Navigation

Skiplink navigation

Rogge sucede a Samaranch en el COI

Jacques Rogge contó con los votos europeos del COI Keystone

Se confirma lo previsto. El cirujano belga, Jacques Rogge, es el nuevo presidente del Comité Olímpico Internacional, cuya sede está en la ciudad suiza de Lausana. La 112 asamblea, reunida en Moscú, cerró la era Samaranch y abre otra con Rogge.

Este contenido fue publicado el 17 julio 2001 - 11:48

El médico y ex medallista olímpico, de 59 años de edad, fue elegido en la segunda vuelta y presidirá durante ocho años el máximo organismo mundial del deporte, con la posibilidad - según las nuevas reglas - de ser reelegido a un solo periodo adicional.

Así, el catalán Juan Antonio Samaranch puso fin a su carrera directiva en el mismo sitio, Moscú, donde hace 21 años asumió el desafío de dirigir los destinos del movimiento olímpico internacional. En estas dos décadas estampó su sello particular en el COI.

Más allá de las críticas o los elogios, Samaranch ha transformado la fisonomía de los Juegos Olímpicos. Les ha dado gran dimensión, espectacularidad y carácter comercial, atributos que, sin embargo, comulgan menos con el espíritu proclamado por Pierre de Coubertin.

No cabe duda que el poder económico y las viejas costumbres en el COI mostraron su vulnerabilidad a los brotes de corrupción, que finalmente dieron lugar, en determinado momento, a la expulsión de siete dirigentes durante una conferencia especializada.

La imperiosa necesidad de ganar prestigio y dinero que expandió los tentáculos del dopaje entre los deportistas de alto nivel, obligó a tomar cartas en el asunto. Samaranch lo hizo convocando a una conferencia mundial, umbral de la Agencia Mundial Antidopaje.

Otro de los hechos destacados, tal vez el más personal del catalán, es sin duda el Museo Olímpico. Desde su inauguración, en 1993, se ha convertido en uno de los sitios más visitados por quienes llegan a la denominada capital olímpica: Lausana.

Sin abundar en detalles, la partida de Juan Antonio Samaranch, deja un Comité Olímpico Internacional financieramente sólido, con estructuras que comienzan a atreverse al cambio y con nuevos desafíos propios de la era tecnológica moderna.

Su sucesor, Jean Jacques Rogge, segundo belga que ocupa el cargo máximo en 107 años de historia del COI, ha adelantado su intención de introducir algunas modificaciones, sin especificar cuales. Henri de Baillet-Latour desempeñó esa función entre 1925 y 1942.

La elección de Rogge echó por tierra las pretensiones del canadiense, Richard Pound, el surcoreano Un Yong Kim y el húngaro, Pal Schmitt. La estadounidense, Anita de Frantz quedó eliminada en la primera vuelta de la votación secreta.

swissinfo

.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo