Navigation

Skiplink navigation

Más y más empleo, según las estadísticas

La creación de empleos facilita la búsqueda. Keystone

La Oficina Federal de Estadística (OFS) afirma que 4,3 millones de suizos tienen empleo; se abren plazas sobre todo para mujeres, y disminuyen los deudores morosos.

Este contenido fue publicado el 24 noviembre 2006 - 12:22

En el ámbito empresarial, también esta semana, la perfumera Givaudan y la telefónica Swisscom salen de compras.

El empleo helvético sigue a la alza y todos los indicadores para medir su evolución en Suiza dan fe de ello, según las últimas cifras de la Oficina Federal de Estadística (OFS).

Este viernes, la OFS reveló el Barómetro del Empleo al tercer trimestre del año, en el que confirma que hay un 2,6% más empleados en septiembre del 2006 con respecto al mismo mes del 2005.

Y un dato nuevo se desvela: mientras el empleo masculino aumentó 2%, el femenino lo hizo 3,3% durante los 12 meses evaluados, una tendencia poco común en los registros históricos de la OFS.

Como resultado de lo anterior, se registraron 4 millones 321.000 trabajadores al 39 de septiembre pasado, de los cuales 1.109.000 son de origen extranjero.

Dentro de este último grupo es donde se registró más dinamismo.

Los titulares de una autorización para quedarse a trabajar en Suiza aumentaron 9,6%; los trabajadores fronterizos crecieron 6,3%; y los trabajadores de corto plazo (que ingresaron a Suiza a trabajar para algún proyecto específico y regresaron a su país de origen), aumentaron 15%.

De acuerdo con la estadística del empleo (conocida al interior de la OFS como STATEM), alrededor de 3,7 millones de empleos son generados por los sectores secundario y terciario, es decir, por la industria y los servicios, un nivel no visto desde 1992.

Dentro de la industria, la actividad que concentra dos tercios de los trabajadores es la manufacturera, ligada a la producción de relojes, una de las actividades más dinámicas de la economía suiza. Le siguen la maquinaria y la química.

Con respecto al sector servicios, el comercio al menudeo, los transportes y el sector inmobiliario son los más destacados, dejando de lado a la hotelería que solía ser una de las subdivisiones más dinámicas de los servicios.

Y en resumen, la OFS afirma que es el mejor nivel de empleo desde el 2002.

Menos morosos

Consecuencia de los datos dados a conocer por la OFS, las cifras trimestrales presentadas este jueves (23.11) por la empresa Intrum Justitia traen buenas nuevas.

El espíritu de pago puntual de los suizos, mermado en 2005 y la primera mitad del 2006, se recuperó hacia septiembre. Dentro del grupo de población que no paga a tiempo sus facturas, la demora promedio ascendió a 12,6 días, con lo que se reubicó en el nivel que tenía en 2002.

La compañía explicó que este fenómeno de recuperación y menor morosidad se observó en deudores de todos los dominios.

Los clientes suizos morosos, este otoño se retrasaron 40,7 días en pagar; contra 42,3 días del año pasado. Y las empresas lo hicieron un promedio de 44,1 días contra los 46,1 días del otoño del 2005.

Otro indicador de la recuperación económica y del empleo se evidenció en el nivel de pérdidas en el que incurre una empresa por ante la cartera vencida definitiva, o no pago de sus clientes, que este otoño será del 1,5% de su facturación total emitida, contra el 2% de hace un año.

Al detallar la evolución de la cobranza en Suiza, Intrum Justitia aclara que respetó la tendencia general de Europa: el mayor nivel de recuperación de facturas vencidas benefició a sectores como el de las telecomunicaciones, la banca y las finanzas.

Cabe señalar que la función de una empresa como Instruí Justitia es comprar la cartera morosa de una compañía a descuento, con lo que la vendedora se hace de recursos frescos (aun cuando sean "castigados") y se olvida de la molesta cobranza de facturas vencidas.

La empresa recuperadora se hace cargo de dicha gestión y lo recuperado es su ganancia (una vez descontado el pago que hizo al propietario original de la cartera vencida).

Swisscom de compras

Por otra parte, este miércoles (22.11) Swisscom formalizó su intención de recomprarle a Vodafone el 25% de las acciones de Swisscom Mobile que le vendió en el año 2000.

A pesar de que el Consejo Nacional y el Consejo de los Estados rechazaron la privatización de la operadora pública de telecomunicaciones, el Consejo Federal helvético –accionistas mayoritario de Swisscom- le autorizó a intentar la recompra como una vía para fortalecerla estratégica y financieramente.

De conseguir que Vodafone salga de Swisscom Mobile, al comprarle su participación, Swisscom ganaría mayor presencia en el mercado de la telefonía móvil, en donde compite ya con la francesa Orange y la danesa Sunrise.

El mes de noviembre ha sido intenso para Swisscom, ya que hace sólo tres semanas (02.11) comenzó a ofrecer el servicio de televisión y video a través de la línea telefónica.

Bluewin TV, como llamó a su servicio, se introdujo al mercado con una centena de canales de televisión y unas 70 estaciones de radio. Un proyecto especialmente atractivo si se considera que el mercado mundial de la TV a través de Internet (protocolo IPTV) hasta lograr más de 50 millones de suscriptores para el 2010, cuatro veces más que en la actualidad en Europa.

Givaudan mira hacia Holanda

Y finalmente, el grupo perfumero helvético Givaudan anunció el pasado miércoles (22.11) que adquirirá a la holandesa Quest Internacional, una de sus principales competidoras hasta ahora.

Quest Internacional era propiedad a su vez de la británica Imperial Chemical Industries, a quien Givaudan pagará 2.800 millones de francos suizos antes de marzo de 2007, mes en el que quedará concluida la operación.

Dado el monto de la transacción, ésta será financiada a través de deuda y un incremento de capital previstos por Givaudan.

Con esta adquisición, la suiza se consolidará como líder europea en el mercado perfumero y conseguirá también ahorrarse unos 150 millones de francos suizos anuales, resultado de las sinergias que establecerán las dos compañías.

Quest Internacional resultaba especialmente atractiva para Givaudan porque tiene una larga trayectoria dentro del sector perfumero internacional –un siglo de operaciones- y porque le facilitará el objetivo de consolidar su posición en mercados en abierta expansión, como los de Asia, América Latina, Europa del Este y Oriente Medio.

swissinfo/Andrea Ornelas

Contexto

El barómetro del empleo es un indicador que permite conocer de forma sintética la evolución de los principales indicadores coyunturales del empleo generados por la Oficina Federal de Estadística (OFS) a partir de tres documentos: cifras sobre la población ocupada, estadística del empleo, y estadística de los trabajadores fronterizos.

La telefónica helvética pública Swisscom intenta fortalecerse para sobrevivir en el mercado luego de una serie de tropiezos. En noviembre de 2005 formaliza su interés por adquirir a la irlandesa Eircom, el gobierno se lo prohíbe y va más lejos al anunciar que le privatiza; una iniciativa que es rechazada en el verano de 2006 por el Consejo Nacional y más tarde por el Consejo de los Estados.

La ginebrina Givaudan es líder mundial en el sector perfumero, fundada en 1796, hasta el año 2000 fue una filial de Roche.

End of insertion

Datos clave

Intrum Justitia tiene presencia en 22 países y una plantilla de 2.800 empleados.

Swisscom tiene un valor de mercado de 26.000 millones de francos y una estructura de más de 15.200 empleados.

Givaudan facturó 2.800 millones de francos suizos el año pasado, actualmente emplea a 6.000 personas y tiene presencia en 100 países del mundo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo