Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Voto antialminares ayuda a musulmanes a entenderse

Los opositores de la supuesta islamización de Suiza siguen con sus protestas.

Los opositores de la supuesta islamización de Suiza siguen con sus protestas.

(Keystone)

Ha pasado un año desde que el Gobierno de Suiza incrementara el diálogo con la comunidad musulmana tras la decisión de los votantes de prohibir la construcción de nuevos alminares en el país.

swissinfo.ch habló con Amira Hafner-Al-Jabaji -ciudadana suiza de origen iraquí y que participa en el citado diálogo- sobre los cambios producidos desde esa cita a las urnas del 29 de noviembre de 2009.























































Hafner-Al-Jabaji es presidenta del ‘Think-Tank’ (laboratorio de ideas) que busca promover la paz religiosa en el país y se opone al fundamentalismo.

Cuenta a swissinfo.ch que la polémica votación ha puesto de relieve una necesidad existente para el diálogo entre las autoridades suizas y la comunidad musulmana. Considera positivo que tras un año, el diálogo se haya alejado de los problemas de seguridad para aproximarse a materias como la de la integración y participación de los musulmanes en la sociedad suiza.

swissinfo.ch.: Después de la votación sobre la prohibición de la construcción de alminares, el gobierno aceleró el proceso de consulta. ¿Qué resultados observa usted un año después?

Amira Hafner-Al-Jabaji: Desde el lado musulmán, hemos sido capaces de dejar claro cuáles son nuestros problemas, cuáles son nuestras prioridades y lo que entendemos por un diálogo sostenible. Hay muchas diferentes organizaciones musulmanas, representantes, problemas y prioridades. Pero nunca ha habido un asamblea real sostenible o grupo con la voluntad de seguir trabajando, resolviendo problemas y haciendo proyectos, etc...

Pero este diálogo nos ha llevado a encontrarnos todos juntos y promover un entendimiento mutuo entre los propios musulmanes. Así que es un paso muy importante para los propios musulmanes como forma de diálogo interno.

swissinfo.ch: ¿Son ahora capaces los musulmanes de Suiza de continuar con este diálogo entre ellos sin la participación del gobierno?

A. H-A-J.: Tenemos que ver que hay dos prioridades principales. Una es el diálogo con el gobierno porque en la sociedad hay dificultades, como las judiciales después de los resultados de la iniciativa contra los alminares...

La otra cosa es que la imagen de los musulmanes y del Islam es algo que tiene que ser resuelto por los propios musulmanes. Tienen que tomar medidas, tienen que saber cómo pueden cooperar, integrar, participar más en la sociedad de una manera positiva y constructiva. Una actividad no hace innecesaria a la otra. Tenemos que ir en estas dos direcciones…

Hasta ahora siempre era la sociedad suiza, el Gobierno Federal y los cantonales los que establecían la agenda y los musulmanes solo tenían que seguirla. Ahora espero que los musulmanes sean más capaces de establecer su propia agenda.

swissinfo.ch: Los musulmanes en Suiza se enfrentan a diversas dificultades en diferentes ámbitos -empleo, formación profesional- ¿Discutió con el gobierno cómo se pueden resolver estas cuestiones?

A.H-A-J.: El gobierno ha definido varios campos donde tienen que estar activos y también nosotros abordamos la forma de cómo podemos también intervenir en estos campos. La primera cuestión abordada fue cómo hacer que los musulmanes sean mas competitivos en el mercado laboral. El segundo punto concierne a la comunicación con los medios de información; y el tercero tiene que ver con cuestiones en el ámbito de la salud.

Ahora tenemos que definir qué tipo de proyectos podemos fomentar nosotros, como musulmanes, y sin la ayuda del gobierno. Yo diría que en relación con el diálogo interno musulmán, estamos al principio, pero el comienzo es siempre el paso más importante. Y tenemos la voluntad de poner en marcha iniciativas y actividades en la sociedad.

Quiero subrayar que no estamos haciendo esto como musulmanes para los musulmanes, sino en el entendimiento de que, en primer lugar, somos ciudadanos en Suiza. Estamos haciendo esto por el bien de la sociedad en su conjunto.

swissinfo.ch.: ¿Este díálogo ha permitido definir mejor el concepto de integración?

