Navigation

Skiplink navigation

Deportaciones: penalizan a cantones “laxos”

Bajo las reglas de la Unión Europea -que Suiza aplica- los solicitantes de asilo deben efectuar los procedimientos necesarios en el país al que llegan en Europa. Keystone

La ministra de Justicia y Policía, Karin Keller-Sutter, informó al Parlamento que el Gobierno federal suprimió 6 millones de francos en subsidios a cuatro cantones por no haber deportado a 304 inmigrantes según las bases de los Acuerdos de Dublín, señaló el periódico dominical Le Matin Dimanche.

Este contenido fue publicado el 17 marzo 2019 - 18:00
swissinfo.ch/Le Matin Dimanche/jc

La mayor parte de las sanciones -que conciernen el período entre octubre 2016 y finales de 2018- recayeron sobre el cantón de Vaud (4 millones/204 casos de incumplimiento). Philippe Leuba, ministro cantonal encargado de esta cuestión, negó cualquier violación de las normas.

Kerrer Sutter no citó a los otros tres cantones afectados pero el periódico señaló que se trataría de Neuchâtel, Ginebra y Valais, que habrían dejado de recibir 850 000, 600 000 y 250 000 francos, respectivamente, según una investigación de Tamedia.

Nadia Boehlen, portavoz de Amnistía Internacional Suiza, señaló a Le Matin Dimanche que los cantones francófonos habían adoptado desde hace mucho tiempo un enfoque diferente al de otras partes de Suiza en materia de política de asilo.

“Miran las consecuencias humanas de enviar a la gente de vuelta y no solamente una aplicación estricta de la ley (…) Y están pagando por eso”.

Con arreglo a las normas de Dublín, que Suiza aplica, la responsabilidad de tramitar las solicitudes de asilo recae en el país en el que los solicitantes de asilo entraron por primera vez en Europa.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo