Navigation

Skiplink navigation

Dimite jueza adormilada en proceso de presunto asesino

Carouge, Ginebra, 2012: Ofrenda en memoria de la pequeña Semhar, atacada sexualmente y asesinada. Keystone

La jueza que fue sorprendida mientras se endormecía durante el juicio del presunto asesino de una niña presentó su renuncia. El proceso, que tenía lugar el martes en la Cámara de Apelaciones y Revisión Penal de Ginebra, se reanudará desde cero el próximo 26 de marzo.

Este contenido fue publicado el 01 febrero 2019 - 14:35

La información, desvelada por el diario Tribune de Genève, fue confirmada este viernes a la agencia de noticias Keystone-ATS por el portavoz del poder judicial ginebrino, Vincent Derouand. La jueza se adormilaba durante los alegatos de los abogados del acusado. Este último solicitó la recusación de la magistrada.

La presidenta del tribunal postergó la audiencia y las partes en el juicio tenían diez días para presentar sus argumentos. La renuncia de la jueza invalida la medida. Ahora debe nombrarse un sucesor.

La o el reemplazante deberá, en primer lugar, revisar el expediente. Luego se reiniciará el proceso de apelación desde el principio.

El acusado, un taxista de 43 años de origen etíope, será interrogado de nuevo, y la madre de la pequeña víctima deberá pronunciarse otra vez.

Desafortunados reveses

Los debates comenzarán el 26 de marzo, indicó Derouand. Este contratiempo judicial es tanto más lamentable cuanto que interviene en un caso de extrema gravedad. Semhar, de 12 años, fue violada y estrangulada en 2012. El presunto asesino conocía bien a la niña porque mantenía una relación con su madre.

Según la fiscalía, el acusado aprovechó la oportunidad de saber a Semhar sola en su casa para acudir al lugar, agredirla sexualmente y estrangularla. Luego habría escondido el cuerpo debajo de la cama de la madre, antes de reunirse con ella en un restaurante.

El acusado niega todo. Pide su absolución y una indemnización por sus 6,5 años de detención. En primera instancia, fue condenado a 20 años de prisión con internamiento. En la apelación, el Ministerio Público quiere aumentar la pena solicitando la cadena perpetua.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo