Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En marcha, la nacionalización de Holcim Venezuela

Holcim es la segunda cementera mundial, detrás de la francesa Lafarge.

(Keystone)

El gobierno de Hugo Chávez afirma que no tiene nada "contra ningún país o empresa", su decisión simplemente busca recuperar actividades estratégicas. La negociación para acordar la indemnización ya está en marcha.

Se analizará la fórmula de empresa mixta que permite a Holcim conservar wl 40% de las acciones.

En Venezuela existe un déficit de casi 2 millones de viviendas, un problema que afecta a alrededor de 8 millones de habitantes, equivalentes a un tercio de la población.

Esta situación, sumada a los abultados ingresos petroleros que recibe actualmente, animó al presidente Hugo Chávez a seguir adelante en la agresiva política de nacionalización de empresas que aplica su gobierno de unos años a la fecha.

Detrás de sectores estratégicos como las telecomunicaciones, la electricidad y el petróleo, este 2008 le llegó el turno de la industria del cemento, hasta ahora controlada por los tres grandes del sector a escala internacional: Holcim (Suiza), Cemex (México) y Lafarge (Francia).

El anuncio del mandatario surgió durante una aparición televisiva el pasado 3 de abril. Sin embargo, ninguno de los afectados quiso tomar medidas antes de que la amenaza pasara a los hechos.

Las notificaciones legales de estatización comenzaron a llegar... y la primera fue para Holcim.

Holcim en Venezuela

Cementos Carabobo se inició en 1940 con la explotación de canteras ubicadas en la venezolana ciudad de Valencia. Dos décadas más tarde, por razones de mercado, decidió fusionarse con su competidora Cementos Coro, lo que dio paso a una nueva empresa llamada Consolidada de Cementos (Conceca).

De forma independiente, en 1970, se fundó otra compañía en este sector: Cementos Caribe, de la que Holcim compró acciones en 1978.

La suiza se dio tiempo para conocer el mercado y cuando en 1993 se presentó la oportunidad de una fusión entre Conceca y Caribe, anunció su interés por convertirse en el accionista mayoritario del nuevo grupo (y se hizo de 99,9% de los títulos).

Holderbank, hoy Holcim Venezuela, se había convertido pues en la responsable del 25% de la producción de cemento del país.

Hoy opera dos plantas -Cumarebo y San Sebastián- y produce 2,9 millones de toneladas de cemento al año, que comercializa en el mercado interno a petición expresa del gobierno de Chávez.

Los planes de Holcim eran de largo plazo en Venezuela. Esto explica que de 1999 a la fecha haya destinado 22 millones de francos suizos a renovar maquinarias y procesos para reducir sus emisiones contaminantes.

El anuncio cambia sin duda su panorama, pero no implica forzosamente su salida de Venezuela.

Sociedades mixtas

El pasado 6 de abril, un documento oficial llegó hasta las oficinas de Holcim para notificar las intenciones de nacionalización. Un día después, el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, así como sus homólogos de Industrias Básicas, Rodolfo Sanz, y de Vivienda Edith Gómez, se sentaron a la mesa con las tres empresas afectadas.

Rafael Ramírez confirmó que la nacionalización ya era un hecho, "y no tiene nada que ver contra ningún país o empresa. Se trata sólo de que el estado venezolano tenga el control de actividades básicas y fundamentales para nuestros planes de desarrollo".

Para ello, Venezuela propone la fórmula de 'empresa mixta'. El gobierno estatiza 60% de las acciones de las cementeras -y otorga a cambio una indemnización- y le permite a la iniciativa privada conservar el 40%.

En síntesis, la nacionalización ya está en marcha y Ramírez pidió a los tres grupos nombrar a su equipo negociador.

"Nuestra intención es impulsar el plan de desarrollo nacional y éste comprende al sector de la construcción, en el que el cemento es uno de los insumos más importantes".

"Queremos tener un control efectivo de estas empresas, pero creemos que podemos llegar a un buen acuerdo. Tan pronto sepamos quienes serán los delegados de cada empresa, estableceremos un cronograma de trabajo", citó el ministro.

La posición de Suiza

A diferencia del caso de México, con Cemex, o de Francia, con Lafarge, tanto Holcim como el gobierno helvético han tomado el anuncio con una gran serenidad.

Sobre el hecho, la portavoz de la Secretaría de Estado de Economía (Seco), Antje Baerstchi, afirmó que Suiza y Venezuela cuentan con un Acuerdo de Protección de Inversiones Extranjeras (1994) que prevé indemnizaciones en caso de la nacionalización de una empresa.

Por lo tanto, el gobierno suizo espera que se acojan al mismo.
Destacó también que dicho acuerdo contempla la figura de arbitraje en caso de que las dos partes no lograran un acuerdo con respecto al monto.

Por su parte, Holcim afirmó:

"El grupo se esforzará por encontrar una solución satisfactoria para las dos partes. Deseamos salvaguardar los intereses de la compañía en Venezuela y también de sus empleados. Tenemos confianza en que la producción no se verá afectada".

Sobre los trabajadores, Rafael Ramírez se apresuró a responder (12.04) que los 4.600 empleados de las tres cementeras, de los cuales 800 laboran para Holcim, se mantendrán en sus puestos.

De acuerdo con los planes, la negociación de las indemnizaciones iniciarán la próxima semana y con ellas, una nueva etapa para Holcim Venezuela.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

Holcim es el segundo grupo cementero más importante del mundo, después de la francesa Lafarge. Su nombre original fue Holderbank, debido a que fundada en esta ciudad suiza.

Extraoficialmente se estima que la indemnización del gobierno de Venezuela a Holcim sume entre 400 y 450 millones de francos suizos.

El gobierno de Venezuela nacionalizó en el pasado reciente la Compañía de Teléfonos de Venezuela (CANTV), Electricidad de Caracas (EDCA) y Sidor.

Fin del recuadro

Datos clave

Grupo Holcim obtuvo utilidades por 4.545 millones de francos suizos en 2007, un dato histórico y 13% superior al de 2006.

Holcim Venezuela produce casi 3 millones de toneladas anuales de cemento, equivalentes al 1,5% de su producción mundial.

Holcim Venezuela factur 270 millones de francos suizos el año pasado.

Fin del recuadro


Enlaces

×