Navigation

El Kunsthaus de Zúrich busca consolidar su proyección internacional

La ampliación del Kunsthaus de Zúrich lleva la firma del arquitecto británico David Chipperfield. Keystone / Christian Beutler

El museo Kunsthaus de Zúrich se encuentra en un punto de inflexión: en breve va a inaugurar la ampliación de su espacio expositivo y a partir de 2022 un nuevo equipo directivo asumirá la dirección. ¿Permitirá esto que el Kunsthaus se posicione en la escena internacional? swissinfo.ch ha planteado esta pregunta a conservadores de museos de arte de Suiza y del extranjero.    

Este contenido fue publicado el 11 diciembre 2020 - 11:00
Deborah Keller

La monumental ampliación del museo de arte de Zúrich (KunsthausEnlace externo) resulta también elegante. La obra cúbica del arquitecto británico David Chipperfield se extiende a través de la Heimplatz frente al núcleo histórico del museo. Según la institución, el edificio nuevo y el actual formarán “un conjunto dinámico que será el mayor museo de arte de Suiza”Enlace externo, que albergará la importante colección de Emil Georg BührleEnlace externo (1890-1956), una sala de recepción y un rico programa de actividades. Estos elementos tienen como objetivo consolidar la reputación internacional del museo.

El nuevo salón de fiestas del museo. Juliet Haller

Las galerías de Zúrich quieren contribuir a la causa, y las que pueden permitírselo ya se han instalado a lo largo de la Rämistrasse, que une en línea recta el Kunsthaus con el lago. En los últimos dos años, media docena de galerías han trasladado su sede a las proximidades y otras –como las galerías Lange + Pult o Eva Presenhuber– han abierto aquí otra sucursal.

Apertura en diciembre

La ampliación del Kunsthaus se mostrará por primera vez al público los días 12 y 13 de diciembre. Las obras de arte se instalarán más tarde.

Para abril y mayo de 2021 están previstos una serie de preestrenos con visitas guiadas y espectáculos. La apertura del edificio totalmente equipado se prevé para el otoño de 2021.

El director en funciones, Christoph Becker (*1960), dejará su puesto en 2022. El proceso de selección para elegir su sucesor ya está en marcha.

End of insertion

Tanto el Kunsthaus como el público experto esperan con impaciencia la presentación de la colección Emil Bührle. “Esta colección podrá volver a brillar”, se felicita Bice Curiger, que durante mucho tiempo fue una conservadora pionera en el Kunsthaus de Zúrich. Hoy dirige la Fundación Vincent Van Gogh en ArlesEnlace externo, (Francia).

Philipp Kaiser, por su parte, espera “volver a ver sobre todo los Cézannes y Gauguins”. Nacido en Berna, hoy vive en Los Ángeles y ha sido director del Museo Ludwig de ColoniaEnlace externo (Alemania) y conservador del pabellón suizo en la Bienal de VeneciaEnlace externo de 2017.

Ampliación del Kunsthaus, salas de exposiciones de la colección Emil Bührle, en el 2º piso, proyección de 2019. David Chipperfield Architects

La colección de Emil Georg Bührle contiene obras maestras del impresionismo. Conservada hasta 2015 en una villa a las afueras de Zúrich, en el edificio de Chipperfield se presentará de manera distinta, igual que en otro anexo del Kunsthaus ocurrirá con la colección de arte moderno Merzbacher. La colección privadaEnlace externo de Hubert Looser, centrada en la década de 1960, estará más estrechamente vinculada a los fondos del Kunsthaus.     

El director del Kunsthaus Zúrich, Christoph Becker. Kunsthaus Zürich, Franca Candrian

Los nuevos préstamos permanentes y, en particular, los de la Fundación Bührle han jugado un papel fundamental en la creación del nuevo edificio. “La ampliación del Kunsthaus se diseñó para mostrar la colección”, explica Christoph Becker, que –desde sus inicios en 2001– ha participado en la planificación del proyecto.  

Sin embargo, la integración prevista de esta colección también ha causado controversia. El motivo son las polémicas relaciones comerciales de Emil Georg Bührle: fabricante de armas y coleccionista de arte y mecenas. Se ha estudiado la procedencia de las obrasEnlace externo y acaba de publicarse un estudio exhaustivoEnlace externo de la historia de su colección.

Philipp Kaiser, conservador libre, Los Ángeles. Pro Helvetia / Ennio Leanza

La importancia histórica del conjunto es indiscutible. Junto con París, el Kunsthaus albergará la selección más significativa de obras impresionistas y postimpresionistas de Europa. Christoph Becker afirma que el museo está ganando reconocimiento internacional.

Un “gran salto” para Zúrich  

Todos los museólogos de Suiza y del extranjero con los que swissinfo.ch se ha puesto en contacto coinciden. Rein Wolfs, que desde finales de 2019 dirige el museo StedelijkEnlace externo de Ámsterdam, señala que muchos museos europeos compiten por el favor del público con sus colecciones más distinguidas. Algo que él describe como un “gran salto, incluso comparado con Basilea”, cuya influencia cultural, en los últimos años, ha hecho palidecer a Zúrich.  

Rein Wolfs, director del museo Stedelijk de Ámsterdam. Tomek Dersu Aaron

Rein Wolfs fue director fundador del Museo Migros de Arte ContemporáneoEnlace externo durante el período de gloria de Zúrich, en la década de 1990, y es un profundo conocedor de la escena local. Para Christina Vegh, nacida en Zúrich y actualmente directora del Kunsthalle de BielefeldEnlace externo (Alemania), la colección Bührle y el nuevo edificio despertarán gran interés y curiosidad internacional, sobre todo al principio. Sin embargo, “queda por ver cómo tratará el Kunsthaus la colección a largo plazo”, dice.

Las escaleras y el vestíbulo de la nueva ampliación del Kunsthaus. Juliet Haller

Cambio de testigo

Esa tarea corresponderá a la nueva dirección. Un “museo del siglo XXI” no solo se basa en ampliar las instalaciones y en desarrollar las colecciones. En 2016, y como nuevo director del Kunstmuseum de BasileaEnlace externo, Josef Helfenstein vivió una situación similar. Según él, “lo más importante es que los costes resultantes no se subestimen. Para nosotros, en Basilea, fue un problema”. Ha tratado sobre este aspecto con el director en funciones del Kunsthaus de Zúrich, Christoph Becker, que confirma que la institución está al tanto.

Otro punto que plantea Tobia Bezzola, director del Museo de Arte de la Suiza Italiana (MASI)Enlace externo en Lugano y conservador –junto a Bice Curiger– del Kunsthaus de Zúrich entre 1995 y 2012, es que la nueva dirección (con el resto de la institución) debe completar un proyecto planificado hace veinte años.

“Kunsthaus Zurich 2010” surgió de una sesión internacional de expertos realizada en 2001. Los retrasos se deben a diversos factores, entre ellos un llamamiento contra el permiso de construcción que hizo, en 2013, la Fundación Archicultura, con sede en Lucerna. Según Tobia Bezzola, parece poco probable que este concepto original, desarrollado durante un período de auge económico, pueda ser abordado todavía. Y es que dice que “el mundo ha cambiado” y dar forma al futuro de la institución será un gran reto para la nueva dirección.    

End of insertion

Liga Superior

Para la nueva dirección será una misión importante el posicionamiento del museo. Tal y como subrayan los diversos expertos extranjeros entrevistados, este punto es esencial si se quiere aumentar el alcance internacional del museo. Según Christina Végh, el objetivo de una institución de este tamaño es ser sensible a los debates relevantes del momento y marcar el tono, no solo seguirlo.   

Christina Vegh, directora de Kunsthalle de Bielefeld. Veit Mette

El Kunsthaus de Zúrich, en una época, jugó en esta liga. Con las grandes exposiciones del comisario independiente Harald SzeemannEnlace externo que en los años 80 y 90, por ejemplo, atacaron los cánones artísticos repetidamente. O con las de Bice Curiger, que siempre da prioridad a la virulencia del arte de su tiempo.

A lo largo de los últimos diez o quince años, Zúrich “ha perdido parte de su vigor y esplendor. Reposicionarse y, al mismo tiempo, reactivar la escena local son retos muy interesantes para la nueva gerencia”, dice Philipp Kaiser.

Bice Curiger, directora de la Fundación Vincent Van Gogh, Arles. Gaetan Bally 

¿Tienen posibilidades las candidaturas suizas?

El comité de selección de la nueva dirección está buscando una persona con experiencia contrastada no solo en gestión sino también en conservación. Además de cinco representantes de la Asociación de Amigos de Kunsthaus (asociación que apoya a la institución) y la artista suiza Pipilotti RistEnlace externo, forman el comité Achim Borchardt-Hume, conservador jefe de la Tate Modern de LondresEnlace externo; Philipp Demandt, director del Museo StädelEnlace externo, de LiebieghausEnlace externo y de Schirn KunsthalleEnlace externo de Francfort del Meno (Alemania); y Sheena Wagstaff, directora del departamento de Arte Moderno y Contemporáneo del Metropolitan MuseumEnlace externo de Nueva York. Los expertos del comité son “más bien anglosajones”, recalca Rein Wolfs, director del Museo Stedelijk.

Queda por ver si en este contexto los posibles candidatos suizos tienen alguna oportunidad. El hecho de que se haya invitado no solo a responsables sino también a personas más cercanas a las actividades cotidianas del museo indica que, en el proceso de selección, se concede gran importancia a la conservación.

Josef Helfenstein, director del Kunstmuseum Basel. Lucia Hunziker

Independencia y vínculo local

La designación de la nueva dirección (al igual que la reubicación de las obras de arte en el nuevo edificio) no será inmediata. Se espera que la decisión se tome en la próxima primavera, pero es muy probable que, debido a las restricciones de viaje por la pandemia de COVID-19, el fallo se retrase. Mientras tanto, los expertos expresan sus expectativas.

Según el director del MASI, Tobia Bezzola, es especialmente importante que en este momento crucial a la nueva dirección le guste comunicar. Y esto de una manera transparente, proactiva y amplia.  

Tobia Bezzola, director del Museo d'arte della Svizzera italiana MASI, Lugano. Museo d’arte della Svizzera italiana MASI

Bice Curiger quiere “a alguien que confíe, aprecie y entienda al público de Zúrich”. Y añade que “al confiar en la identidad propia, no es necesario copiar a los demás para lograr el reconocimiento internacional”.

A ojos de Philipp Kaiser también se requieren independencia y vínculo con el público local. “Después de todo, la persona trabajará en Zúrich”. La audacia y la visión artística son, en su opinión, dos cualidades requeridas. Christina Vegh, por su parte, exige “tenacidad y carácter”. Si el comité de selección va en ese sentido, Zúrich puede esperar una bocanada de aire fresco e incluso, tal vez, una nueva edad de oro.  

Ampliación del Kunsthaus, sala de exposiciones del primer piso, proyección de 2019. David Chipperfield Architects


12 y 13 de diciembre de 2020: Fin de semana de puertas abiertas para visitar la ampliación del Kunsthaus de Zúrich

10 de abril de 2021: Baile, seguido de espectáculos y visitas guiadas, en abril/mayo de 2021

9 y 10 de octubre de 2021: Apertura completa del nuevo Kunsthaus a ambos lados de la Heimplatz

End of insertion

Traducción del francés: Lupe Calvo 

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo