Apertura de restaurantes y museos antes de lo previsto

En Gruyères (Friburgo), normalmente animado por miles de turistas, el 27 de marzo de 2020 todo era quietud. La economía resiente esa inactividad. Keystone

Dada la positiva evolución de la crisis sanitaria en Suiza, el Gobierno anuncia la aplicación anticipada de algunas medidas de desconfinamiento: apertura de restaurantes, museos y bibliotecas el 11 de mayo.

Este contenido fue publicado el 29 abril 2020 - 15:52

Lo anterior, amén de la apertura de comercios y la reanudación de clases en la educación obligatoria, previstas inicialmente para esa segunda fase.

Este miércoles se anunció asimismo la reanudación de algunas actividades deportivas y el incremento de la oferta del transporte público.

“Logramos el primer objetivo de contener los contagios, ahora tenemos que aprender a vivir con el coronavirus”, subrayó la presidenta suiza, Simonetta Sommaruga, en conferencia de prensa este miércoles.

Contenido externo

Sommaruga, que también está al frente de la cartera de Transporte y Comunicación, advirtió que el procedimiento de desconfinamiento será progresivo y sin precipitaciones.

Informó igualmente que las aerolíneas Swiss y Edelweiss, severamente golpeadas por la suspensión de actividades, podrán tener acceso a un crédito total de mil 300 millones de francos con la caución del Gobierno.

No más de cuatro comensales

Por su parte, el ministro de Salud, Alain Berset, precisó que la mayor rapidez en la reapertura de restaurantes, museos y bibliotecas obedece a la mejora de la situación epidemiológica y esta, a las medidas implementadas para frenar los contagios y a la respuesta responsable por parte de la población.

Al referirse a la reanudación de las actividades en el sector de la restauración, Berset precisó que solamente estarán permitidas cuatro personas por mesa y que debrá haber una distancia de dos metros entre las mesas.

Reiteró que los comercios y las industrias que reanuden sus actividades tienen que garantizar las medidas de protección tanto de sus empleados como de los clientes.

Cabe recordar que el Gobierno puso en marcha el lunes 27 de abril un proceso trifásico de retorno a la normalidad. En la primera fase, los hospitales reanudaron la totalidad de sus actividades, volvieron a la labor los consultorios médicos y los servicios no colectivos (peluquerías, masajes), además de las tiendas de bricolaje y jardinería.

Kai Reusser / swissinfo.ch

"Cuestión existencial"

Para la segunda fase, que comienza el 11 de mayo, está prevista la vuelta a las aulas de los escolares de enseñanza obligatoria y la apertura del resto de los comercios.

La reanudación de los servicios de restauración y la apertura de los museos y bibliotecas estaban contempladas en una tercera etapa, que comienza el 8de junio. Sin embargo, el decremento en los casos de contagios y decesos por coronavirus ha permitido adelantar la medida. Ello, además de que, como dijo Berset en referencia a los restaurantes, la reapertura es una “cuestión existencial”.

Asimismo, las escuelas de música u otras áreas artísticas podrán recomenzar sus actividades, siempre y cuando los cursos no excedan cinco personas.

Alain Berset indicó asimismo que los eventos de mil personas siguen prohibidos hasta finales de agosto. Explicó que la supresión de esa restricción será analizada en coordinación con los países vecinos y subrayó que se trata de un aspecto delicado toda vez que en las grandes concentraciones es muy difícil mantener las distancias y dar seguimiento a las cadenas de casos potenciales.

Incremento de pruebas

El ministro de Salud indicó igualmente que en el proceso de retorno a la normalidad, amén de la supresión gradual de restricciones, se llevará a cabo un mayor número de pruebas de diagnóstico, incluidas a personas asintomáticas que hubieran podido estar en contacto con personas contagiadas.

“El 11 de mayo comienza una nueva normalidad”, indicó Berset. “Debemos tener paciencia, prudencia y seguir las recomendaciones. El ministro insistió en la necesidad de mantener la distancia social, de quedarse en casa lo más posible, y de continuar el teletrabajo.

Por su parte, el ministro de Economía, Guy Parmelin, recordó que el impacto de la parálisis parcial de diversos sectores ha sido severo y que el 37% de la fuerza laboral del país se encuentra en situación de desempleo parcial.

Por ello, dijo, es importante la reanudación de las actividades industriales siempre y cuando las condiciones lo permitan para evitar una recaída.

Finalmente, se refirió a la realización de los exámenes de ingreso a la educación universitaria y señaló que los cantones podrán decidir su aplicación.

En otra conferencia de prensa, la ministra de la Defensa y el Deporte, Viola Amherd, informó que desde el 11 de mayo, los atletas aficionados pueden reanudar su entrenamiento en pequeños grupos de cinco personas como máximo, sin contacto físico y respetando las reglas de higiene y distancia. 

En cuanto al deporte de élite, señaló que las restricciones se reducirán aún más, ya que será posible en particular organizar el entrenamiento para más de cinco personas. 

Además, el Gobierno  planea autorizar a las ligas profesionales a organizar partidos a puerta cerrada desde el 8 de junio de 2020.

Próximos pasos

En su reunión del 27 de mayo, el Gobiernol decidirá el próximo paso, establecido para el 8 de junio. En esta ocasión, prevé  dictaminar sobre la prohibición de reuniones de más de cinco personas, clases en escuelas preuniversitarias y universidades, así como instituciones culturales, instalaciones deportivas, remontes y centros religiosos.

También considerando la posibilidad de poner fin a la situación extraordinaria decretada con base en la ley sobre epidemias. El 26 de junio, tomará otras decisiones para el verano, con base en los resultados del monitoreo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo