Navigation

La ayuda suiza, “demasiado centrada en detener migración”

Preparación de un envío de ayuda a Indonesia, golpeada por un terremoto y un tsunami en octubre de 2018 © Keystone / Anthony Anex

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la ayuda al desarrollo de Suiza debería concentrarse más en las necesidades de los países contrapartes y menos en detener la migración.

Este contenido fue publicado el 05 abril 2019 - 15:54
Keystone-ATS/OECD/ilj

En general, Suiza ha sido un socio fuerte y fiable para el desarrolloEnlace externo, y ha hecho oír su voz a nivel internacional en temas como el agua, el cambio climático y la salud, dijo el viernes la OCDE en su revisión quinquenal del trabajo de cooperación de Suiza.Enlace externo

La cooperación al desarrollo es un instrumento de la política económica y exterior de Suiza y debe estar al servicio de los intereses nacionales, así como de los desafíos del desarrollo, señaló la organización en el informe sobre Suiza, presentado a los medios de comunicación en Berna.

Añadió que, sin embargo, el programa se encuentra bajo “una presión creciente para limitar la migración irregular a Suiza, con algunas discusiones sobre la concesión de apoyo a condición de que los países socios ajusten sus políticas migratorias”.

Para la OCDE, “un programa que se centre en la prevención de la migración a Suiza a expensas del apoyo a las prioridades de los países contrapartes en materia de desarrollo sostenible a largo plazo podría conducir a un riesgo para la reputación de Suiza: la reconocida neutralidad del país podría estar en peligro, lo que reduciría su influencia en la política mundial”.

Se avecinan cambios

El informe llega en un momento en que Suiza se prepara para introducir algunos cambios en su cooperación internacional para 2021-2024.

En el marco de los principales puntos que se han hecho públicosEnlace externo por el Ministerio de Exteriores (DFAE) -el programa no ha sido concluido totalmente-  “también se realizarán esfuerzos para consolidar los vínculos estratégicos entre la política migratoria y la cooperación internacional”.

Además, el enfoque geográfico se centrará en cuatro regiones: África, Oriente Medio, Asia y Europa del Este. Suiza se retirará de América Latina y de Asia Oriental.

La reducción de la pobreza y la seguridad humana adquirirán mayor énfasis, al igual que “las cuestiones económicas y el aprovechamiento más eficaz del potencial del sector privado”.

En examen de la OCDE acoge con satisfacción la iniciativa de reducir el número de regiones y de temas tratados. Sin embargo, señala que Suiza podría cumplir con su compromiso de 2011 de invertir al menos el 0,5% de la Renta Nacional Bruta en ayuda al desarrollo exterior. La meta se mantuvo para 2014-2016, pero para 2017 fue del 0,46%.

Susanna Moorehead, de la OCDE, que asistió a la conferencia de prensa en Berna, manifestó su esperanza de que las recomendaciones fueran tomadas en cuenta.

Por su parte, Manuel Sager, director de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), subrayó que no está previsto hacer depender la ayuda al desarrollo de la gestión de la migración de un país.

Artículos citados

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.