Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Experto nuclear exige revisiones a escala mundial

Un productor vacía la leche en su prado de Nihonmatsu, en la prefectura de Fukushima, debido a los elevados niveles de radiación.

Un productor vacía la leche en su prado de Nihonmatsu, en la prefectura de Fukushima, debido a los elevados niveles de radiación.

(Keystone)

El experto nuclear suizo, Bruno Pellaud, solicita revisiones sistemáticas e independientes de todas las plantas nucleares mundiales para prevenir futuros desastres como el de Japón.

Mientras que critica los errores cometidos durante la actual crisis, el antiguo subdirector del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), dice a swissinfo.ch que está enfadado por las deficiencias detectadas en el pasado en la planta nuclear de Fukushima que no fueron tomadas en cuenta.

Casi tres semanas después de que el 11 de marzo un tsunami sepultara la planta, a 240 kilómetros al norte de Tokio, los ingenieros todavía están batallando para enfriar los núcleos de los reactores, pero la operación no ha logrado detener las fugas radiactivas.

swissinfo.ch: Peter Lyons, un alto funcionario estadounidense de energía nuclear dijo a los senadores de su país el martes que la planta se encontraba en una “lenta recuperación”. ¿Cuál es su evaluación general?

Bruno Pellaud: El término lenta recuperación puede ser un poco optimista, ya que hay gran cantidad de radiactividad saliendo de las plantas, lo que vuelve el trabajo más difícil. Parece que la refrigeración de algunos de los reactores se ha logrado, aunque todavía hay materiales en fusión y aún se libera radiactividad.

Si la contención interna del reactor número dos se rompe es un hecho importante, ya que el hormigón debajo del reactor no fue diseñado para hacer frente a este metal fundido. Si la refrigeración puede realizarse y se añade agua continuamente hasta que se establezcan nuevas medidas, hay una esperanza.

El asunto es mantener la radiactividad en el agua o en el metal ya que el impacto aquí es pequeño comparado con una escape en el aire. El agua marina no es realmente lo más preocupante ya que tiene suficiente mezcla y el mar es muy grande. No durará en esa esquina durante más de un par de días, debido a las corrientes.

swissinfo.ch: ¿Cuál es su opinión sobre las medidas adoptadas por el operador de la planta 'Tokyo Electric Power Co' (TEPCO) y el gobierno japonés? ¿Han sido las más apropiadas?

B.P.: Está claro que se han producido errores en el manejo de la situación -se esperó demasiado durante los primeros días para tomar medidas como la refrigeración adicional- y hay límites en el proceso de una toma de decisiones en Japón. Pero las críticas van más allá: el mantenimiento ha sido deficiente, las medidas de control se ignoraron, las listas de verificación no se llevaron a cabo y se mintió a las autoridades.

Mi principal enfado es que estos reactores de Fukushima tienen debilidades que fueron detectadas hace mucho tiempo.

En Suiza añadimos sistemas de refrigeración adicionales (en el reactor nuclear de Mühleberg), tomando agua de los depósitos subterráneos junto a la planta. Se instalaron numerosos cables de suministro eléctrico y se construyó un nuevo armazón robusto. Los recombinadores de hidrógeno son comunes para prevenir explosiones y no se han realizado en Fukushima. Todo esto se hizo en Suiza por poco dinero y se podría haber hecho en otras partes.

El proveedor, General Electric, no informó lo suficientemente a los japoneses sobre lo que se hizo en Europa y Suiza.

Los japoneses saben más, por lo que sería imposible que haya algo mejor en Europa y, sin embargo ,es el caso. Además claramente se podrían haber adoptado medidas para evitar esta situación, incluso con un tsunami.

swissinfo.ch: ¿Cuál es su valoración de la gestión actual de la información?

B.P.: En vista del estado de confusión, hubo un intento genuino de informar adecuadamente, pero en la cadena de eventos sucedidos en el complejo y las personas que realizan mediciones en el terreno y Tokio -con las ruedas de prensa celebradas allí- surgen muchas posibilidades para que se produzcan errores.
 
Pero no es comparable con la situación de Chernóbil, donde hubo información errónea y retención de información.

swissinfo.ch: ¿Qué pasa con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), que ha sido criticado por ser demasiado lento a la hora de reaccionar ante la crisis? ¿No podría haber hecho más?

B.P.: El OIEA es una organización internacional con un mandato histórico y una función puramente de control en asuntos de no proliferación. En el ámbito de la seguridad, el OIEA no tiene ningún mandato oficial, excepto las reuniones de expertos mundiales para revisar las normas de seguridad. Advirtieron en 2008 a TEPCO que las normas sísmicas podrían ser demasiado bajas en Fukushima y que debería hacerse algo pero ellos no podían hacer más.
 
Lo único que el OIEA ha hecho en esta crisis es transmitir hechos e información técnica, eso es todo lo que puede hacer.
 
¿Se debe hacer más? Sí, pero si tiene que ser el OIEA u otra entidad, ya se trata de otra cuestión.

Si es invitada por un país o una instalación, la OIEA puede enviar un equipo de control compuesto por 10 o 15 personas a una planta nuclear para evaluar todo -cómo está construida, cómo opera y cómo se mantiene- y entonces produce un informe.

Pero cada año las invitaciones llegan sólo de parte de una media docena de "buenos alumnos", que no tienen nada que temer. sin embargo, esto debe hacerse en cada central nuclear. De este modo es que no hubo revisión por parte de la OIEA en Fukushima.

Debería haber estos controles de forma sistemática e independiente, con señalamientos por parte de gobiernos o vecinos.

Estoy en el ámbito nuclear desde hace tiempo y pensaba que este tipo de asuntos necesarios se organizarían, pero descubro con el accidente japonés que no siempre es el caso.

Bruno Pellaud

Fue subdirector del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) entre 1993 y 1999. En su gestión se ocupó especialmente en los tópicos sobre energía nuclear en Corea del Norte e Irán.

De 2001 a 2009 fue presidente del Foro Nuclear Suizo.

Fin del recuadro

Zonas evacuación

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) recomendó  la evacuación de Iitate, un poblado situado a 40 kilómetros de la central nuclear japonesa Fukushima Daiichi, debido a los altos niveles de radioactividad.  

Los parámetros del OIEA marcan 20 kilómetros a la redonda del sitio del accidente como la zona de máximo riesgo, que debe ser evacuada; el segundo cinturón llega al kilómetro 30 y sugiere a la población no salir de sus casas.

ElOIEA convocó una reunión de alto nivel para el 20-24 de junio en Viena para tratar la cuestión de la seguridad nuclear después de la crisis japonesa.

Fin del recuadro


(Traducción: Iván Turmo), swissinfo.ch


Enlaces

×