Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Lucha contra malaria empieza a dar resultados

Niños y mujeres embarazadas son las víctimas más frecuentes de la malaria.

Se ha puesto de moda entre donantes apoyar la lucha contra la malaria. Ya se han invertido miles de millones de dólares para combatir esta enfermedad, con resultados alentadores. No obstante, todavía falta mucho para erradicarla.

Expertos de instituciones privadas y públicas de Suiza explican a swissinfo por qué se necesita más dinero y por qué los fondos no serán suficientes para eliminar una enfermedad de la que cada año muere más de un millón de personas.

Los expertos, Christian Lengeler, del Instituto Tropical Suizo (ITS), y Hans Rietveld, de la multinacional farmacéutica Novartis, representan dos organizaciones que han reunido sus esfuerzos para concienciar al público de la necesidad de un mayor empeño en el control de la malaria.

Son miembros del Grupo Suizo de la Malaria que, entre otros, incluye a las empresas farmacéuticas Syngenta y Mepha, así como a la compañía Medicines for Malaria Venture con sede en Ginebra.

Dos métodos corrientes para mantener a la enfermedad mortífera en jaque son el uso de mosquiteras tratadas con insecticidas y el tratamiento de la enfermedad con fármacos que contengan artemisina, entre los cuales figura Coartem, que Novartis vende a precio de coste.

Pero según el ITS, que está implicado en un proyecto de tratamiento en Tanzania, sólo un 20% de la población rural recibe la prescripción médica de modo oportuno y adecuado.

swissinfo: ¿La distribución y el acceso a las personas en riesgo es el mayor problema a resolver para controlar la malaria de modo eficaz?

Hans Rietveld: En general, la distribución supone un desafío clave. La malaria es uno de los mayores problemas de salud pública en los países subsaharianos. En vista de las estructuras de la distribución sanitaria, es aún difícil que los medicamentos eficaces lleguen a todos aquellos que los necesitan. La situación se ha mejorado en las áreas urbanas y también en las zonas rurales se han hecho muchos progresos. Pero tenemos que apañárnosla con carreteras que en épocas de lluvias no son accesibles, por mencionar sólo uno de los muchos retos. Lo bueno es que desde 2001 Novartis ha suministrado más de 160 millones de tratamientos para los más necesitados, sin obtener beneficio alguno.

swissinfo: El ITS ha puesto en marcha un programa para mejorar el acceso. ¿Cómo se puede mejorar la distribución de los tratamientos?

Christian Lengeler: Está claro que hay muchos aspectos diferentes que hay que tener en cuenta. Es interesante ver que los pacientes se comportan de manera correcta, eso es lo que indican nuestros resultados. Reconocen la enfermedad y emprenden las medidas correctas. En realidad es el sistema sanitario el que los deja plantados. No tienen acceso a los medicamentos correspondientes y no se les indica la dosis adecuada.

swissinfo: ¿Qué hay que hacer?

C. L.: Se trata de mejorar la gestión y la calidad del tratamiento. Es paradójico, pero todo el mundo sabe cómo debería funcionar el sistema.

swissinfo: Todavía hay más de un millón de personas que muere cada año de la malaria a pesar de invertir cientos de millones de dólares anuales en su combate, mucho más que en los noventa cuando eran todavía algunas decenas de millones.

H. R.: Hay más dinero que nunca, lo cual es muy positivo. Pero también es verdad que los países disponen de capacidades limitadas de absorción para gastar bien los fondos actualmente disponibles.

Al final, lo más importante va a ser si hay suficiente personal cualificado y si se pueden mejorar las estructuras sanitarias y la entera infraestructura. Por eso, el camino a recorrer es todavía muy largo. Pero también vemos progresos en la lucha contra la malaria. Últimamente, hubo varios países que han presentado datos que afirman un descenso de los índices de mortalidad.

swissinfo: ¿En qué países?

H. R.: Por ejemplo en Ruanda, Etiopia y Zambia. Y esta reducción de la mortalidad hay que atribuirla a métodos de prevención y mejores medicamentos.

swissinfo: ¿Cuán significativas son las disminuciones en esos países?

H. R.: La reducción del índice de mortalidad abarca del 33% en Zambia hasta el 66% en Ruanda.

C. L.: Estoy completamente de acuerdo que tenemos problemas en utilizar los recursos disponibles, pero es importante recordar que hoy nuestros gastos para controlar la malaria se elevan a 2 mil millones de dólares por año. Pero hay dos mil millones de personas con riesgo de padecer de malaria, lo que significa que la ayuda es de sólo 1 dólar por persona y año.

swissinfo: ¿Esto alcanza para un tratamiento con Coartem?

C. L.: Es suficiente para un tratamiento y cubre una tercera parte de lo que se gasta para una mosquitera. Aún no hemos llegado a una dimensión financiera justa. Y esto durará porque los países no pueden absorber todo de un golpe. Pero todavía necesitamos más fondos.

swissinfo: El donante privado más importante, la Fundación Bill & Melinda Gates, hace un llamado para canalizar los esfuerzos en la lucha contra la malaria. Pero hay críticos que dicen que esto significa menos dinero para el control de la enfermedad.

H. R. Yo creo que hay que ser ambicioso y poner una meta, sobre todo desde que hemos sido capaces de erradicar la malaria de Europa. Pero en el contexto africano será muy complicado realizar este objetivo.

C. L.: No lo lograremos con las herramientas de las que disponemos actualmente. Necesitamos herramientas más eficaces. Necesitaremos una vacuna, mosquiteras de maquinación genética e insecticidas mejores, y necesitaremos varios medicamentos porque la resistencia a los fármacos e insecticidas representa un peligro real en los próximos cinco a diez años. Si nos proponemos este objetivo para los próximos 30 a 40 años, entonces será posible que llegaremos a realizarlo. En cambio, si nos lo proponemos para los próximos diez años, será imposible.

swissinfo, entrevista de Dale Bechtel
(Traducción del inglés: Antonio Suárez Varela)

Datos clave

La malaria es una enfermedad causada por un parásito de la especie de los plasmodios que se transmite mediante picadura de la hembra del mosquito anofeles.

Un millón de personas mureren cada año infectadas por la malaria.

Es la causa principal de anemia, falta de peso en los bebés recién nacidos, del parto prematuro, de la mortalidad infantil y de la muerte maternal.

Por primera vez en la historia se dedica una jornada al combate de esta enfermedead: el próximo 25 de abril es el primer Día Mundial de la Malaria.

Fin del recuadro

GRUPO SUIZO DE LA MALARIA

La agrupación tiene 11 miembros del sector público y privado, entre los cuales figuran la industria farmacéutica y agro-alimentaria, institutos caritativos, científicos y de ayuda al desarrollo.

Tres de los objetivos que persigue el Grupo son despertar la conciencia de los esfuerzos que se requieren para combatir eficazmente esta enfermedad, aumentar los fondos en la lucha contra la malaria y resaltar las innovaciones e iniciativas que vienen de Suiza.

Fin del recuadro

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Mosquiteras tratadas con insecticidas y el uso de sprays con estas sustancias en el interior de las casas son dos métodos eficaces para mantener a raya a los mosquitos anofeles.

La estrategia del Tratamiento Preventivo Intermitente es la primera que se aplica durante la vacunación rutinaria de medicamentos anti-malaria a mujeres embarazadas y niños con alto riesgo de infectarse con esta enfermedad.

El paliativo más eficaz es una combinación de tratamientos con artemisinina, un derivado de una planta que se ha utilizado durante centurias en la medicina china tradicional para combatir la fiebre. Uno de esos fármacos es Coartem que fabrica Novartis.

Fin del recuadro


Enlaces

×