Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ginebra internacional El desafío de proyectar Ginebra al mundo

La ‘Silla Rota’ (Broken Chair), escultura del artista suizo Daniel Berset, delante del Palacio de las Naciones en Ginebra. ¿Necesita también la ciudad pulir su imagen?

La ‘Silla Rota’ (Broken Chair), escultura del artista suizo Daniel Berset, delante del Palacio de las Naciones en Ginebra. ¿Necesita también la ciudad pulir su imagen?

(Keystone)

¿La ciudad de Calvino es más conocida por ser sede de organismos internacionales y conversaciones de paz o por el rol que juega en la corrupción global y los escándalos de evasión fiscal?

“Para mucha gente, la llamada Ginebra Internacional es sinónimo de una gran corrupción”, afirmó Jamil Chade, corresponsal del periódico brasileño ‘O Estado do São Paulo’, durante un debate entre periodistas celebrado en el Club Suizo de la Prensa. El objetivo central era discutir cuál es la mejor forma de informar sobre la comunidad internacional de Ginebra.

En el pasado, la ciudad de Calvino ha sido noticia de portada por casos de blanqueo de dinero y escándalos de corrupción, a menudo en relación con cuentas bancarias ilícitas, o con propiedades de personas políticamente expuestas (PEP), como el exdictador haitiano Jean-Claude ‘Baby Doc’ Duvalier o el expresidente de la República Democrática del Congo, Mobutu Sese Seko.

Y más recientemente, se conocieron los casos del robo de datos sensibles de clientes del HSBC de Ginebra o la filtración sobre una cuenta no declarada del exministro de Presupuesto de Francia, Jérôme Cahuzac.

Chade considera que alrededor del 80% de la información que se envía sobre Ginebra está vinculada a noticias de corrupción. La misión de este periodista, concretamente, es investigar las actividades financieras ilícitas realizadas por personalidades de América Latina.

Hace poco cubrió el escándalo Odebrecht, que relaciona a diversos países latinoamericanos con fondos presuntamente depositados en la banca suiza.

Delphine Dezempte, analista senior de Alaco, firma de inteligencia empresarial que investiga el perfil de la gente (algunos de ellos, personajes públicos), confesó a swissinfo.ch que ella tiene la misma impresión que Chade.

Falta transparencia

"Si bien Ginebra se esfuerza por promover iniciativas internacionales, la ciudad aún es una jurisdicción opaca. Ginebra no es la mejor embajadora de la transparencia en los registros corporativos, litigios o regímenes fiscales”, expresó Dezempte.

Instituciones financieras suizas y firmas comercializadoras de materias primas suelen contratar a la consultora Dezempte por para investigar a sus clientes potenciales con objeto de cumplir con los requerimientos del protocolo conocido como "Conozca a sus clientes (Know Your Client-KYC)".

La especialista destacó la falta de transparencia que existe actualmente en el largo proceso que debe seguirse en los bancos ginebrinos hasta poder congelar los activos de un PEP (esto incluye los casos de dictadores como el libio Muamar el Gadafi, o del tunecino Zine El Abidine Ben Ali).

"Esto contrasta con la imagen que Ginebra desea proyectar de ciudad internacional que da la bienvenida a la gente de industrias de todo el mundo”, dijo.

Y Ginebra también quiere proyectarse –esfuerzo en el que trabajan las autoridades suizas y la propia ciudad– como un sitio que permite resolver las disputas entre gobiernos porque esto es rentable.

Conversaciones de paz, convienen a la economía

Docenas de organismos internacionales, cientos de misiones permanentes y múltiples oenegés tienen su sede en Ginebra, ciudad que ha sido anfitriona de múltiples conversaciones de paz a lo largo del tiempo.

Las autoridades tienen sólidos incentivos económicos para que dichas negociaciones y entidades sigan en Ginebra.

Un estudio de la Universidad de Ginebra reveló que, en 2012, los organismos internacionales, oenegés, misiones y consulados gastaron alrededor de 3 300 millones de francos suizosEnlace externo en este cantón. Y además generan uno de cada 10 empleos.

Por ello, algunos consideran vital promoverla como una ciudad internacional.

Según Olivier Coutau, representante del gobierno ginebrino de la Ginebra Internacional, “el nombre da un sentido de comunidad a todos los actores internacionales que se esfuerzan por construir un mundo mejor y que están basados en esta ciudad. Si estos actores sienten que pertenecen a la misma comunidad, la cooperación entre ellos se facilita. Cuanto más cooperen todos los involucrados, más recursos compartirán, más eficientes serán y más fuerza darán a la Ginebra Internacional”.

La población local, excluida

Pero las autoridades no solo tienen que luchar contra el mundo exterior para convencerlo de la preminencia de la Ginebra global. También deben contrarrestar las críticas de la población local que padece los efectos negativos de la imagen internacional de la ciudad. Los habitantes afirman que la delincuencia ha crecido y consideran injusto que los empleados de los organismos internacionales estén exentos del pago de impuestos.

De ahí que Presencia Suiza, un organismo del gobierno federal encargado de la proyección internacional de Suiza, colaboró recientemente con las Naciones Unidas en Ginebra en la aplicación de un programa destinado a promover el trabajo de la comunidad internacional en el entorno ginebrino.

El llamado Proyecto de Cambio de PercepciónEnlace externo incluye programas con estudiantes, iniciativas con hospitales locales e, incluso, un libro ilustrado que explica cómo las agencias de Ginebra están relacionadas con el cumplimiento de los Objetivos y Metas de Desarrollo Sostenible de la ONUEnlace externo (ODS).

Aziyadé Poltier-Mutal, jefa del Proyecto de Cambio de Percepción, asegura que este esfuerzo abre la oportunidad a cambiar la narrativa que rodea a Ginebra, ofreciendo una perspectiva diferente a la visión –a veces corta de miras– de la prensa sobre el trabajo de la ONU en esta ciudad suiza.

Pero Nicolas Bideau, embajador y director de Presencia Suiza, admite que promover la Ginebra Internacional es una tarea compleja.

Impacto global de la ciudad

Según la recopilación de las noticias sobre Suiza que hace Presencia suiza, la prensa extranjera centra sus publicaciones en las conversaciones o decisiones que se toman en Ginebra –como el programa nuclear iraní o las negociaciones de paz sirias–, y no en el sitio en el que esto sucedió.

"La Ginebra Internacional no se percibe como tal en el extranjero. De ahí que haya mucho trabajo por hacer para reforzar la imagen internacional de la ciudad. No queremos que las organizaciones abandonen Ginebra", refiere.

Este año, Presencia Suiza promoverá la ciudad de Ginebra en la Expo Mundial 2017, que se celebrará en Astana (Kazajistán). El objetivo es destacar el papel de la ciudad en la tarea de apoyar y cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

"Tenemos un problema de imagen. La mayoría de la gente no se da cuenta de lo importante que es Ginebra para la estabilidad del mundo ", añade.

Presencia Suiza trabaja además con los bancos, ya que algunas de las transacciones realizadas por la plaza financiera ginebrina –después de Zúrich, la segunda más importante de Suiza– han protagonizado noticias negativas en la prensa internacional.

Cambiando las reglas del juego

Para Bideau, las reglas del juego cambiaron en años recientes al abolirse el secreto bancario y sumarse Suiza a los países que aceptaron el intercambio automático de información con fines fiscales.

Pero Dezempte no está convencida de que estas decisiones sean suficientes para mejorar la imagen de Ginebra en el extranjero. “Todavía hay muchas cosas opacas en su pasado”, dice.

De regreso al Club de la Prensa, algunos periodistas afirman que el posicionamiento de Ginebra como marca internacional tendría más impacto si la prensa tuviera acceso a las grandes conferencias y conversaciones de paz que se celebran en la ciudad.

Para otros, como Philippe Mottaz, exdirector de informativos de la cadena pública suiza en francés RTS, siempre existirán las dos caras de la moneda: “Tenemos que aceptar una Ginebra Internacional con contradicciones. Una donde el gigante tabacalero japonés JTI y la Organización Mundial de la Salud tienen sus oficinas centrales”.

¿Qué es lo primero que le viene a la mente cuando oye hablar de Ginebra? Escríbanos. Su opinión nos interesa

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo


Traducción del inglés: Andrea Ornelas

×