Suiza, uno de los países que más ayuda a su economía tras la COVID-19

Guy Parmelin, ministro suizo de Economía, durante la sesión extraordinaria del Parlamento sobre el coronavirus celebrada la semana pasada. Keystone / Peter Klaunzer

La mayoría de gobiernos ha anunciado niveles de gasto público sin precedentes para ayudar a que sus economías puedan hacer frente a la crisis del coronavirus. Suiza, con su plan de 65 000 millones de francos, es uno de los países que más fondos va a movilizar.

Este contenido fue publicado el 14 mayo 2020 - 09:00
Pauline Turuban

La pandemia de coronavirus ha ocasinado un colapso de la actividad en multitud de sectores de todo el mundo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que en 2020 la economía mundial se reduzca en un 3%. Y sería –según esta organización– “la peor recesión desde la Gran Depresión” de los años 30. Mucho más grave que la crisis financiera de 2008.

Contenido externo

​​​​​​​

En un intento por limitar los daños a la economía y por crear las condiciones para la recuperación, la mayoría de los gobiernos ha adoptado medidas sin precedentes de ayuda a las familias, las empresas y los mercados financieros. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dice, por ejemplo, que todos sus países miembros han anunciado algún tipo de soporte financiero a las empresas, y que la inmensa mayoría de ellos están complementando los ingresos de los trabajadores más afectados por la crisis.

La magnitud del costo de estos planes no tiene precedentes: el sitio de información financiera Barron's a finales de marzo ya estimaba que el montante total de esas medidas extraordinarias podría superar los 10 billones de dólares. Y desde entonces se han anunciado otros aprovisionamientos.

Plan de 65 000 millones de francos en Suiza  

En Suiza, la semana pasada, el Parlamento celebró una sesión extraordinaria en la que dio luz verde para liberar 57 000 millones de francos en créditos urgentes destinados a hacer frente a la crisis del coronavirus. El Parlamento nunca antes había tenido que pronunciarse sobre una cuantía de tal envergadura.

Contenido externo

Se prevé, asimismo, un endeudamiento de hasta 8 000 millones de francos para indemnizar el desempleo parcial, lo cual eleva a más de 65 000 millones de francos el impacto que la crisis podría tener en las arcas públicas suizas.

El plan suizo supera la media de la OCDE

Establecer comparaciones internacionales resulta difícil. Por una parte, porque las respuestas políticas están influenciadas por circunstancias específicas de cada país. Y dependen, por ejemplo, de las redes de protección social ya existentes antes de la crisis. Y por otra parte, porque no todas las medidas son iguales. Algunas son gastos públicos adicionales e imprevistos que jamás serán compensados, mientras que otras son préstamos o aplazamientos de pagos que deberán pagarse tarde o temprano.

No obstante, a título indicativo y según un análisis elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), se puede decir que Suiza se sitúa entre los países que mayor riqueza dedica a medidas fiscales y a gastos públicos excepcionales. Basándose en las estimaciones del FMI, swissinfo.ch ha calculado que a estos planes en la OCDE se destina una media del 6,8% del PIB. Mientras que en Suiza se supera el 9%.

Contenido externo

Si se tiene en cuenta la población, Suiza también es uno de los países en los que el importe global de estas medidas es más elevado (en torno a 7 500 francos por habitante), después de Luxemburgo (en primer lugar con 17 500 francos per cápita, el país tiene 626 000 habitantes) y Japón (más de 8 400 francos por habitante).

Contenido externo

Japón y Estados Unidos están entre los países que más fondos han movilizado, con paquetes de medidas que ascienden a billones de dólares. En Estados Unidos, una de las medidas clave (y también una de las más caras del plan de recuperación), es la ayuda directa a todos los estadounidenses con un determinado nivel de ingresos.

Japón es el país que destina la mayor parte de su PIB (el 21%) con un paquete de medidas que asciende a más de 117 billones de yenes (más de 1 billón de francos). Incluye, entre otros, pagos directos por valor de 6 billones de yenes (casi 55 000 millones de francos) a familias y a pymes.

En Europa, el plan de Luxemburgo incluye varias medidas adicionales de gasto público que ascienden a más de 2 000 millones de francos. Al igual que en Suiza, la mayor parte del plan (más de 8 000 millones) se destina a las medidas de apoyo a las empresas y a los autónomos en sus necesidades de liquidez.

Kai Reusser / swissinfo.ch

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo