Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Inadmisibles quejas antialminares contra Suiza



Hasta ahora no ha habido violación concreta que justifique las demandas, indican los jueces europeos.

Hasta ahora no ha habido violación concreta que justifique las demandas, indican los jueces europeos.

(Keystone)

La Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH) declaró inadmisibles las dos quejas presentadas ante Estrasburgo por grupos musulmanes ante la prohibición constitucional helvética de construir alminares.

“Las peticiones son inadmisibles debido a que los solicitantes de las mismas no pueden pretender ser ‘víctimas’ de una violación de la Convención de Derechos Humanos”, es el veredicto del tribunal.

Siete jueces europeos abordaron los dos expedientes sobre el tema, bajo la presidencia de Françoise Tulkens, de Bélgica. Estas peticiones dirigidas a Estrasburgo se derivaron de la decisión en las urnas del 29 de noviembre de 2009, en la que 57,5% del electorado apoyó la iniciativa popular ‘contra la construcción de alminares’ en Suiza.  

Los demandantes de sendas peticiones –el portavoz de la mezquita de Ginebra entre 1978 y 2007, Hafid Ouardiri; y en el segundo caso, una fundación y tres asociaciones islamistas, entre ellas, la Liga de Musulmanes de Suiza, “no pueden considerarse víctimas directas, indirectas o víctimas potenciales de esa prohibición”.

En concreto, el artículo constitucional helvético que impide construir alminares no infringe los derechos de los solicitantes en la medida en que no alegaron haber tenido planes para levantar alguna de estas torres de mezquita, es el argumento de los magistrados para su dictamen, dado a conocer este viernes.

Sin efecto concreto

“La simple eventualidad de que eso pudiera ocurrir en un futuro más o menos lejano no es suficiente en opinión de la corte", se inscribe en las razones del fallo en contra de los solicitantes.


Falta un efecto concreto sobre la perspectiva de los solicitantes, que se quejan con el argumento de que la interdicción de construir alminares constituiría una discriminación.

Los jueces del Tribunal de Estrasburgo indicaron que en caso de que se diera una situación concreta de negativa a una autorización para poner en pie un alminar, el sistema jurisdiccional helvético tendría la competencia para examinar si una decisión tal se aplica conforme al Convenio Europeo de Derechos Humanos y, en particular, con el respeto a la libertad religiosa. Un comentario que hace referencia a un reciente fallo del Tribunal Federal de Suiza.

A Suiza, la tarea de vigilar el Estado de derecho

El Tribunal de Estrasburgo aún debe dar su veredicto sobre otras tres solicitudes en torno al mismo tema de la prohibición constitucional de construir nuevos alminares en Suiza, pero se desconoce aún una fecha precisa para abordar el asunto.

“No dudamos de la inadmisibilidad del caso, pero se trataba de una gestión necesaria”, indica Hafid Ouardiri, precursor de una de las demandas presentadas en Estrasburgo. Para el también copresidente de una fundación musulmana en Suiza, el rechazo de la corte para admitir el caso “desencadena un proceso” al hacer un llamado para que las autoridades suizas cumplan su deber de vigilar el Estado de derecho y así se preserven e incentiven las buenas relaciones interreligiosas.

Cabe recordar que la decisión de los votantes suizos de prohibir la construcción de alminares a finales de 2009 despertó las críticas de los colectivos musulmanes, de Naciones Unidas y del Consejo de Europa -mientras que fue alabada por la derecha política europea. Suiza se convirtió así en el primer país europeo en establecer una limitación de esta naturaleza.

Demandas

Las demandas fueron presentadas ante la Corte Europea de Derechos Humanos el 15 y 16 de diciembre de 2009.

Fin del recuadro

CONTEXTO

La comunidad musulmana en Suiza representa el 4,5% de la población e incluye a 100 nacionalidades.

Muchos de los emigrantes musulmanes proceden de la antigua Yugoslavia y Turquía.
 
El número de musulmanes se duplicó entre los censos de 1990 y 2000, en gran parte impulsado por la afluencia de refugiados y solicitantes de asilo, incluidos los de la guerra en la ex Yugoslavia.

En Suiza hay alrededor de 200 mezquitas, centros culturales y moradas de plegaria, pero solo cuatro alminares: en Ginebra, Winterthur, Zúrich y Wangen en Olten.

Fin del recuadro

swissinfo.ch y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×