Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Medicamentos COVID-19: Suiza reserva 300 millones de francos para vacuna

Una persona vacuna a otra

El Gobierno suizo ha encomendado al Ministerio de Defensa negociar contratos para la adquisición de la vacuna contra el coronavirus.

(Oxford University)

El Gobierno suizo reserva fondos para adquirir suficientes dosis de una vacuna contra la COVID-19 para los 8,6 millones de habitantes del país.

“El objetivo es claro: la población suiza debe tener el acceso más rápido posible a una vacuna segura y eficaz”, afirmó el ministro de Salud, Alain Berset, en conferencia de prensa este miércoles. Añadió que todos los países deberían tener un acceso justo a una vacuna.

El Gobierno ha encargado al Ministerio de Defensa la negociación de contratos con los fabricantes para asegurar una vacuna contra el COVID-19 y estima en 300 millones de francos el costo de las dosis suficientes para todos en el país. Es muy probable que esa cantidad se cubra con los fondos existentes para la respuesta al coronavirus.

Neuer Inhalt

Suscripción a la Newsletter

¿Desea recibir las últimas noticias de Suiza? Suscríbase a nuestra Newsetter

El anuncio se produce en medio de temores de que algunos países puedan quedar fuera cuando finalmente se apruebe y produzca una vacuna.

La inmunidad de la población suiza, al igual que en otros países, será muy baja tras la primera oleada de la pandemia de coronavirus. “En consecuencia, la demanda mundial de vacunas será alta”, señaló el Gobierno en un comunicadoEnlace externo.

Cada vez es más preocupante que algunos países, entre ellos Estados Unidos, traten de acaparar una vacuna exitosa, ya que es poco probable que la capacidad de fabricación satisfaga la demanda.

A principios de esta semana, hubo informes de que EE UU recibiría las primeras dosis de una posible vacuna desarrollada por la empresa estadounidense Moderna, a pesar de que los ingredientes son fabricados por la empresa suiza Lonza.

Berset indicó que el Gobierno está en contacto con Lonza, así como con otros fabricantes de vacunas, pero que hay más de 100 proyectos en curso, incluidos algunos en Suiza, lo que hace difícil saber qué esfuerzos tendrán éxito al final.

“No es una cuestión de dinero”, dijo Berset.

Señaló que ningún país fabrica una vacuna de principio a fin, sino que las partes se producen a menudo en muchos lugares diferentes. En última instancia, los países están interesados en una vacuna terminada, no en un producto preliminar, lo que no facilita las negociaciones, según la declaración del Gobierno.

Por su parte, el jefe de enfermedades infecciosas de la Oficina Federal de Salud Pública, Daniel Koch, explicó que no es la primera vez que Suiza intenta asegurar o reservar una vacuna. “En todo el mundo siempre es el mismo principio. Se negocia con los fabricantes de vacunas siempre que es posible”, dijo.

Koch añadió que, a través de sus contratos con los países, los fabricantes se aseguran de que no sea un solo país el que reciba toda la vacuna y que los demás países no reciban nada. Añadió que Suiza también trabaja con la Organización Mundial de la Salud para asegurar un acceso justo.

“Esto funcionó bien durante las vacunas para otras pandemias y confío en que esta vez también será así”, dijo a la prensa.

Keystone-SDA/RTS/jdp

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Contenido externo

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes