Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Tim Guldimann “Suiza no se posiciona sobre el conflicto interno en Venezuela”

Dos personas con bidones vacíos y la leyenda SOS agua

Protesta por la falta de agua en Caracas (8 de abril de 2019).

(Copyright 2019 The Associated Press. All Rights Reserved.)

De Nicolás Maduro depende si Suiza representará los intereses de EE UU en Venezuela. Washington y Berna firmaron la semana pasada un acuerdo sobre un mandato de potencia protectora. El exdiplomático Tim Guldimann no puede imaginar que el presidente venezolano se oponga a ese mandato.

Washington apoya en el conflicto venezolano no a Nicolás Maduro sino a su adversario Juan Guaidó, que se autoproclamó presidente interino. Además, Estados Unidos ha amenazado en reiteradas ocasiones con una intervención armada, empujando a Venezuela a romper sus relaciones diplomáticas con Washington en enero pasado.  

Tim Guldiman, otrora embajador suizo, tiene una amplia experiencia en materia de representación de intereses de otros países por parte de la Confederación.

(Keystone / Alessandro Della Valle)

Otrora diplomático, Tim Guldimann, que, como embajador de Suiza en Irán representó los intereses de Estados Unidos en ese país de 1999 a 2004, acoge con beneplácito la aceptación por parte de Suiza del nuevo mandato para representar los intereses de Estados Unidos en Venezuela. Pero eso no tiene nada que ver con un papel de mediador, explica en entrevista.     

swissinfo.ch: ¿Qué opina de este mandato?

Tim Guldimann: Está bien. Se trata de preservar los intereses de los países en cuestión por parte de Suiza. Es decir, cuando dos Estados ya no tienen relaciones diplomáticas, Suiza sirve de canal de comunicación, por así decirlo, como si fuera un cartero de información oficial de un gobierno a otro.  

swissinfo.ch: ¿Qué significa esto en términos concretos?

T.G.: Si Suiza representa los intereses de Estados Unidos en Caracas, el canal suizo es utilizado por Estados Unidos para comunicar oficialmente algo al gobierno de Nicolás Maduro. 

Mandatos suizos de protección

El mandato de representar los intereses de EE UU en Venezuela ofrece a Suiza la oportunidad de contribuir a la reducción de las tensiones entre los dos países y, de este modo, desempeñar un papel constructivo para la estabilidad regional, explica el DFAE.

“Si Venezuela da su consentimiento a este mandato de protección, la Embajada de Suiza en Caracas dispondrá de los recursos necesarios para cumplirlo”.

Queda abierta la cuestión de si Venezuela aceptará ese mandato y si, eventualmente, solicitaría a Suiza la representación de sus intereses en Estados Unidos.

Hasta 2015, Suiza representó los intereses de Cuba en EE UU y viceversa.

Actualmente representa los intereses de EE UU en Irán, de Rusia en Georgia, de Georgia en Rusia, de Irán en Arabia Saudí, de Arabia Saudí en Irán y de Irán en Egipto.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: Usted dice que se trata principalmente de un papel del cartero. El Ministerio suizo de Exteriores (DFAE) afirmó que la aceptación del mandato era una oportunidad para que Suiza contribuyera a la reducción de la tensión entre los dos países.

T.G.: Está claro que no se trata de una mediación. Tal vez se pueda tener la impresión de que un canal a través del cual los dos gobiernos se comunican entre sí podría ayudar a reducir la tensión. Pero no debemos sobrestimar eso.

swissinfo.ch: En última instancia, la cuestión en este conflicto es si Nicolás Maduro sigue en el poder o si el opositor Juan Guaidó toma el poder. ¿En su opinión, sería poco realista suponer que Suiza debería ahora persuadir a uno de los dos para que ceda? ¿El mandato no llegaría tan lejos?

T.G.: En absoluto. Para nada se trata del conflicto interno de Venezuela. Suiza no se pronuncia al respecto si tradicionalmente reconoce solamente al Estado, pero no al Gobierno. No se plantea la cuestión de la relación oficial o no oficial con Guaidó.

Suiza reconoce al Estado venezolano. Su gobierno es con el que mantiene relaciones oficiales, y ese es el gobierno de Maduro.

swissinfo.ch: ¿Esto también se aplica a los Estados en los que un nuevo gobierno llega al poder a través de un golpe de Estado o una revolución?

T.G.: Si, por ejemplo, un nuevo gobierno llega al poder a través de la revolución, como en el caso de China la Revolución de Mao Tse-tung, Suiza establece automáticamente relaciones con el Estado reconocido a través del gobierno que está de facto en el poder.

En ese momento, China interpretó esto como si Suiza hubiera sido uno de los primeros países en reconocer al gobierno comunista. Esto fue políticamente útil para nosotros, pero en sentido estricto, no fue así. Suiza se limitó a establecer relaciones con China a través de este nuevo gobierno.  

swissinfo.ch: De vuelta a Venezuela: Suiza y EE UU ya han llegado a un acuerdo, pero ahora el gobierno de Venezuela también debería decir sí al mandato. ¿A los ojos de Maduro, Suiza es lo suficientemente imparcial?

T.G.: ¿Por qué no debería serlo?

swissinfo.ch: Hace un año, el embajador venezolano acusó a Suiza de ceder a la presión de Estados Unidos y de la Unión Europea (UE) al imponer sanciones financieras y de viaje a ciertos ciudadanos venezolanos y de imponer un embargo de armas y de bienes susceptibles de ser usados con fines de represión.

T.G.: La decisión de no exportar armas a ese país en crisis se ajusta a nuestra práctica. No puedo imaginar que Venezuela se oponga a este mandato propuesto a Suiza por Estados Unidos.

Suiza - Venezuela

En marzo de 2018, Suiza se unió a las sanciones de la UE contra Venezuela. “Estas sanciones se impusieron debido a las violaciones de los derechos humanos y al debilitamiento del Estado de derecho y de las instituciones democráticas”, explicó el DFAEEnlace externo.

Venezuela acusó a Suiza de ceder a las presiones de EE UU y de la UE.

Las relaciones económicas entre los dos países tampoco son muy intensas. En 2017, Suiza importó bienes por un valor de 3,9 millones de francos, principalmente en productos agrícolas. Las exportaciones (principalmente productos farmacéuticos, maquinaria e instrumentos de precisión) ascendieron a 76,3 millones.

En 2017 vivían en Venezuela unos 1 200 suizos.

Desde 2025, Suiza no tiene embajador en Venezuela. Después de su última embajadora -Sabine Ulmann, que se retiró de Venezuela en 2015 y fue despedida en Berna en 2016 “por mala conducta profesional”-, Bénédict de Cerjat, actual jefe de la División de las Américas en el DFAE, fue nombrado encargado de negocios.

En febrero de 2016 fue expulsado de Venezuela como “persona non grata” por interferir en los asuntos internos del país. Había publicado en las redes sociales comentarios críticos contra el gobierno.

Desde agosto de 2016, Didier Chassot funge como encargado de negocios. El Ministerio de Exteriores declina indicar las razones por las que no hay embajador de Suiza en Venezuela desde 2015.

Fin del recuadro

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes