Navigation

Skiplink navigation

Periodista iraquí en exilio: 'Casi soy parte de la sociedad suiza'

Esta periodista iraquí huyó a Suiza y desde Ginebra habla de su vida anterior en Bagdad y de por qué su vida actual es, a veces, en solitario.

Este contenido fue publicado el 21 noviembre 2020 - 11:00

Thikra Mohammed Nader conoce la guerra. Ha vivido tres en Irak y una en el Líbano.  

Ahora exiliada en Suiza, la galardonada escritora iraquí se reunió con nosotros en un parque de Ginebra para hablar de su nueva vida aquí y de sus recuerdos en su país natal.  

Nader, nativa de Bagdad, trabajó allí como periodista durante un cuarto de siglo. Huyó a Suiza en 2006. Hace décadas, fue honrada por el gobierno iraquí por su trabajo y fue una de las primeras periodistas sobre el terreno de la guerra entre Irán e Irak en 1980.

Sin embargo, a lo largo de su carrera, y especialmente tras la llegada de las tropas estadounidenses a Irak en 2003, fue objeto de ataques y amenazas por sus escritos, que contenían ideas contrarias al programa del régimen gobernante y de varios grupos fundamentalistas poderosos.

En Suiza, dice que ha encontrado un lugar donde puede vivir "como un ser humano". Alaba la "impresionante naturaleza del país, su seguridad y todo lo que ofrece".

Pero ella no rehúye abordar las dificultades de una vida en el exilio. No ha podido reestablecerse como periodista debido a las dificultades para aprender un idioma suizo al nivel de escritura para ser lo que ella ha sido por años, una comunicadora. Como resultado, ha sentido una profunda sensación de aislamiento.  

Ella expresa estos sentimientos en los poemas que escribe sobre su vida en Ginebra. En ellos, hay mucha nostalgia por su anterior vida en Bagdad y la alienación que experimenta hoy en día en Suiza como extranjera.  

"Un día normal" de Thikra Mohammed Nader

No parece ser una mala idea

Si desperdicié mi vida esperándote,

buscando a quien se pareciera a ti.

El café está lleno de ellos,

de los que no te conocen.

El café está lleno de ellos.

No estoy aquí.

No estás aquí.

No eres sólo un pedazo del pasado

Entonces, ¿cómo es que estás aquí ahora?

¿Viviendo en mi pasado, y en mi ahora?

Algo se despierta en mí

se eleva de mis recuerdos

pero se ahoga de nuevo como las perlas

en las profundidades del mar;

así lo hacen también mis penas,

mis historias más queridas...

esto es mi cotidiano.

End of insertion

Thikra Mohammed Nader se niega a llamarse poeta, pero dice sobre su escritura: "siento la situación y escribo sobre ella a mi manera".

Además de su trabajo para las estaciones de televisión y los periódicos iraquíes, Nader ha escrito un libro sobre la historia de Irak, así como una colección de cuentos.

Mirando a su vida anterior, Nader comenta que lo que más echa de menos son las tardes que pasaba con sus compañeros periodistas, escritores y poetas. Lamentó estar lejos de "mi fuente de inspiración: los asuntos de mi patria y mi comunidad", indica. (Ver vídeo con parte de nuestra conversación).

Una cosa no ha cambiado: incluso después de 14 años en el exilio en Suiza: la periodista sigue siendo objeto de ataques en línea que incluyen amenazas a su vida, debido a su participación activa en Twitter, donde comenta libremente sobre la turbulenta política de Irak.

Nader es una de las y los miles de iraquíes que han pedido asilo en Suiza. Actualmente, unos 3.000 ciudadanos iraquíes están en proceso de asilo en el país alpino, y otros 2.500 han recibido el estatus de refugiados, según la Oficina Federal de Migración. Eso hace que los iraquíes sean la quinta mayor población de solicitantes de asilo en Suiza, después de los afganos, eritreos, sirios y somalíes.

Una periodista con décadas de experiencia, cuyas ideas y análisis pueden ser agudos. Las amenazas en línea como reacción a sus escritos sirven como un recordatorio de que no puede volver a su país de origen.  

"Irak es lo que queda de él en mis recuerdos. Mis recuerdos y sueños se han fundido con su historia y mis aspiraciones para su futuro..."  

Compartir este artículo