Navigation

ONG suizas piden que la ayuda a Colombia dependa del avance de los derechos humanos

Asistentes a una vigilia de protesta contra el asesinato de líderes sociales en Bogotá, Colombia, el 6 de julio de 2018. Keystone


El gobierno suizo recibe presiones para que condicione su ayuda financiera a Colombia al respeto de los derechos humanos. El país sudamericano es testigo de un aumento alarmante de los asesinatos de líderes sociales.

Este contenido fue publicado el 26 julio 2018 - 13:21
swissinfo.ch with SDA-ATS; ds

Docenas de organizaciones no gubernamentales y organizaciones benéficas suizas han hecho esta solicitud en una carta abierta enviada al presidente Alain Berset y al ministro de Asuntos Exteriores Ignazio Cassis.

En los últimos seis meses 123 defensores de los derechos humanos han sido asesinados en Colombia, según Swissaid. 311 personas, desde que en 2016 el gobierno colombiano alcanzara un histórico acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Tal y como recoge la misiva enviada a los mandatarios suizos, la situación es tan grave que las Naciones Unidas ya han cuestionado al gobierno colombiano. Pero como este no reacciona, el siguiente paso a dar es la presión internacional.

Para ayudar en las negociaciones entre las dos partes del conflicto colombiano, el gobierno suizo facilitó expertos mediadores. Al mismo tiempo, en Berna se guarda una versión original del acuerdo de paz de 2016.

La Ayuda Humanitaria Suiza ha destinado 35 millones de francos (35 millones de dólares) a asistencia y protección de la población civil para el período 2017-2020, según el Departamento Federal de Asuntos ExterioresEnlace externo.

Colombia es también el sexto socio comercial de Suiza en América Latina.

La carta redactada por SwissaidEnlace externo y el Grupo de Trabajo Suiza-ColombiaEnlace externo se ha enviado a los responsables suizos este pasado 25 de julio, y entre los firmantes se encuentran Public EyeEnlace externo, Amnistía InternacionalEnlace externo y Terre des hommesEnlace externo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.