Navigation

Trabajar en Suiza

Por qué Suiza necesita mano de obra extranjera

Este contenido fue publicado el 04 agosto 2021 - 12:04
swissinfo, Reto Gysi von Wartburg, Jessica Davis Plüss, Paula Troxler (illustration)

Suiza es un lugar atractivo para trabajar y el país necesita especialistas. Pero los permisos de trabajo pueden ser difíciles de obtener.

Como país pequeño con muchas grandes empresas multinacionales, Suiza depende en gran medida del talento cualificado del extranjero. Según la Oficina Federal de Estadística, casi un tercio de la mano de obra no tiene pasaporte helvético.

Sin embargo, en la última década ha aumentado la presión para restringir el número de extranjeros que pueden laborar en el país. A los sindicatos les preocupa que un mayor número de trabajadores procedentes del exterior ejerza una presión a la baja sobre los salarios y cree una mayor competencia por los empleos. Algunos grupos de derecha ven las restricciones a los trabajadores foráneos como parte de un movimiento más amplio para limitar la afluencia de extranjeros.

“No queremos que Suiza acabe con una población de 10 millones”, afirma el presidente de la Unión Democrática de Centro (UDC/derecha conservadora), Albert Rösti. 

En virtud del Acuerdo sobre la Libre Circulación de Personas con la Unión Europea, los trabajadores de la UE y de los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) tienen un acceso más fácil al mercado laboral suizo. La situación de las personas procedentes de los llamados terceros países, como Estados Unidos, China e India, es diferente.

Después de que los votantes suizos aprobaran por escaso margen una iniciativa para limitar la inmigración masiva en 2014, se reintrodujeron cuotas para los nacionales de terceros países. Cada año hay unos 8 500 permisos de residencia y de corta duración para nacionales de países no pertenecientes a la UE o a la AELC, que se distribuyen entre los cantones. Las empresas que solicitan estos permisos deben demostrar que no han podido encontrar a nadie de Suiza o de la región más amplia de la UE/AELC con las cualificaciones requeridas.

Más estudios demuestran que en Suiza faltan trabajadores cualificados, sobre todo en campos como la ingeniería, la informática y la tecnología médica. Un estudio realizado por economistas del banco UBS estima que Suiza tendrá un déficit de cientos de miles de trabajadores dentro de 10 años. Algunos políticos también sostienen que, sin un acceso fácil a los mejores talentos, las empresas se alejarán de Suiza como lugar para hacer negocios

Mientras tanto, Suiza sigue siendo uno de los lugares más atractivos para trabajar gracias a los altos salarios y las buenas condiciones laborales. Muchos graduados extranjeros de universidades suizas con las habilidades que el país necesita luchan por encontrar empleadores dispuestos a pasar por el proceso de solicitar un permiso de residencia sin una garantía de que será exitoso.

“Como consecuencia de esta normativa, la economía pierde cada año casi 3 000 especialistas muy solicitados”, lamenta Rudolf Minsch, economista jefe de economiesuisse

A pesar de la baja tasa de desempleo en comparación con el resto del mundo, la modificación del actual sistema de cuotas sigue siendo políticamente controvertida. 

Sin embargo, las perspectivas cambian lentamente en el país. En 2020, los votantes suizos rechazaron una propuesta de la derecha para suprimir el Acuerdo de Libre Circulación de Personas con la UE, manteniendo así el acceso preferente de Suiza a los talentos en Europa.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.