Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El Lago de los cisnes en la Ópera de Zúrich

Natalia Ledovskaya con el conjunto femenino del Ballet de Zúrich.

(Opernhaus ZH)

Una iluminación magnífica y la no menos buena actuación de la Orquesta de la Ópera de Zúrich destacan la belleza simple de la coreografía del suizo Heinz Spoerli y la destreza de sus bailarines.

El Ballet de la Ópera de Zúrich ha recogido multitud de aplausos con este clásico de la danza ý su éxito se avala con llenos completos en sus presentaciones.

Una visita casi obligada en Zúrich es la de la Casa de la Ópera, la Opernhaus, en una de las esquinas de esta ciudad suiza.

La Ópera de Zúrich, reconocida a escala internacional, es escenario anualmente de unas 300 presentaciones artísticas de alto nivel.

Construida en 1891, esta edificación posee su propia orquesta y ballet; y justamente el ensembe de la Opernhaus fue el encargado de representar el Lago de los cisnes, con la coreografía del basilense, Heinz Spoerli, quien dirige desde 1996 al ballet de la casa.

Un siglo después

El suizo presenta su nueva versión del ballet retomando la coreografía de Lew Iwanow y Marius Petipa, concebida hace 110 años para la música de Peter. I. Tschaikowski.

En el centro de la coreografía de Spoerli se observan movimientos claros y muy alejados de trucos pomposos.

Una simplicidad que enaltece el arte de la danza neoclásica impulsado por este director, a quien poco gustan los ornamentos innecesarios.

El mismo define su ocupación como la de un hacedor de la danza, "una denominación que muestra mi pasión, mi motivación y mis creaciones sin adornos".

Moderado y fino

Es la tercera ocasión que Spoerli se confronta al reto de "recrear" el Lago de los cisnes (anteriormente lo hizo en Basilea y Dusseldorf). Y, esta vez, lo presenta destacando, justamente, su espíritu moderado, fino.

Para el público resulta un regalo a la mirada y su júbilo bien lo expresa con su aplauso en el escenario de Zúrich, que desde hace tres décadas no veía pasar al famoso Lago de los cisnes.

La mirada se centra en la virtuosidad de los bailarines del ballet que destacan en sus movimientos por la bella iluminación de Martin Gebhardt.

La estrella de la noche es Natalia Ledovskaja, quien interpreta a Odette y a Odile mostrándonos una perfección con orígenes de la escuela rusa.

Excelente interpretación musical

Pero la dinámica y profesionalismo del ensemble de Zúrich no quedan atrás cuando los 20 cisnes-bailarinas aparecen con perfecta coordinación y gran nivel técnico, descubriendo el secreto de su encanto al príncipe Sigfrido, interpretado por Stanislav Jermakov.

Otra cualidad de Spoerli en esta representación es el saber unir al propio Ballet de la casa y su compañía junior, dos niveles distintos, pero con la misma inclinación por la precisión del movimiento.

En total, 57 bailarines aparecen en escena, respaldados por la destreza interpretativa de la Orquesta de la Ópera, dirigida por el ruso Vladimir Fedoseyev.

El Lago de los cisnes aún se presenta en la Opernhaus este viernes y la próxima semana.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

La coreografía del Lago de los cisnes de Heinz Spoerli para el Ballet de la Ópera de Zúrich se basa en la creada en 1895 por Lew Iwanow y Marius Petipa.

Una coreografía realizada hace 110 años y que sacó del olvido al primero de los tres ballets de Peter I. Tschaikowski, estrenado sin éxito en el Bolshoi de Moscú en 1877 con una coreografía de Julius Reisinger.

Las presentaciones de El Lago de los cisnes en la Ópera de Zúrich se suceden hasta el 24 de noviembre.

Hacia 30 años que este escenario no presentaba esta obra inspirada en la música de Tschaikowski (1840 – 1893).

Fin del recuadro

Contexto

Heinz Spoerli es el director del Ballet de la Ópera de Zúrich.

Nació en Basilea, Suiza, en 1940.

Es hacedor de la danza, como él mismo se denomina, desde 1967, cuando bailaba para el Royal Winnipeg Ballet en Canadá.

Su historia en la coreografía inició ya en 1971, en el Teatro de Ginebra.

Un año después presentó su primer ballet 'Le Chemin'.

A los 30 años ocupó la dirección del Ballet de Basilea en donde permaneció por 17 años, convirtiendo a esa compañía en una de las principales en Europa.

Tras una exitosa parada como coreógrafo y salvador del Ballet de la Ópera germana en Dusseldorf, Alemania, volvió a su tierra natal para ocuparse de la dirección del principal ballet del país, el de la Ópera de Zúrich.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×