Ciberataques al alza durante crisis sanitaria

El incremento de ataques cibernéticos pudo deberse a un mayor tiempo de permanencia en línea durante el confinamiento. Keystone / Ronald Wittek

El número de ataques cibernéticos registrados en Suiza durante el punto álgido de la pandemia de la COVID-19 fue hasta tres veces mayor de lo normal.

Este contenido fue publicado el 08 junio 2020 - 15:01
swissinfo.ch/dos

Estadísticas del Centro Nacional de Seguridad Cibernética de Suiza (NCSC), dadas a conocer por el NZZ am Sonntag, muestran que en abril se registraron más de 350 por semana, muy por encima de la norma (100-150).

Max Klaus, jefe adjunto del NCSC, indicó al periódico que los ataques cibernéticos suelen producirse especialmente durante “eventos especiales”, como en el caso de la pandemia del coronavirus.

Los incidentes han incluido phishing, sitios web fraudulentos o ataques directos a empresas -entre los cuales algunos de alto perfil como el intento de extorsión de 6 millones de dólares a la empresa Stadler, constructora de ferrocarril, por parte de piratas informáticos.

Y esto podría ser solamente la punta del iceberg, dice Klaus: como Suiza no obliga legalmente a las empresas o a los particulares a denunciar los incidentes, las cifras podrían ser mucho más elevadas.

Jewgeni Kaspersky, responsable del laboratorio de ciberseguridad de Kaspersky, dijo a la NZZ que no le sorprendían las cifras. Explicó que mucha gente ha estado constantemente en línea y trabajando desde casa, donde podrían tener un nivel inferior de seguridad de Internet que en la oficina.

Su laboratorio registró 68,7 millones de ciberataques en todo el mundo en abril, en comparación con 57,2 millones en febrero.

La sorpresa, dijo Kaspersky, es que los números volvieron a bajar en mayo. Considera que los piratas informáticos, tras haber asegurado sus recompensas de datos, podrían estar tratando de averiguar cómo obtener beneficios con extorsiones o la venta de esas informaciones.

También dijo que los piratas informáticos han comenzado a adaptar su modus operandi y ahora trabajan en forma menos secreta, prefiriendo publicar algunos datos robados en un esfuerzo por presionar a aquellos a los que extorsionan. Precisa que durante la pandemia de la Covid-19, incluso han sido atacados hospitales y robados datos de pacientes.

Compartir este artículo