Venezuela declara persona ‘non grata’ a diplomático suizo

El encargado de negocios interino de la Embajada de Suiza en Venezuela debió salir de ese país después de que las autoridades de Caracas lo declararan “persona non grata”, por “injerencia en los asuntos interiores vía las redes sociales”, confirmó este viernes el Ministerio suizo de Exteriores.

Este contenido fue publicado el 26 febrero 2016 - 13:41
Marcela Águila Rubín
La expulsión de un diplomático suizo, declarado persona 'no grata' por Venezuela, constituye un caso excepcional para la diplomacia helvética, cuya sede en Berna se observa en esta imagen. Keystone

“El Ministerio suizo de Exteriores (DFAE) citó al embajador de Venezuela para solicitarle explicaciones y hacerle saber que lamenta una decisión semejante”, señaló la dependencia helvética en respuesta escrita a swissinfo.ch.

Asimismo, el DFAE solicitó a Venezuela el retiro de un miembro del personal diplomático de la Embajada de Venezuela en Suiza bajo la consideración de que “el contenido de los tuits incriminados no representa una intromisión del encargado de negocios interino en los asuntos interiores de Venezuela”.

La cartera helvética de Exteriores descartó que las expulsiones repercutan en las relaciones bilaterales:

“Actualmente, no hay ninguna consecuencia concreta a señalar. En el interés de ambas partes está evitar una escalada en el tratamiento de ese asunto”, precisó también el DFAE.

El diplomático se encuentra de regreso en Suiza desde el 4 de febrero pasado.

“La bola de más…”

Embajada de Suiza en Caracas, 17 de junio de 2015. Reuters

El responsable de negocios estaba a cargo de la Embajada de Suiza en Caracas tras la salida de la embajadora Sabine Ullman, quien concluyó su mandato apenas dos años después de ser nombrada y luego de suscitar una insólita polémica que produjo una serie de mordaces comentarios en la prensa internacional, a mediados de junio del año pasado.

“La embajadora suiza teme la muerte por pelota de golf” intituló Le Matin una noticia en la que daba cuenta de una manta colocada en la fachada de la sede oficial suiza en Caracas:

“Estimado golfista

De acuerdo a (sic) la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas esta residencia es territorio suizo. Lanzar pelotas en (sic) esta residencia es un peligro para cualquier persona que está en territorio suizo y una violación de la Convención de Viena. Si una pelota de golf hiere o mata a alguien en el suelo de Suiza, será exclusiva responsabilidad del jugador y del C.C.C. (ndlr Caracas Country Club)”

En su información al respecto, Euronews indicó entonces : “Entre Suiza y Venezuela, la bola de más…”

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo