta el presente.

El federalismo complica las cosas

Kurt Deggeller recuerda que uno de los mayores retos fue poner en páctica una política nacional en un país donde los 26 cantones y semicantones disponen de amplios poderes.

Esta estructura federalista ha dificultado los esfuerzos de archivo, porque complica tanto a la creación de una base legal común como a la búsqueda de financiamiento.

A juicio del director de Memoriav, las leyes vigentes para el archivo son todavía "ambiguas", porque no permiten conservar todos los documentos sonoros y visuales importantes.

Una obra maestra milagrosa

Ejemplo: la última copia del filme de Markus Imhof "Das Boot ist voll" (La barca está llena), Oso de Oro en Berlín, nominada en 1982 para el Oscar de mejor filme extranjero y gran éxito en las salas, fue encontrado al final de los años 90 en el sótano de una capilla romana.

Al no contar con ningún apoyo financiero del Estado, esa cinta que trata de las dificultades para obtener asilo durante la Segunda Guerra Mundial, no llenaba los requisitos para ser guardada en la Cinemateca.

De esa manera, en vez de algunos miles de francos que hubiera costado archivarla, se tuvo que gastar cientos de miles para restaurarla cuando Suiza se vio obligada en los años 90 a ocuparse de su pasado.

Retraso de diez años

Desgraciadamente, las instituciones de archivo audiovisual carecen de fondos, reclaman al unísono Kurt Deggeller y Pio Pellizari. Esa voz ha sido escuchada, porque esta semana, el Consejo Nacional (diputados) ha seguido al de los Estados (senadores) aprobando un crédito de 12 millones de francos en cuatro años para Memoriav.

"Si no conservamos las huellas del pasado, no podemos comprender el presente", declara Chiara Simoneschi-Cortesi, diputada democristiana. Kurt Deggeller considera empero que ese crédito representa apenas una cuarta parte de la suma necesaria.

"Tenemos que catalogar 100.000 documentos sonoros y nuestro presupuesto actual sólo nos permite tratar 10.000 de ellos por año", explica a swissinfo. "Eso quiere decir que tendremos para ocho o diez años, sin tener en cuenta lo que vendrá durante ese periodo".

Las trampas de la técnica

Además, la evolución de las técnicas audivisuales plantean grandes problemas a los archivistas. "Aparecen nuevos soportes de archivo y nosotros debemos cambiarlos cada dos o tres años. Los antiguos pasan de moda y debemos seguir esa evolución", explica Kurt Deggeller.

"Por ejemplo, con el MiniDisc, se pierde una gran cantidad de datos. Se pierde casi la mitad de la señal sonora y ese es el caso con otros soportes de vídeo comunmente utilizados", señala el director de Memoriav.

Por otra parte, Kurt Deggeller combate la idea de que Internet sea un sistema de archivo global porque: "La Web es inestable y la calidad, muy mala".

swissinfo, Dale Bechtel
Traducción: Juan Espinoza

Datos clave

Memoriav reúne actualmente a 162 organismos que producen o conservan documentos de sonido y vídeo.
Fue fundada el 1 de diciembre de 1995.
Sus miembros fundadores son SRG SSR idée suisse (Sociedad Suiza de Radio y Televisión, de la que forma parte swissinfo), la Cinemateca y la Fonoteca nacionales, el Instituto suizo para la conservación de la fotografía, la Biblioteca nacional, los Archivos federales y la Oficina federal de la Comunicación.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes