Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Espionaje Los celulares suizos, fáciles de piratear

Todas las conversaciones son vulnerables, sean los SMS enviados por un banco con códigos confidenciales o discusiones de negocios previas a la firma de un contrato.

(RTS-SWI)

Se han descubierto fallas de seguridad en las redes móviles de muchos países occidentales. En Suiza los teléfonos también pueden ser fácilmente pirateados, como lo prueba una investigación de la Radio Televisión Suiza (RTS)

Manon Schick está en contacto regular con disidentes políticos de diversas regiones del mundo sobre temas delicados. Para la investigación de la RTS, la responsable de la sección suiza de Amnistía Internacional aceptó ser objeto de una tentativa de piratería a condición de disponer de un nuevo aparato para garantizar que todas las personas en contacto con ese número estuvieran informadas durante la prueba.

La tarea fue encomendada a Luca Malette, especialista en ciberseguridad radicado en Berlín. Sus investigaciones principales las realiza sobre el sistema de señalización por canal común número 7, SS7, que conecta a todos los operadores de comunicación. A partir de ese sistema, un pirata puede acceder a cualquier red móvil del planeta si la misma está mal protegida.

Para intentar poner bajo control el nuevo teléfono de Manon Schick el especialista disponía solamente de su número telefónico, perteneciente al operador Salt.

Reportaje de la RTS (en francés)

Reportaje de la RTS (en francés)

"Salt no introdujo un sistema de protección. Es la situación típica de un operador que no ha visto aún el problema"

Luca Malette, especialista en ciberseguridad

Fin del recuadro

"El operador Salt no introdujo un sistema de protección. Es posible seguir un teléfono e interceptar las llamadas. Es la situación típica de un operador que no ha visto aún el problema”, explica el experto.

Contactada, la empresa reconoce que hay problemas. “Salt contempla actualizar sus diversos instrumentos de seguridad en el curso de los próximos meses y llenar las lagunas por las cuales nuestro dispositivo actual no ofrecería una solución completa”, señala su portavoz.

Durante la semana de las pruebas, teléfonos de Swisscom y de Sunrise también fueron pirateados. Cuentan con redes mejor protegidas y para piratear sus redes sería necesario emplear útiles suplementarios.

De todas formas, cualquier ciudadano suizo puede ser pirateado. Todas las conversaciones son vulnerables, desde los SMS enviados por un banco con códigos confidenciales hasta las discusiones de negocios previos a la firma de un contrato.  

Suiza, centro de distribución de material de vigilancia

La investigación de la RTS señaló, además, otro fenómeno: la venta de material de escucha telefónica por parte de empresas establecidas en Suiza hacia países gobernados de forma autoritaria, tales como China, Pakistán o Turquía. Los montos de dichas transacciones alcanzan millones de francos.

La anterior es una situación criticada por la sección suiza de Amnistía Internacional. “No es un negocio como cualquier otro (…) Suiza tiene un rol a jugar y podría mostrar el ejemplo frenando el envío de materiales de vigilancia a Estados que, se sabe, los utilizan para cometer violaciones de derechos humanos”, señala Manon Schick.


Traducido del francés por Sergio Ferrari, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes