Navigation

Suiza es demasiado dura con los menores extranjeros, según un informe

El informe pide que las autoridades analicen con la debida diligencia la situación en el país de origen del menor antes de decidir sobre su destino. Keystone / Francesca Agosta

Las autoridades suizas no velan sistemáticamente por el interés superior de los niños en los procedimientos de asilo y de extranjería, sostiene un informe hecho público este martes.

Este contenido fue publicado el 24 noviembre 2020 - 15:47
Keystone-SDA/ac

Las prácticas en Suiza son más restrictivas que la jurisprudencial del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, señala un informe del Observatorio suizo sobre los derechos de los solicitantes de asilo y de los extranjeros.

La organización pide que se proteja mejor el derecho de los menores a una vida en familia. A diferencia de muchos otros países europeos, en Suiza no existe la posibilidad de que los hijos puedan traer a sus padres a este país (reagrupación familiar). Según el Tribunal Federal, la más alta instancia judicial de Suiza, esta opción solo es posible para los niños de nacionalidad suiza y además es una práctica extremadamente restrictiva, según el informe.

Sus autores consideran problemático el hecho de que las autoridades suizas crean que el contacto a través de Skype entre un padre deportado y su hijo es suficiente para mantener una relación parental.

La organización insta a las autoridades a facilitar que los hijos de solicitantes de asilo puedan reunirse con sus padres en Suiza. Las autoridades helvéticas suelen rechazar las solicitudes de visados humanitarios y de reagrupación familiar en estos casos.

El informe pide también que las autoridades analicen con la debida diligencia la situación en el país de origen del menor antes de decidir sobre su destino.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo