Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Para entender mejor a los inmigrantes en Suiza

Clase especial para los niños albanokosovares refugiados en Zúrich, a quienes no resulta sencillo integrarse a la escuela en Suiza.

(Keystone)

Las autoridades de Suiza quieren que la comunidad extranjera se integre a la sociedad de acogida, pero el proceso no es unilateral.

Berna ha publicado cuatro folletos que buscan terminar con los clichés establecidos en contra de los extranjeros provenientes de Turquía, Portugal, Somalia y Eritrea; y favorecer de este modo una mayor comprensión de su situación.

Mario Gattiker, vicedirector de la Oficina Federal de Migración describe este tipo de estereotipos dirigidos a los inmigrantes de este modo:

“Los portugueses trabajan en la construcción y en los restaurantes, los turcos tienen puestos de Kebab, los kosovares de origen albanés tienen una imagen que deben mejorar y de los refugiados de Eritrea y Somalia se sabe tan poco que no pueden aún ser clasificados”.

Para la tarea integrativa, estos clichés no ayudan. Por eso hubo la necesidad de hacer cuatro investigaciones.

Necesidad de conocimientos

La Oficina Federal de Migración presentó cuatro manuales que intentan describir una realidad mutifacética de las personas que viven aquí llegadas de Turquía, Portugal, Somalia y Eritrea.

Estos documentos, indica Gattiker, buscan aportar mayor comprensión para la población suiza sobre estos grupos de extranjeros, puesto que las autoridades federales tienen por tarea la de informar sobre estas comunidades.

Muchos suizos- vecinos, colegas de trabajo y especialistas- querían saber más a profundidad sobre la cultura, origen, condición social y económica de estos nuevos grupos migratorios. Ya en 2007 se realizó un estudio sobre la diáspora de Sri Lanka en Suiza.

Los cuatro nuevos estudios transmiten de modo comprensible información que ayuda a las relaciones con los inmigrantes en la vida diaria:

“Cuando una maestra tiene por primera vez un alumno de origen somalí; o un médico, a un paciente de Kosovo, la información concentrada en los folletos puede serle de utilidad”, indica, como ejemplo, Gattiker.

Pero estos estudios no reflejan una visión oficial. Son sondeos realizados bajo el método científico que muestran la perspectiva tanto de los expertos como de los propios concernidos en el estudio.

Deseo de integración

“La comunidad kosovar saluda gustosa este estudio, pues con frecuencia resultamos incomprendidos”, señala el politólogo Bashim Iseni. La mayoría de los kosovares están muy motivados en su proceso de integración. No obstante, esta comunidad ha sido percibida de modo negativo en los últimos tiempos, pese a que mucha gente de Kosovo vive desde hace varias décadas en Suiza.

Prevalecen casos de discriminación en escuelas y en el mundo laboral que dificultan su integración.

Es un hecho que los jóvenes albanokosovares, en comparación con los suizos, son perjudicados a la hora de elegir candidatos en ocupar las plazas de prácticas de oficios en las empresas que ofrecen estos espacios. Esto conlleva a la resignación y al sentimiento de no ser aceptados, lo que puede desembocar en reacciones violentas, advierte la investigación.

Desempleo

Los hombres de Somalia y Eritrea tienen muchos problemas en el mercado laboral helvético. Si resultan ser las esposas de ellos las que obtienen un empleo y ofrecen el sustento familiar, entonces aparecen dificultades dentro del hogar: El orden de valores se invierte, explica la somalí Hawa Duale Fritsche.

La marginación conduce en parte a que estos hombres somalíes reflexionen sobre los valores tradicionales y se vuelvan, en ciertos aspectos, más conservadores. Hawa Dualte observa también modificaciones, como la de rechazar la mutilación genital femenina, gracias a los esfuerzos de sensibilización existentes entre las redes de inmigrantes concernidas. El uso del velo para la mujer es un tema candente. “Una prohibición conllevaría a grandes problemas, a pesar de que muchas madres no quieren que sus hijas asistan a la escuela con el velo”.

Hambre de formación

Estos grupos de inmigrantes tienen el deseo común de que sus hijos tengan una buena formación escolar.

En especial, los inmigrantes provenientes de Kosovo y Somalia tienen dificultades para impulsar a sus hijos en la escuela, debido a sus propias deficiencias de educación. Los estudios presentados apuntan que estos grupos deben ser apoyados de mejor manera antes de que se produzcan los problemas escolares con sus hijos.

En ese sentido, los inmigrantes y sus asociaciones se muestran activos para cubrir estas lagunas. Yohannes Berhane de Eritrea ha organizado, por ejemplo, varias mesas redondas con los padres de familia. “Para los niños es importante que sus progenitores, y especialmente el padre, conozcan el sistema escolar local”, indica Berhane. “Nosotros, adultos, también queremos aprender. En algunas comunas no hay la oferta suficiente para aprender el idioma local”, lamenta Hawa Duale Fritsche.

Los manuales informan también de las prestaciones de ayuda al respecto. “Queda el deseo de que estos folletos sean traducidos en somalí o inglés, para que los grupos concernidos puedan aprovechar esta recopilación de informaciones”, considera Christine Müller de la Ayuda Suiza para los Refugiados, y quien participó en la realización de estos manuales.

Viera Malach, swissinfo e Infosud
(Traducción: Patricia Islas)

Sobre los 4 grupos de inmigrantes analizados

Los inmigrantes de Portugal, de Turquía y de Kosovo pertenecen a los diez grupos principales de la inmigración actual helvética.

Los portugueses –que después de los italianos y los alemanes son el tercer grupo de extranjeros por su número en Suiza- es el ejemplo típico de la inmigración laboral en este país. Significativa es la cuota de retorno a su país de este grupo de inmigrantes, (70%), indica la Oficina Federal de Migración.

Los inmigrantes de Turquía están en sexta posición por su dimensión en el espectro de la población extranjera en Suiza. Muchos de ellos emprenden trabajos de modo independiente.

La inmigración proveniente de Kosovo ha acrecentado su interés por las cuestiones de integración.

Las personas provenientes de Eritrea (50% de ellos, cristianos) y de Somalia (90% musulmanes) tienen muy poco en común en lo que respeta a los aspectos idiomáticos, culturales y religiosos. No obstante, integran un folleto en común debido a que les une el factor de ser la actual ola de inmigrantes que lleva a Suiza en busca de asilo.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes