Viena y Zúrich, las mejores del mundo

Los cafés y restaurantes en la Plaza de los Osos en Berna, que ocupa el pusto catorce en el listado Mercer. Keystone / Manuel Lopez

Tres ciudades suizas figuran en el top 10 del reciente listado Mercer de calidad de vida

Este contenido fue publicado el 13 marzo 2019 - 16:02
Keystone-SDA/dos

Como el año pasado, Zúrich es la segunda ciudad más habitable del mundo, justo después de Viena, según ha informado la consultora de recursos humanos Mercer.

Ginebra (9º, con un puesto menos) y Basilea (10º, de nuevo) también ocupan un sitio destacado, mientras que la capital suiza, Berna, ocupa el 14º lugar en la lista que incluye ocho ciudades europeas entre las 10 primeras.

A través de una encuesta realizada en unas 231 ciudades del mundo, Mercer establece una clasificación basada en criterios que incluyen índices de criminalidad, transporte público, servicios de eliminación de residuos, clima y suministro de electricidad.

La lista puede ser usada para calcular los salarios de los trabajadores expatriados enviados a destinos alrededor del mundo, dice Mercer.

Basilea, una ciudad ideal para vivir

Tradicionalmente, Suiza se ha comportado muy bien en estas clasificaciones: aunque los expatriados a veces se quejan de la dificultad de integración y de la dificultad para hacer amistades en el entorno helvético. No obstante, la estabilidad política, la asistencia sanitaria y los altos salarios refuerzan la reputación del país.

En el informe Mercer de este año, los buenos resultados de Europa contrastaron con la caída de la fortuna de las ciudades estadounidenses, todas ellas con excepción de Nueva York (44º), donde la continua disminución de los índices de criminalidad le permitió subir un punto.

En el extremo inferior de la escala, las ciudades africanas y de Oriente Medio que se enfrentan a problemas de seguridad salieron como las peor paradas, con Bagdad al final, pese a las "mejoras significativas en los servicios de seguridad y saneamiento en los últimos años".

La lista puede ser usada para calcular los salarios de los trabajadores expatriados en destinos alrededor del mundo, dice Mercer.


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo