Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Romanches irreductibles

En Coira algunas ruinas romanas son presentadas en un texto firmado por el arquitecto grisón Peter Zumtor

(swissinfo.ch)

Un pueblo misterioso, el imperialismo romano, la colonización germánica, el despertar de una identidad: así podría resumirse la historia romanche.

Mirada hacia el pasado de un microcosmos cultural alpino en la encrucijada de las grandes civilizaciones europeas.

"Nus essan en l'onn 50 a.Cr. La Gallia è occupada dals Romans. Sulet ina culegna da Gals giagliards e cumbattivs resista anc andina als invasurs".

"Estamos en el año 50 antes de Cristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos. Sólo una aldea de galos irreductibles resiste aún a los invasores". Esta célebre fórmula extraída de 'Asterix' y firmada por Goscinny, fue traducida para la ocasión al "Rumantsch Grischun".

En el mundo de 'Asterix' se resiste al imperialismo romano. Para la cultura de la lengua romanche es la germanización la que ha representado y representa aún un verdadero peligro.

Lenguas románicas

Los romanos llevaron al mundo mediterráneo en particular su red de rutas y acueductos y, a una gran parte de Europa occidental, su lengua.

Moderado por las influencias precedentes (cultura de los pueblos locales) y posteriores (invasiones e inmigraciones) el latín vulgar se transformó en diferentes lenguas.

Lenguas que pueden ser reunidas en varios grupos lingüísticos: galorrománico (francés), occitanorrománico (occitano, provenzal, catalán), iberorrománico (español, portugués y gallego), italorrománico (italiano, corso), balcanorrománico (rumano y dálmata).

En cuanto al ladino y al friulano, practicados en el norte de Italia, y al romanche, hablado exclusivamente en el cantón suizo de los Grisones, puede decirse que pertenecen a un grupo lingüístico denominado retorromano.

Época romana

¿Quiénes eran los réticos? No se sabe mucho de este pueblo que se instaló en los Alpes hacia los años 500 antes de Cristo. Sólo sabemos que probablemente no surgió del mundo céltico. ¿Tiene entonces orígenes etruscos, balcánicos e incluso semíticos? El misterio persiste.

Fue en el año 15 antes de Cristo cuando los réticos fueron sometidos por los romanos. Convertida en provincia romana, la región comprendida entre los Alpes réticos y el Danubio, se transformó en la "Raetia" que, hasta el año 400 sufrirá una intensa romanización.

A través de la presencia militar romana y el desarrollo del comercio la mezcla de las lenguas réticas indígenas y del latín popular dio origen a una variante rética del latín vulgar. El desarrollo del Cristianismo a partir del siglo IV contribuyó igualmente a esta evolución.

Germanización

En el año 806 Carlomagno introdujo en la "Raetia" el sistema administrativo de los Francos. Un conde germánico fue instalado en la ciudad de Chur (Coira) y muchos funcionarios de más allá del Rin se establecieron en la región.

Menos de 40 años después, el Obispado de Chur fue separado de la Arquidiócesis de Milán y agregado al de Maguncia. Esto tuvo por consecuencia que la "Raetia" se orientara definitivamente hacia el norte, de lengua alemana.

Desde el siglo XIV hasta el XV la autonomía política de los Grisones tomó forma. El sistema feudal dio paso progresivamente a una democracia en forma de comunas y jurisdicciones autónomas que, en 1471, fundaron la República de las Tres Ligas.

Un hecho trágico reforzó la evolución lingüística que estaba en marcha. En 1464 un incendio destruyó a Chur, la capital. Fueron los artesanos de lengua alemana quienes reconstruyeron la ciudad. Más tarde, éstos se instalaron allí conduciendo a la germanización total del lugar.

Renacimiento romanche

Sin embargo, desde el siglo XVI, en particular gracias a la Reforma, el romanche se convirtió en lengua escrita.

Por razones prácticas el alemán siguió siendo durante tres siglos la lengua oficial de la República de las Tres Ligas. Pero, en 1794, la Dieta (el ejecutivo) proclamó el trilingüísmo (alemán, romanche, italiano) de la República que, en 1803, se convirtió en el cantón suizo de los Grisones.

Aunque las constituciones cantonales del siglo XIX reconocieron y garantizaron las tres lenguas de los Grisones (único cantón suizo trilingüe) la realidad fue diferente. El Estado cantonal impulsó ampliamente la germanización de los romanches. Frente a esta realidad y a la inmigración de lengua alemana, algunas voces se hicieron sentir para pedir la defensa del romanche.

En 1919 fue fundada la "Lia Rumantscha" (Liga Romanche) y en 1938 Suiza reconoció el romanche como lengua nacional al mismo nivel que el alemán, el francés y el italiano que, además tenían el estatuto de "lenguas oficiales". Este reconocimiento nacional ayudará a los romanches a tomar conciencia de su identidad.

En 1996 el estatuto del romanche fue afirmado por un refuerzo del artículo constitucional relacionado con las lenguas. Sin embargo, aquello que sin duda marcó más la cultura romanche durante la segunda mitad del siglo XX fue la creación, en 1982, del "Rumantsch Grischun" (RG) una lengua supraregional escrita.

Porque aquello que llamamos romanche son en realidad cinco idiomas diferentes, cada uno de ellos anclado con fuerza en un minúsculo territorio, como especies de islotes latinos en tierras de lengua alemana.

'Asterix' entre los romanches

Idiomas que viven o que no obstante sobreviven. La prueba la encontramos al volver a la cita del comienzo:

"Nus essan egl onn 50 avon Cr. La Gallia ei occupada diltuttafatg dils Romans... Diltuttafatg? Na! Ina culegna gallica che lai buca metter sut giuv tegn petg agl invasur...", se dice en sursilvano.

"Nus essans l'an 50 aunz Cristus. L'intera Gallia es occupada dals Romauns... Propi l'intera? Na! ... üna vschinaunca populeda da Gals chi nu vöglian as suottametter as dosta aunch'adüna cunter ils conquisteders...", se dice en vallader.

Y aún no se han acabado las sorpresas...

swissinfo, Bernard Léchot
(Traducción: J.Ortega)

Datos clave

Situado al sudeste de Suiza, el cantón de los Grisones (7.105 kilómetros cuadrados) es el mayor cantón de Suiza y tiene un relieve muy accidentado.

Está integrado por casi 150 valles. Los dos principales son: el Surselva y la Engadina. Corren paralelos al arco alpino.

Tiene una población de 187.085 habitantes de los cuales 127.755 son de lengua alemana, 27.038 de lengua romanche y 19.106 de lengua italiana, según datos del censo federal del año 2000.

Fin del recuadro

De Estado autónomo a cantón de los Grisones

Desde 1524 hasta 1798 los Grisones fueron un Estado aliado a la Confederación. Estaban formados por tres Ligas: Liga de la Casa de Dios, Liga Grise y Liga de las Diez Jurisdicciones.

Cuando Napoleón invadió Italia en 1797, los Grisones perdieron primero sus territorios del sur. La Valtelina, y el Val Chiavenna que quedaron en manos de la República Cisalpina. Invadidos luego por las tropas francesas, los Grisones fueron integrados en la República Helvética.

Con el Acta de Mediación (1803), Napoleón confirma la unión del territorio trilingüe a la Confederación. Esta unión es confirmada de nuevo en el Congreso de Viena de 1815.

La ciudad de Chur es la capital del cantón.

Fin del recuadro


Enlaces

×