¿Mujeres en puestos ejecutivos? Muy pocas

Las promociones de mujeres a puestos directivos en las empresas suizas son todavía insatisfactorias. Keystone/patrick Huerlimann

Las mujeres representan aproximadamente la mitad de los empleados en niveles no administrativos en las principales empresas de Suiza, pero las tasas de promoción entre hombres y mujeres aún están lejos de ser iguales.

Este contenido fue publicado el 11 septiembre 2020 - 10:33
UNISG/Advance/jdp

Lo anterior, según la cuarta edición anual del Informe de Inteligencia de Género publicado el jueves por la Universidad de San Gallen y la asociación empresarial Advance. A pesar de las mejorías en las tasas de promoción para las mujeres, los autores argumentan que “queda un largo camino por recorrer, y las promociones siguen siendo la principal palanca para lograr la igualdad de género”.

El informe analizó datos de 302 000 empleados en 75 organizaciones en Suiza. Si bien casi la mitad de los empleados en roles no gerenciales son mujeres (49%), esto se reduce al 29% en puestos gerenciales.

En las más altas posiciones, la representación femenina cae al 18%. Para solucionar este problema, los autores de la investigación recomiendan que las empresas consideren objetivos de promoción de género. Por ejemplo, si las mujeres constituyen el 33% de un grupo gerencial, entonces un tercio de los ascensos al siguiente nivel jerárquico deberían ser mujeres.

Esto mejoraría la cartera de candidatas para puestos de alta dirección.

El informe también destaca una “trampa de la edad”: los años entre los 31 y los 40 cuando muchas mujeres forman una familia. En esta “hora punta de la vida” se produce una caída notable en la proporción de mujeres que trabajan, en comparación con los hombres.

“Lo más probable es que esa situación esté relacionada con el cuidado de la familia que todavía es asumido en gran parte por las mujeres en Suiza”, afirma el informe. "Mientras el tiempo completo sea la norma en la gestión y el trabajo doméstico se distribuya de manera desigual, esta desventaja estructural representará uno de los mayores obstáculos para las carreras de las mujeres".

La huelga nacional de mujeres del año pasado pidió cambios, incluida la reducción de los costos del cuidado infantil y la desigualdad salarial.

El informe reconoció que ha habido progresos en algunas áreas. Alrededor del 67% de las organizaciones ofrecen una licencia por paternidad más allá de la práctica común de uno o dos días y más de dos tercios tienen un programa de tutoría o de apoyo profesional para mujeres. En octubre, un número récord de mujeres fueron elegidas para el Parlamento en Suiza.

Líderes y rezagados

El informe de este año presentó la Brújula de Madurez de Género, mecanismo que evaluó la posición de las empresas para alcanzar la igualdad de género en cuatro etapas. Un 20% aún se encuentra en la primera de ellas, en la que se busca lograr un compromiso con las mujeres para el liderazgo.

En el otro extremo, solamente el 5% ha alcanzado la etapa más alta de madurez para avanzar plenamente en la diversidad de género. Estas empresas tienen una proporción de género similar en todos los niveles jerárquicos.

"En comparación internacional, Suiza todavía es como un niño pequeño. Se está quedando atrás", dijo Gudrun Sander, una de las autoras del informe y profesora de la Universidad de San Gallen, en la presentación en línea del informe.

Un avance importante en Suiza, señalan los autores, es el mandato legal para las organizaciones con más de 100 empleados, que obliga a las empresas a realizar un análisis de igualdad salarial cada cuatro años a partir de julio de 2020.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo