Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

México, un mercado emergente rentable para Holcim

Inauguración de nueva planta cementera de Holcim Apasco en el norteño estado mexicano de Sonora.

Inauguración de nueva planta cementera de Holcim Apasco en el norteño estado mexicano de Sonora.

Tras tres años de construcción y una inversión de 400 millones de dólares, el grupo suizo del cemento inauguró en Sonora la séptima planta de la compañía en territorio mexicano.

En el país latinoamericano, la economía y la infraestructura crecen dos veces más rápido que en Europa. La nueva planta generará 600 empleos y fortalecerá la capacidad de producción del grupo, cuyos ingresos netos retrocedieron en 2010.

El proyecto surgió en Davos, en los entretelones del World Economic Forum (WEF) hace cuatro años.

En aquel momento la economía internacional vivía un periodo de estabilidad y bonanza. Y México –aunque enfrascado ya en una batalla contra dos de sus principales flagelos, la inseguridad y el narcotráfico- tenía frente a sí una atractiva expectativa de expansión económica.

El grupo suizo del cemento decidió pues dar luz verde a la construcción de una nueva planta en Sonora, en el norte del país, un proyecto al que destinaría 400 millones de francos suizos, unos 370 millones de francos suizos actuales, pero casi 500 millones de dólares en aquel periodo.

En 2009, el proyecto se enfrentó a la recesión económica internacional más severa en siete décadas, pero siguió su curso. Actualmente, la inseguridad y el crimen organizado siguen ahí, pero México mantiene también su promesa de rentabilidad. El PIB creció 5,5% en 2010 y la infraestructura avanza a tasas del 5% anual, en ambos casos, el doble de la velocidad que registran Europa y los principales países de la OCDE.

La planta de Hermosillo

Markus Akermann, director ejecutivo de Holcim Suiza, y el presidente mexicano, Felipe Calderón Hinojosa, inauguraron el pasado viernes (11.03) la séptima planta de producción de Holcim en México.

Instalaciones que permitirán al grupo aumentar su capacidad de producción en un millón 600.000 toneladas de cemento anuales, anunció Akermann y destacó la decisión que tomó la compañía de concluir este proyecto pese a la incertidumbre que generó la crisis económica internacional.

Desde Hermosillo, Sonora, el Presidente Calderón anunció que la nueva planta generará 600 empleos –directos e indirectos- y refirió que la construcción de la misma generó 10.000 empleos temporales.

“Las empresas que invirtieron en México en tiempos difíciles lo hicieron con visión de largo plazo y sabedoras de las grandes ventajas que tiene operar en México, un país cuya población es joven y que se encuentra en franco crecimiento”, refirió el mandatario, una visión que refrendó Akermann en su propio discurso.

Eduardo Kretschmer, director general de Holcim Apasco México, añadió por su parte que el grupo estima que la demanda de cemento “crecerá entre 4 y 5% anual en México” en los próximos años, explicada en gran medida por la infraestructura financiada por el sector público.

Economías emergentes, la tónica

Akermann reconoció durante su visita a México que el sector del cemento no vive su mejor momento en el mundo.

Concretamente, confirmó que el consumo de este insumo cayó sensiblemente en los países desarrollados entre 2007 y 2011.

A raíz de la crisis, citó, EEUU redujo su demanda de cemento alrededor de 45%, lo que contrasta con una demanda de materiales de construcción que repuntó alrededor 10% en India y China, y 5% en Latinoamérica.

“Sí queremos mantener nuestra posición de liderazgo en el mercado del cemento, debemos aumentar nuestra capacidad de producción”, apuntó y por ello el grupo suizo concentra esfuerzos en los mercados emergentes.

El directivo precisó que Holcim se ha propuesto aumentar su capacidad de producción en 30 millones de toneladas de cemento anuales antes del 2013, por el momento ha cumplido con dos tercios de este objetivo.

La nueva planta de México, como se dijo, aportará 1,6 millones de toneladas a esta meta.

Finanzas y construcción “verde”

El año pasado no fue el mejor ejercicio para el grupo helvético. Sus ingresos, según el Informe Anual 2010 entregado al mercado bursátil, reportó ventas netas por 21.653 millones de francos suizos, 2,5% por encima del 2009.

Sin embargo, los ingresos netos, es decir los que descuentan los gastos y pago de impuestos, totalizaron exclusivamente 1.621 millones de francos suizos, 17% menos que en 2009.

El 2011 debe convertirse pues, según las expectativas del grupo, en un año de inflexión.

Sobre la nueva planta mexicana, Holcim confirmó asimismo que tendrá un perfil “verde”.

Al respecto, Holcim confirmó que la planta garantiza una utilización óptima de la energía eléctrica y térmica, con un bajo consumo de agua.

Las oficinas administrativas, por ejemplo, aprovecharán la luz solar para la iluminación y la calefacción en tiempos de invierno, y serán enfriadas en verano - periodo en el que Sonora llega a registrar hasta 50 grados centígrados de temperatura- a través de un sistema que también echa mano de la propia energía solar.

Con respecto a la emisión de polvos contaminantes, una de las recriminaciones que son hechas con más frecuencia a las cementeras por parte de las comunidades y las ONGs, Holcim afirma que “se evitará en Hermosillo vía patios de almacenamiento de materiales cubiertos y con sistemas de eliminación que cumplen normas internacionales”.

Finalmente, y nuevamente, según el grupo, durante la preparación del terreno, se rescataron las especies vegetales de la zona para evitar estragar el ecosistema sonorense.

MÉXICO, CONSTRUCCIÓN SUSTENTABLE

México se convirtió en el país latinoamericano que más proyectos presentó para el concurso Premios Holcim para la Construcción Sustentable este 2011, con más de 100 propuestas.

Vía la Fundación Holcim para la Construcción Sustentable, se reparten premios por el equivalente a 2 millones de francos suizos. Los proyectos pueden presentarse hasta el 23 de marzo del 2011 y tras ser evaluados durante la primavera y el verano, el nombre de los ganadores se conocerá en octubre próximo.

El objetivo es multiplicar el número de proyectos de construcción internacionales con un enfoque “verde”.

Holcim es uno de los tres grupos cementeros más importantes del mundo junto con la francesa Lafarge, y el consorcio mexicano Cemex.

En México, Holcim Apasco produce cemento y agregados como grava y arena, para la industria de la construcción.

Actualmente, la capacidad de producción de este país suma 11,1 millones de toneladas anuales.

Además de tener presencia en México, Holcim opera en Latinoamérica en mercados como Colombia, Brasil, Argentina, Ecuador, Colombia o República Dominicana.

La Fundación Holcim es promotora de los premios llamados 'Holcim Awards' otorgados a proyectos de construcción sostenible que fomenta la innovación de soluciones arquitectónicas que respeten el medio ambiente.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×