A.H-A-J.: Desde la parte del gobierno, la (integración) es la cuestión del idioma, estar en buena salud para el mercado de trabajo. Pero afirmo que en la sociedad suiza hay otra sensación de lo que significa estar integrado y esto difiere mucho del pensamiento legal. Así que hay que llenar esta espacio…No se puede decir que los musulmanes o cualquier otro grupo tienen que ser asimilados y renunciar a su fe y a su manera de vivir. Creo que podríamos dejar claro que tenemos dificultades respecto a la comprensión de la sociedad de lo que significa estar integrados.

swissinfo.ch.: Algunas mujeres no reciben empleo debido a su velo, y el gobierno no puede intervenir en este asunto. ¿Es posible pedir a los interlocutores económicos que participen en este diálogo?

A.H-A-J.: Sí, absolutamente. No es una situación general que las mujeres que usan velo no se les permita trabajar. Creo que el gobierno ha querido ser un modelo a seguir en este sentido. Y también otras empresas grandes de Suiza son conscientes de que el velo no es un problema cuando se trata de trabajos de laboratorio o lo que sea. Es más en la esfera pública. Tenemos que despertar conciencia de que cuando una mujer lleva un pañuelo en el rostro en público no significa problema alguno en el espacio público. Este es el siguiente paso. En primer lugar tenemos que dejar claro que en una sociedad que recomienda la educación y la salud económica, el pañuelo no debería ser un problema.

swissinfo.ch.: En los últimos años los medios de comunicación en general han desempeñado un papel activo en la estigmatización de la comunidad musulmana ¿Cómo puede el gobierno ayudar a cambiar esta situación?

A.H-A-J.: La libertad de los medios de comunicación es uno de los pilares de una democracia. El gobierno está muy limitado en ese aspecto. Pero lo que podemos hacer y queremos hacer es sensibilizar más a los periodistas sobre el tema. Un proyecto nacional de investigación mostró que no hay suficiente conocimiento entre los periodistas sobre la religión y sobre el Islam en concreto. Razón por la que es necesario adoptar medidas que favorezcan la formación de los periodistas y su modo de tratar los asuntos relacionados con el Islam.

Como musulmanes tenemos que intervenir mucho más en los medios de comunicación de lo hecho hasta ahora. Debemos actuar a fin de definir los verdaderos problemas.

swissinfo.ch.: Finalmente, ¿es usted optimista respecto a este diálogo?

A.H-A-J.: Sí, soy absolutamente optimista, porque veo que hay un amplio entendimiento mutuo entre los musulmanes que participan en este diálogo; lo que nos permitirá establecer y definir nuestras prioridades.

Musulmanes en Suiza

La comunidad musulmana en Suiza representa el 4,5% de la población e incluye a 100 nacionalidades.

Muchos de los emigrantes musulmanes proceden de la antigua Yugoslavia y Turquía.

El número de musulmanes se duplicó entre los censos de 1990 y 2000, en gran parte impulsado por la afluencia de refugiados y solicitantes de asilo, incluidos los de la guerra en la ex Yugoslavia.


En Suiza hay alrededor de 200 mezquitas, centros culturales y moradas de plegaria, pero solo cuatro alminares: en Ginebra, Winterthur, Zúrich y Wangen en Olten.

El 29 de noviembre, el 57% de los votantes apoyaron una iniciativa popular (referéndum) para prohibir la construcción de nuevos alminares en Suiza. Esto fue a raíz de acalorados debates y batallas legales en el ámbito local sobre las solicitudes de las mezquitas para construir estas torres.

En los últimos años, proyectos de construcción tanto de mezquitas como de alminares en muchos países europeos -entre ellos Suecia, Francia, Italia, Austria, Grecia, Alemania y Eslovenia- han generado protestas, algunas de ellas violentas.

Fin del recuadro

Amira Hafner-Al-Jabaji

Amira Hafner-Al-Jabaji nació en Berna en 1971, de padre iraquí y madre alemana.

Estudió el Islam, filología oriental y periodismo en la Universidad de Berna.

Desde 1996 se ha convertido en comentarista independiente en temas relacionados con el Islam y el diálogo interreligioso.

Fin del recuadro


(Adaptado por Iván Turmo), swissinfo.ch


Enlaces

×