Navigation

Suiza prevé un beneficio de 21 000 millones para 2020

Banco Nacional Suizo, en Berna Keystone / Peter Klaunzer

El Banco Nacional Suizo (BNS) espera registrar un beneficio anual de 21 000 millones de francos (23 000 millones de dólares) en el ejercicio de 2020, indicó este viernes. El aumento de los precios de las acciones aumentó el valor de sus inversiones en moneda extranjera.

Este contenido fue publicado el 08 enero 2021 - 08:44
Keystone-SDA/sb

El BNS obtuvo una ganancia de13 000 millones de francos de sus posiciones en moneda extranjera y una ganancia de valoración de 7 000 millones de las 1 040 toneladas de oro que posee, según cifras preliminares anunciadas en un comunicadoEnlace externo.

El beneficio del BNS fue inferior a los 48 900 millones de francos que registró en 2019, ya que un dólar debilitado redujo el nivel de beneficios cuando se tradujo a francos.

Sin embargo, el beneficio significa que el BNS puede distribuir 4 000 millones de francos al Gobierno y los cantones, el mismo nivel que el año pasado. También propuso un dividendo de 15 francos por acción, el máximo legal.

La distribución de utilidades está regulada por un convenio elaborado entre el Ministerio de Finanzas y el BNS. Para el período 2016-2020, la convención establece que se deben pagar al menos 1000 millones de francos a los cantones y al Gobierno cuando las reservas son positivas.

Reducción del valor del franco

Obtener ganancias no es parte del mandato del BNS, cuyo objetivo es la estabilidad de precios y el respaldo a la economía suiza en general.

Como parte de este objetivo, el banco central ha librado una larga campaña para reducir el valor del franco, que buscan los inversores en tiempos de incertidumbre geopolítica, pero cuya fortaleza pesa sobre la economía dependiente de las exportaciones.

Las ganancias han aumentado drásticamente desde 2008, algo que también se explica por la mayor actividad del BNS en los mercados de divisas e internacionales.

El valor de las posiciones en moneda extranjera y oro de Suiza aumentó durante la pandemia de coronavirus el año pasado, ya que los inversores buscaron refugios seguros como el oro y los mercados de valores se vieron impulsados por las bajas tasas de interés.

El banco central suizo se vio obligado a entrar en los mercados de divisas el año pasado para detener la apreciación del franco, ya que los inversores acudieron en masa en busca de seguridad en medio de los temores de una pandemia. Esto desencadenó una respuesta severa de la administración saliente de Donald Trump en EE. UU, que acusó a Suiza de "manipulación".

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.