Navigation

Liechtenstein celebra 300 años de existencia

El castillo de Vaduz es indudablemente el monumento más conocido de Liechtenstein. Tim Graham
Este contenido fue publicado el 23 enero 2019 - 16:00

El Principado de Liechtenstein celebra este miércoles su 300 aniversario. Y este 2019 marca también el centenario de su acercamiento a Suiza. Desde 1919, los vínculos han sido tan estrechos en algunos rubros que Liechtenstein casi podría considerarse un cantón helvético.

El 23 de enero de 1719, el emperador romano Carlos VI promovió los condados de Vaduz y Schellenberg al rango de principado imperial, bajo el liderazgo de la dinastía de los Liechtenstein. Esta fecha marca el nacimiento del Estado de Liechtenstein, aunque, formalmente, el Principado no se convirtió en un Estado independiente hasta después de la caída del Sacro Imperio Romano (1806).

La conmemoración de este miércoles marca el inicio de una serie de eventos y manifestaciones que tendrán lugar a lo largo del año. “Este jubileo no es solamente una oportunidad para que los habitantes de Liechtenstein reflexionen sobre su propia historia, sino también para atraer la atención de muchos turistas y visitantes”, señala el sitio web oficial del tricentenarioEnlace externo.

Liechtenstein fue muy cercano al Imperio austrohúngaro durante el siglo XIX. Pero debido a la profunda crisis que marcó la caída del Imperio, derrotado en la Primera Guerra Mundial, el Principado se acercó mucho a Suiza en 1919. Cien años después, los vínculos bilaterales son aún muy estrechos. Breve resumen:

Representaciones diplomáticas

End of insertion
En caso de necesidad, los ciudadanos de Liechtenstein pueden obtener la asistencia de una representación diplomática suiza, como la de Roma (en la imagen). Alessandro Bianchi/Reuters

Ya en 1919, los dos países firmaron un tratado que estipula que las embajadas y consulados suizos representan los intereses de Liechtenstein en los países en los que el Principado no tiene representación. En la actualidad, Liechtenstein tiene ocho representaciones diplomáticas (Berlín, Berna, Bruselas, Ginebra, Nueva York, Estrasburgo, Washington y Viena) y una representación ante la Santa Sede.

Unión monetaria

End of insertion
No es necesario cambiar los billetes suizos antes de viajar a a Liechtenstein. Christian Beutler/Keystone

Ambos países tienen proximidad económica: Establecieron una unión aduanera en 1923. Pero el ejemplo más llamativo de este vínculo es el uso de la misma moneda. Liechtenstein adoptó oficialmente el franco suizo en 1924.

Suiza y Liechtenstein son miembros de la Asociación Europea de Libre ComercioEnlace externo con Islandia y Noruega. Sin embargo, el Principado ha ido más lejos que Berna en su acercamiento a la Unión Europea al adherirse al Espacio Económico Europeo en 1995, una medida rechazada por el pueblo suizo.

Integración en organizaciones suizas

End of insertion
Dos países, un solo campeonato de futbol: un atacante del FC Vaduz (Liechtenstein) disputa el balón a dos jugadores del FC Servette (Ginebra) durante un encuentro en el estadio de la Ciudad de Calvino el 24.11.18. Salvatore Di Nolfi/Keystone

En el ámbito del deporte, los nexos también son importantes: El FC VaduzEnlace externo juega en el campeonato suizo de futbol, por ejemplo, además de que la promoción y la formación deportiva se llevan a cabo en estrecha colaboración: Liechtenstein está integrado al programa helvético Juventud y DeporteEnlace externo.

De manera más general, numerosas organizaciones de Liechtenstein están integradas a entidades paraguas suizas, de la misma manera que sucede a nivel cantonal. Algunos ejemplos son la Asociación de seguros públicos de desempleoEnlace externo o la Coordinación suiza de bomberosEnlace externo.  

Inmigración bajo control

Para un suizo es fácil cruzar la frontera con Liechtenstein, pero no establecerse en el Principado. Gian Ehrenzeller/Keystone
End of insertion

Según el Ministerio suizo de Exteriores (DFAEEnlace externo), a finales de 2016 vivían en Liechtenstein más de 3 600 suizos -sin contar a los ciudadanos con doble nacionalidad-, lo que representa más del 10% de la población local. Además, la mitad de los 37 453 empleados contabilizados en Liechtenstein al 31 de diciembre de 2016 eran trabajadores transfronterizos, de los cuales casi el 55% residen en Suiza.

Sin embargo, no hay riesgo de colonización, ya que las regulaciones limitan la inmigración suiza. Cada año se expide a los nacionales suizos un máximo de doce permisos de trabajo y cinco permisos de residencia.

Sin ejército

End of insertion
El último error del Ejército suizo se remonta a 2010: 170 reclutas penetraron por equivocación en territorio de Liechtenstein durante una marcha nocturna. Peter Schneider/Keystone

Los dos países también comparten una estricta neutralidad que fue respetada durante las dos guerras mundiales. Liechtenstein es uno de los 30 Estados del mundo que no tienen ejército. En caso de fuerza mayor, la ley permite la incorporación de todos los ciudadanos menores de 60 años.

Pero es improbable que ocurra. Durante décadas, el único peligro real para Liechtenstein ha sido... la torpeza del ejército suizo. El incidente más grave ocurrió en 1968, cuando la artillería suiza disparó por error cinco ráfagas cerca de una comuna de Liechtenstein, sin causar víctimas… ¡afortunadamente!

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.