Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Arte contemporáneo Torbellino artístico en una antigua cervecería



El Centro de Arte Contemporáneo KINDL se ubica en la otrora cervecería del mismo nombre.  

El Centro de Arte Contemporáneo KINDL se ubica en la otrora cervecería del mismo nombre.  

(kindl-berlin.com)

Dos coleccionistas de arte basados en Zúrich esperan poder transformar una antigua fábrica de cerveza en una institución cultural que reviva el distrito berlinés de Neukölln. Los miembros de la escena artística local ven con buenos ojos la idea, aunque no todos están convencidos de que este barrio lleno de vida necesite un renacimiento.

La antigua fábrica de cerveza Kindl recuerda una catedral. La entrada en ladrillos tiene la forma de una lágrima. El espacio de 5.500 metros cuadrados, coronado por una imponente torre, está aún en fase de construcción. Pero una vez terminado, va a vibrar como un centro de arte contemporáneo con varios niveles, a los que se sumarán galerías, estudios y una cafetería.

Y es que el arte en antiguas cervecerías es una tendencia al alza. Seattle tiene la ‘Old Rainier Brewery’, donde los artistas pueden alquilar estudios y ‘lofts’. Por su parte, Los Ángeles tiene la ‘Brewery Art Colony’, un espacio en el que los artistas pueden vivir y trabajar. Y ahora Berlín, la ciudad con micro cervecerías artesanales y una escuela de fabricación de cerveza, ve el nacimiento del Centro de Arte Contemporáneo KINDL.Enlace externo

Salome Grisard y Burkhard Varnholt

Salome Grisard dirige ‘Grisard Architektur’.Enlace externo Burkhard Varnholt, graduado de la prestigiosa ‘London School of Economics’ y del ‘Massachusetts Institute of Technology’, es director de gestión de activos para la banca suiza Julius Baer.

El año pasado, la radio pública suiza, SRF, siguió a Varnholt en un viaje a Uganda. Allí visitó un orfanato y una organización sin ánimo de lucro que fundó en 2004 llamada ‘Kids of Africa’ (Chicos de África). Fue galardonado con el Premio de Servicio Civil de Swiss Re en 2006.

Fin del recuadro

El banquero de origen alemán Burkhard Varnholt y la arquitecta suiza Salome Grisard, ambos residentes en Zúrich, descubrieron la fábrica de cerveza KINDL por azar. Fascinados por el barrio de Neukölln, la pareja realizó una visita al espacio abandonado durante un viaje veraniego a Berlín. Ambos se sintieron inmediatamente inspirados para crear algo a partir de la antigua destilería.

“Fue amor a primera vista”, dijo Varnholt.

En el 2011, la pareja compró el lugar y la construcción comenzó al año siguiente. Se van a abrir dos espacios de exposiciones junto a una cafetería y estudios para artistas, a los que solo se podrá acceder por invitación dentro del marco de un programa de residencia. El centro cultural se financiará de forma privada. Sus costos de renovación ascienden a 6 millones de euros (7.2 millones de francos suizos).

“Nuestra muy personal pasión por la cultura y el arte es lo que nos dio la idea de fundar el centro KINDL”, explicó Varnholt, quien es director de gestión de activos en el banco suizo Julius Baer.

La pareja ha aclarado que su propia colección privada no será exhibida en este centro. Prefieren presentar muestras rotativas en este barrio lleno de vida cultural.

Construir en el pasado

Neukölln es un barrio del sudeste berlinés, ubicado en lo que antiguamente era el Sector Americano de la ciudad. En años más recientes se ha aburguesado y convertido en un barrio de moda con un 40 % de inmigrantes, según datos oficiales del 2010. Pero a pesar de ser un barrio más caro, aún mantiene algo de la crudeza de sus inicios.

Leah Stuhltrager, fundadora del espacio artístico ‘THE WYE’ es un miembro activo de la comunidad artística local. Originaria de la ciudad de Nueva York, vive en Neukölln desde hace cinco años.

“En estos momentos, las comunidades que viven y trabajan en Kreuzberg, Neukölln y Kreuzkölln están construyendo en el pasado al tiempo que redefinen el futuro de estas áreas”, explicó a swissinfo.ch.

“Lo que cabe esperar de aquellos que compran partes significativas de cualquier barrio es que reconozcan el legado y se comprometan a contribuir. No que se vean a sí mismos como “reviviendo” comunidades que están ya muy vivas”.

La fábrica de cerveza KINDL fue construida en los años 20. Fue utilizada durante 70 años antes de ser reinstalada en una zona más grande en el Weissensee, en 2005. Cuando se cortó la electricidad en el último día de trabajo, el reloj quedó detenido. Desde entonces, marca para siempre las 11:41 horas.

En una reciente visita, se ve que las construcciones avanzan por doquier. A pocos pasos de KINDL se construyen 119 apartamentos de lujo; y esto apenas a cinco minutos del centro local de ayuda a los desempleados, en un barrio donde muchos habitantes viven aún por debajo de la línea de la pobreza.

Mientras tanto, dentro de la torre principal de KINDL, la planta eléctrica sigue en  construcción. Al caminar por el espacio industrial pueden verse los lugares en los que los estudios de los artistas van a ser construidos,  junto a las plantas de exposición.  Igualmente habrá artistas internacionales invitados en el marco de un programa de residencia.

Un artista extranjero

El espacio de 1 200 metros cuadrados tendrá tres plantas para exposiciones, incluyendo la galería conocida como ‘M2’ o ‘Sala de Máquinas 2’. Desde allí se alcanza a ver la emblemática torre de la televisión, característica de Berlín, mientras en Neukölln se alinean las casas residenciales de cinco pisos, pintadas de amarillo y blanco.

El espacio Casa Bolier abrió en septiembre, durante la Semana del Arte de Berlín, con una muestra del artista suizo de 76 años Roman Signer. La exposición, titulada ‘Kitfox Experimental’, presenta un aeroplano DIY Kitfox colgando del techo gracias a una cuerda de 20 metros. Dos ventiladores están a su vez instalados en las paredes, haciendo que el avión gire sobre sí mismo, como si cayera en espiral.



'Kitfox Experimental', del artista suizo Roman Signer.

'Kitfox Experimental', del artista suizo Roman Signer.

(Jens Ziehe/Photographie)

El avión fue comprado en Suiza, enviado a Berlín y volverá a Suiza para continuar volando una vez que la muestra sea clausurada este verano.

“La intensa cooperación con Roman Signer tomó más de un año y medio”, explicó el director artístico de la muestra, el suizo Andreas Fielder, anteriormente comisario de la ‘Helmhaus’ de Zúrich.

“El artista estaba impresionado y al mismo tiempo entusiasmado con el volumen del espacio”.

Según explica Fielder, la exhibición individual de Signer propone, “un trabajo muy característico dentro de su obra”.

Pero el diario ‘Berliner Zeitung’ informa que Signer no sabía, al momento de crear la pieza, que el desaparecido Aeropuerto de Tempelhof estaba cerca. Colgar boca abajo un aeroplano de 90 kilos puede ser visto como un símbolo de la historia del distrito vecino que está en desarrollo, incluido el antiguo aeropuerto que también está siendo revivido gracias a iniciativas culturales.

Stefanie Dörre, redactora jefe de la revista berlinesa TIP, explica que “dado que Signer es suizo, su trabajo no se refiere a Neukölln”. Es por ello que considera que, “al menos de momento, no creo que KINDL esté haciendo renacer el barrio”.

“Puede que esto cambie cuando artistas basados en Berlín comiencen a mostrar sus trabajos. Es posible que entonces se ejerza una influencia, pero ésta será mínima”, analizó Dörre en conversación con swissinfo.ch.

“Oportunidad única”

Próximamente, KINDL planea trabajar con escuelas y autoridades de la zona para integrar talleres a su programación. También incluirá clases de historia del propio edificio, al igual que charlas sobre cuestiones relacionadas con el barrio. Una vez al año, un artista será invitado a realizar una obra específicamente concebida para la Casa Boiler.

Los organizadores cuentan con tener todo terminado en el otoño de 2015. Hasta entonces, tendrán tiempo para conocer mejor a sus vecinos.

“KINDL tiene el potencial de convertirse en un asombroso recurso que contribuya a una comunidad cultural vibrante, si así elige hacerlo”, concluye Stuhltrager.

Exposiciones

La exposición de Roman Signer puede ser visitada en el Centro de Arte Contemporáneo KINDL hasta el 28 de junio de 2015.

El verano próximo, una exposición individual del pintor alemán Eberhard Havekost está programada en la Power House. Será presentada junto a una muestra grupal titulada “¿Cuán largo es ahora?” (“How long is now?”) que propone trabajos de siete artistas, incluyendo al creador galardonado con el Premio Suizo de las Artes (Swiss Arts Award) Uriel Orlow, quien es en estos momentos un artista visitante en la Universidad de Ginebra de Arte y Diseño.

Fin del recuadro


Traducido del inglés por Rodrigo Carrizo Couto , swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×