Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Con optimismo termina el Foro de Davos

El presidente helvético, Joseph Deiss, en el Foro.

(Keystone Archive)

Cinco días de debates, 250 sesiones y múltiples reuniones entre políticos de alto nivel alimentaron la edición 34 del Foro Económico Mundial.

Mientras Davos vuelve a la normalidad, algunos se preguntan si el foro arrojó resultados concretos.

"El ambiente es más importante que los hechos", advirtió a swissinfo Philippe Bourguignon, codirector del Foro Económico Mundial (WEF en su sigla inglesa).

"Detectar hechos concretos de forma aislada es complicado, pero cuando se buscan dentro de un buen entorno, aparecen cosas positivas", aclaró.

Este año, los temas predominantes en la agenda de Davos fueron los cambios colosales de la reconstrucción iraquí, el comercio mundial y el actual estado de las relaciones entre Europa y Estados Unidos.

Pero no se pueden enumerar los logros del WEF, aunque es comprensible que el gran público los espere luego de un macroencuentro como éste, que reunió a más 2.100 líderes del poderoso mundo de los negocios y de la política.

Negociaciones comerciales

La delegación oficial helvética estuvo integrada por 5 de los 7 miembros del gobierno colegiado.

El presidente suizo y encargado de la cartera de Economía, Joseph Deiss, en su función de anfitrión, organizó una serie de conversaciones con altos representantes internacionales.

Notable fue el encuentro con 19 ministros de Comercio de todo el mundo, a fin de desempantanar las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Desde el año pasado permanece el 'impasse' dentro de la OMC, debido al desacuerdo en el rubro de las subvenciones agrarias entre Europa y Estados Unidos.

Los ministros usaron la plataforma de Davos para solicitar a los 148 miembros de la OMC que no desperdicien los próximos 12 meses.

Si este llamado fuera escuchado, parte del crédito sería para los organizadores del Foro Económico Mundial.

Tensiones trasatlánticas

La cumbre de Davos de este 2004 ofreció también la oportunidad de sanar las relaciones trasatlánticas, lastimadas por las diferencias que surgieron el año pasado en torno a Irak.

El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, fue enviado a la estación alpina suiza con el mensaje de conciliación de la Casa Blanca.

Durante su viaje -el segundo fuera de Estados Unidos en 3 años- pidió a Europa que trabaje con Estados Unidos en la lucha antiterrorista y que contribuya a la promoción de la democracia en Medio Oriente.

"Pedimos a nuestras democracias amigas y a nuestros aliados de todo el mundo, en especial a Europa, que nos acompañen en el esfuerzo", dijo, en el Foro, el número dos del gobierno de Washington.

Ciertos observadores vieron en el discurso de Cheney una voluntad nueva por parte de la Casa Blanca para reiniciar el diálogo con la Unión Europea.

La presencia de Cheney podría haber ayudado a calmar la posición antiestadounidense que predominó hace un año en Davos, antes de la intervención en Irak.

"Profunda inquietud"

Kenneth Roth, director ejecutivo de 'Human Rights Watch', dijo a swissinfo que parece haber sido aceptado que "Europa y Estados Unidos tienen que encontrar caminos para trabajar juntos, pese a las diferencias".

"Aparece un espíritu más conciliador, pero eso no reduce la profunda inquietud que provoca, aquí, el comportamiento unilateral de la administración Bush", comentó.

El símbolo reconciliador que revistió la presencia de Dick Cheney fue opacado por la ausencia de algunos líderes europeos.

Los dirigentes de Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia no asistieron a Davos, un problema que los organizadores del Foro esperan resolver en los próximos años.

Acuerdo de Ginebra

El documento palestino-israelí de iniciativa helvética, conocido como el 'Acuerdo de Ginebra', también fue un tema en Davos.

El otrora presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, dijo que el texto representa el deseo de querer encontrar una solución.

Javier Solana, Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, advirtió que el acuerdo tiene "un valor pedagógico fundamental" para forzar a las dos partes a pensar que se requieren sacrificios para alcanzar una solución.

Marwan Jamil Muasher, ministro de Asuntos Exteriores de Jordania, consideró que la iniciativa ofrece solución a "cada uno" de los puntos del conflicto.

"Demuestra que existen personas razonables en las dos partes implicadas, que no pertenecen a los gobiernos", indicó.

swissinfo, Jacob Greber, Davos
(Traducción: Patricia Islas)

Contexto

El Foro Económico Mundial de Davos se desarrolló del 21 al 25 de enero.

De Suiza participaron 5 de los 7 ministros del gobierno colegiado.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×