Navigation

Medio millón de empleos vacantes, en diez años

El sector de la asistencia sanitaria será uno de los más importantes en el futuro, según los analistas. © Keystone / Gaetan Bally

Como consecuencia de la jubilación de la generación del baby boom y del cambio en el mercado de trabajo, la próxima década, en Suiza, podrían faltar hasta 500 000 trabajadores, según pronostica UBS. El banco propone que esta brecha no se cubra solo a través de la inmigración, sino también aumentando el número de trabajadores de más edad y de mujeres.  

Este contenido fue publicado el 12 julio 2019 - 10:35
Keystone-SDA/dos

Basándose en la proyección de las estadísticas de empleo a largo plazo, el banco afirma que, durante la próxima década, el número de puestos de trabajo a cubrir podría situarse entre 300 000 y 500 000.

El déficit de personal, tal y como explica UBSEnlace externo, se deberá a dos tendencias principales: la falta de trabajadores (porque la generación del baby boom se habrá jubilado) y los cambios estructurales en el mercado laboral (porque desaparecerán áreas de empleo y aparecerán otras nuevas).   

Y mientras en el pasado estas deficiencias se cubrieron con mano de obra inmigrante, según UBS, parece poco probable que esta sea la solución ahora. La cifra de 100 000 personas inmigrantes requeridas cada año probablemente “tendría una considerable resistencia política y social”.

Así pues, para el banco, una opción podría ser fomentar que quienes ahora no son tan activos en el mercado laboral, en el futuro lo sean. En torno al 80% de las mujeres, por ejemplo, están empleadas, pero el 45% de ellas lo está a tiempo parcial. La posibilidad de trabajar más “puede ser atractiva” sobre todo para las mujeres cuyos hijos ya no van a la escuela.

Se debería animar a los empleados de más edad (especialmente en las industrias donde falta personal) a trabajar más allá de la actual edad de jubilación: 65 años para los hombres y 64, en el caso de las mujeres. Algo que podría lograrse ofreciendo una edad de jubilación más “flexible”, en vez de aumentarla de manera general, indica UBS.

En cuanto a los cambios que se avecinan, “la demanda de trabajadores puede seguir aumentando en los sectores de la salud y los cuidados, pero en la industria manufacturera podría estancarse”, dice el banco.

De hecho, UBS calcula que gran parte de la demanda de crecimiento provendrá de los roles tradicionalmente femeninos, mientras que aquellos tradicionalmente masculinos podrán disminuir. En este caso, será necesario “replantearlo seriamente”.

“En el futuro, los hombres, cada vez más, tendrán que realizar ocupaciones tradicionalmente femeninas”, apunta el banco.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.