Navigation

Tras los minaretes, los suizos prohíben el burka

El velo integral es utilizado por solamente unas 30 mujeres en Suiza, según un estudio. Keystone / Laurent Gillieron

Los suizos votan por la prohibición del burka y el niqab, siguiendo el ejemplo de Francia, Bélgica o Austria. La ciudadanía se pronunció en las urnas (51,2% de los sufragios) en favor de una iniciativa de la derecha. 

Los electores suizos votaron este domingo sobre tres temas:  dieron su "sí" a la prohibición de ocultarse el rostro y a un acuerdo de libre comercio con Indonesia y rechazaron una ley sobre la identidad digital.

Tras haber prohibido la construcción de minaretes en 2009, los ciudadanos suizos se pronunciaron este domingo contra el uso del burka y el niqab.

Contenido externo

Este resultado tan ajustado confirma el pronóstico de las últimas encuestas, atribuyendo una mayoría en favor, pero solamente por pocos puntos porcentuales. El texto debía obtener doble mayoría: del pueblo y de los cantones.

Un texto que ha reunido un amplio frente

Lanzado por el Comité de Egerkingen, formado por numerosos legisladores de la derecha conservadora y también en el origen de la iniciativa antiminaretes, el texto exige la prohibición de toda forma de ocultación del rostro en el espacio público. Se refiere tanto al burka y al niqab como a las capuchas de aquellos que irrumpen el orden en manifestaciones o partidos de futbol.

El comité impulsor de la iniciativa se congratula de la victoria de la iniciativa antiburka. Jean-Luc Addor, diputado de la Unión Democrática de Centro (UDC / derecha conservadora), saluda a "todas las personalidades de izquierda y musulmanas que se han atrevido a comprometerse con esta iniciativa liberadora para las mujeres".

Estima que el texto ha podido reunir un amplio frente que va mucho más allá de las filas de la UDC. “Algunos musulmanes han entendido que el niqab es una manifestación ostentosa del Islam radical".

Algunas feministas y musulmanas liberales se habían pronunciado a favor de la prohibición del burka. Sin embargo, a excepción de la UDC, todos los partidos, desde la izquierda hasta el centro, estaban en contra.

Los partidarios de la iniciativa creen que la prohibición de ocultar el rostro ayuda a prevenir los atentados terroristas y otras formas de violencia. Dicen que quieren garantizar la libertad, la igualdad y la seguridad para todos.

Por el contrario, los opositores al texto consideran que una prohibición de este tipo en toda Suiza era innecesaria, perjudicial para el turismo e incoherente con la división de competencias entre las autoridades federales y cantonales.

Para combatir la iniciativa, el Gobierno y las Cámaras Federales habían elaborado una contrapropuesta indirecta, que hubiera entrado en vigor si la iniciativa  hubiera sido rechazada. Establecía la obligación de mostrar el rostro para efectos de identificación, por ejemplo en las administraciones o en el transporte público.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.